Lunes, 19 de diciembre de 2011

CARTA PARA TÍ DEL ÁNGEL DE LA NAVIDAD

Yo soy el Ángel de la Navidad

 

Este es el día en que se festeja el acontecimiento más divino que ha presenciado la humanidad, el milagro más grande de la Creación: el nacimiento de Jesús… del divino y sublime Jesús… que tomó cuerpo humano para participar con la humanidad y traer  mensajes de paz, amor, bienestar, perdón, esperanza y felicidad. Desciendo con mi esplendor  para cubrir el planeta. Los ángeles, en este día, nos regocijamos. Hay fiestas, celebraciones, sana algarabía en el cielo… no hay palabras para describir la alegría celestial. Porque en el día de hoy Cristo baña con su resplandor a la humanidad con una luz tan bella que no hay humano que pueda contemplar la maravilla de las bendiciones que a través de destellos descienden sobre la Tierra y sobre cada ser humano. Es un día espectacular… ojala comprendierais la importancia de este día. Ojala pudierais participar del amor de Dios en la forma que lo envía, en la forma en aquello derrama en este día. Llego con una enorme corte celestial con himnos de amor, cánticos divinos y villancicos celestiales… para que despertéis a Cristo que vive en vuestro corazón. Para que os acerquéis al altar de vuestra alma y depositéis allí, en el pesebre, todo vuestro amor. Para que lo irradiéis hacia toda la Creación. Hoy es día de amar, de perdonar, de limpiar el alma, de purificar el corazón… y de abrirse a los regalos de Dios. Ahora, con reverente actitud, con amor y fervor, arrodíllate y bendice al Niño que ha nacido hoy..…....

 

Cuanto más te acercas a mí, más fuerte es el escudo de mi luz. Cuando te acuerdas de enviarme una oración, un saludo o una simple sonrisa, puedo desplegar mis alas y cobijarte donde estés… y producir hasta milagros cuando lo requiere la ocasión, para mantener la armonía, la paz y el amor. Sólo necesito que me des un poco de luz para poder actuar. Mi función es llegar a los corazones de los padres para que el ambiente familiar preludie la llegada de hijos con un alto desarrollo espiritual y elaborar las situaciones para que se adapten entre sí y se mantengan unidos, apoyados en el principio del amor. Despertar la piedad filial, el amor fraternal y mantener el respeto y la responsabilidad paternal. A diario derramo bendiciones de Dios para que tengáis medios de subsistir… para que cumpláis los designios divinos y difundáis el dulce amor celestial. Yo Soy el Ángel Unificador de tu familia… Llámame… búscame… intégrame a tu vida… Ponte en mis manos y permite que te presente a los ángeles de tu hogar, que hace mucho están junto a ti esperando… aguardando el momento de que les prestes atención.

 

 

Autor: Desconocido.

Transcrito: Cristobal Aguilar.


Publicado por cristobalaguilar @ 0:12  | Los ?ngeles
Comentarios (0)  | Enviar
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti