Lunes, 21 de mayo de 2012

MI CUERPO ERA UNA LLAGA INCANDESCENTE - A DIOS LO QUE ES DE DIOS

Hijos Míos, Soy Jesús de Nazaret quien os habla, el Crucificado. Hay muchos caminos que conducen al Cielo, pero ninguno tan rápido como el de la Cruz. Yo, Jesús, os hablo.
Hijos Míos, nadie mejor que Yo para predicar la Cruz que la viví en todas las dimensiones de Cuerpo y Alma, porque no quedó en Mi Ser ningún espacio, ni miembro que no sufriera tortura. Mi Alma padeció tortura moral y Mi Cuerpo era una llaga incandescente. Yo, Jesús, os hablo.
Dos misiones tuve, una redimiros con la Cruz y la tortura,  para que vierais con vuestros propios ojos el amor infinito que os tenia, porque solo el amor pudo llevar a padecer en esa dimensión, y otra hijos Míos, el valor tan grande que tiene el sufrimiento, por eso, os pido que no lo rechacéis nunca porque el sufrimiento repara y os purifica de muchos de vuestros pecados. Yo, Jesús, os hablo.
No debéis temer nunca al sufrimiento, ni sufrirlo antes de que os llegue, porque Yo Soy un Dios de Justicia y de Amor y no os daré más de lo que podáis soportar, pero tenéis que ser generosos a la hora de padecer y aceptar lo que os envío y ofrecerlo por el Cuerpo Místico de Mi Iglesia. Yo, Jesús, os hablo.
Cada uno de vosotros estáis en Mi Divino Corazón y os amo sin medida ni condiciones. Si os pido que no pequéis es porque el pecado es un mal muy grande que os puede traer sufrimientos eternos, y si vosotros no queréis padecer sufrimientos pasajeros en esta vida ¿cómo podríais soportar sufrimientos eternos y saber que nunca terminaran?
Si cada día pensaseis solo unos minutos en lo que es la eternidad,  reflexionaríais más a la hora de pecar, porque nadie sabe el tiempo que vivirá ni cuando le llegará la hora, ni siquiera los enfermos terminales lo saben, porque si bien hay signos externos, Yo me reservo el ultimo momento de esa alma. Yo, Jesús, os hablo.
Quien peca disfruta de un placer pecaminoso y reprobado por Mi, por eso el que ha pecado el sufrimiento le repara, Me refiero al sufrimiento aceptado y visto como la voluntad de Dios. Hijos Míos, Yo Vuestro Maestro os instruyo para que no erréis y os salvéis con todo lo que os venga en esta vida. Yo, Jesús, os hablo yos bendigo. Mi paz a todo aquel que leyendo este mensaje lo pone en práctica.
Autor: Peterpan - http://www.adiosloqueesdedios.blogspot.com.es/
Transcrito: Cristobal Aguilar.

Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti