Domingo, 05 de agosto de 2012

EL AMOR ES UNA SEÑAL DE DIOS

Miércoles, 25 de julio del 2012, a las 23:30 hrs.

Mi muy querida y amada hija, deseo discutir la importancia del amor y cómo, sin amor, el mundo no puede sobrevivir.

Dios es Amor. El Amor proviene de Dios.

En donde encuentres amor, tú, instantáneamente sientes la presencia de Dios.

Casi todos en el mundo sienten amor en alguna etapa. El amor libera el alma y su pureza te da una idea, en cuanto a la profundidad del amor que Dios tiene por cada uno de Sus hijos.

El amor vence a la muerte.

El amor vence al mal.

El amor es perdurable. Nunca puede morir, porque proviene de Dios y durará por la eternidad.

Cuando el amor es atacado en esta vida por el maligno, quien actúa a través de las almas, sufre, se marchita y puede ser reemplazado por la indiferencia o, a veces, el odio.

Es solo a través del amor, especialmente de unos a otros, que la paz en el mundo puede evolucionar.

Sin amor, la gente moriría y se volverá estéril.

Cuando tú amas a un niño, estás sintiendo la misma forma de amar que Mi Padre sostiene en su corazón, por cada niño nacido en el mundo a través de Su creación.

Imagina la angustia de un padre cuando un niño desaparece.

El dolor, la preocupación y la ansiedad son idénticos a los que Mi Padre siente cuando Sus hijos se extravían y llegan a estar perdidos a la Verdad de Su existencia.

Entonces, imagina el horror que un padre tiene que soportar si su hijo no puede ser hallado.

¿Qué y si ellos se pierden para siempre? Este es dolor de corazón que Mi Padre tiene que soportar cuando El pierde a Sus hijos.

Nada lo consuela hasta que los puede hallar de nuevo o cuando se devuelven y vienen corriendo a casa, a El, de nuevo.

La creación entera fue fundada a través del amor de Mi Padre.

Su Amor inunda los Cielos y la Tierra y es intensamente poderoso.

Todo fue creado por su Divina Voluntad y Su generosidad de corazón, para que El pudiera compartir todas las maravillas de la creación con Sus hijos.
Su Amor por sus hijos nunca morirá.

Su traición por Lucifer, a quien le dio todo, ha significado que Su Amor por la Humanidad, no ha sido correspondido por gran parte de la raza humana.

Pero como un amoroso Padre, Su amor es tan poderoso, que nada puede matar Su Amor por Sus hijos.

Su Amor significa que, a toda persona le ha sido dada una segunda oportunidad.

El GRAN AVISO, un gran Don otorgado por Mi Padre, es una llamada especial del Cielo.

Esta llamada, un gran milagro sobrenatural, dará a cada uno de ustedes la oportunidad de ser salvado, de ser llamado y de dársele la llave para abrir la puerta al Nuevo Paraíso en la Tierra.

A aquellos de ustedes que acepten la Llave al Paraíso, en efecto, vencerán a la Bestia.

El mundo finalmente se deshará del mal, del pecado, del sufrimiento y de todo dolor.

La paz reinará.

El amor por Mi Padre florecerá finalmente y todos ustedes vivirán de acuerdo a Su Divina Voluntad.

El Amor es una señal de Dios. No importa qué religión o credo sigan, el Amor solo puede provenir de Dios.

Es la Luz presente en toda alma, incluso en aquellos, que son de corazón endurecido, porque Dios no apaga su Luz.

Agárrenlo, abrácenlo, cuélguense en el Amor, porque éste les llevará a El.

El Amor les salvará a ustedes de las tinieblas.

Su Jesús

 

 

Al copiar los mensajes, por favor, informar a la fuente: www.jesushabla.com

Transcrito: Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti