Martes, 11 de agosto de 2015

EL MUNDO SE PREPARA PARA LA GUERRA - AVISO DE SANTA MARÍA VÍRGEN

Os traemos un nuevo mensaje, con el objeto de que lo analiceis, nunca para asustar, ni mucho menos para enturviar el ambiente, sino para que podaís distinguir los signos de los tiempos.

¡HIJITOS, ORAD POR LOS GOBERNANTES DE LAS GRANDES NACIONES, PORQUE ESTÁN PREPARÁNDOSE PARA LA GUERRA!

 

AGOSTO 5 DE 2015 – 1:35 P.M.

 

LLAMADO URGENTE DE MARÍA SANTIFICADORA A LOS HIJOS DE DIOS

 

Hijitos de mi corazón, que la paz de Dios esté con todos vosotros y mi manto maternal os proteja.

 

Hijitos, orad por los gobernantes de las grandes naciones, porque están preparándose para la guerra. Tienen todo planeado para exterminar gran parte de la humanidad; de modo que les sea más fácil someter a las naciones luego de que pase la guerra; quieren dar inicio al Nuevo Orden Mundial que sería el gobierno del Anticristo.

 

La guerra que está por venir afectará a todas las naciones pasiva o activamente; los países aliados de las grandes potencias enviarán sus mejores guerreros y provisiones para sostener a las naciones en conflicto. Los ejércitos de las naciones tercermundistas irán al frente y serán sus valientes los primeros en caer.

 

Hijitos, los gobernantes de las grandes naciones tienen planificado disminuir gran parte de la población mundial, especialmente la población de las naciones menos desarrolladas, con el fin de someterlas y expandir sus territorios. Preparaos Pueblo de Dios, porque se acercan los días en que las naciones marcharán a la guerra y la creación de mi Padre gemirá de dolor, por el estallido de las bombas, el caos y la muerte.

 

¡Carestía, carestía y desabastecimiento de alimentos, vienen para los habitantes de la tierra!. La guerra traerá desolación, no habrá que comer, porque todos los víveres y alimentos de vuestras naciones se irán para sostener a las naciones en conflicto. ¡Oh, qué dolor siente mi Corazón de Madre al ver que se acerca la Guerra!; vuestros hijos, madres, partirán y quizás no volverán. ¡Oh madres desoladas, acompañadme, porque Yo también caminaré con vosotras por el desierto!. Mi Hijo será traicionado y entregado nuevamente en manos de malvados.

Hijitos, orad por la Iglesia de mi Hijo, porque se le está acercando la hora de la amargura. La guerra, el cisma y la hecatombe financiera, vienen de la mano. Los enemigos de la Iglesia de mi Hijo, ya se disponen a allanar el camino del ser de iniquidad; en medio del caos y el conflicto aparecerá mi adversario como el gran salvador de las naciones. El gran engañador, el usurpador, el falsificador, ya tiene todo listo y planeado para hacer su aparición. Es hora hijitos que comencéis a sellar con la Sangre de mi Hijo, todos los aparatos por donde pueda verse o filtrarse la voz de mi adversario; el día de su declaración universal ya está señalado. Es hora también hijitos de ir guardando las provisiones y de hacer bendecir: Agua, sal y aceite, para el combate espiritual. Vuestra Armadura debéis tener puesta de día y de noche y aceitada con la oración y no olvidéis llevar en vuestras manos el poder de mi Santo Rosario.

 

Os aviso con anticipación hijitos para que nada os coja por sorpresa; os recuerdo nuevamente que cuando mi adversario vaya a hacer su declaración, debéis de desconectar todos los aparatos por donde pueda verse o filtrarse su voz; acordaos que es la antigua serpiente y tiene poder de seducción en su mirada y poder en sus palabras para hacer que lo améis y lo sigáis.

 

¡Cuidado mis niños de caer en este engaño, porque será vuestra muerte eterna!. El que está próximo a aparecer diciendo que es el cristo, ese no es mi Hijo; ese es el hijo de las tinieblas que viene a usurpar el nombre de mi amado Hijo, para engañar a la inmensa mayoría de la humanidad que lo seguirá y adorará como si fuese el mismo Dios. No lo veáis, ni escuchéis, porque es el ser de iniquidad que viene vestido de oveja para hacer perder el mayor número de almas.

 

Estáis avisados mis niños; preparaos pues, porque se os están acercando los días de angustia; tomaos de mi mano y no os soltéis. Llevad siempre con vosotros mi Santo Rosario, para que juntos oremos y derrotemos por la gracia de Dios a mi adversario y sus huestes del mal.

Os ama vuestra Madre, María Santificadora. (Alto de Guarne, Antioquia).

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad.

 

Fuente: http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

Transcrito: Cristóbal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti