Viernes, 18 de noviembre de 2011

COMENTARIOS DEL EVANGELIO - LA ORACIÓN SIEMPRE ES ESCUCHADA

Mis queridos hermanos hoy quisiera llevaros el texto de Juan 16,24 en la que el Señor nos dice que la oración es escuchada, aún cuando nos parezca que nos es así.

Os transcribo el pasaje y lo comentamos:

"Hasta ahora no habéis pedido nada en mi nombre. Pedid y recibiréis, para que vuestra alegría sea completa. Os he dicho estas cosas en lenguaje figurado; se acerca la hora en que ya no os hablaré más en este lenguaje sino que os hablaré del Padre con toda claridad. En aquel día pediréis al Padre en mi nombre. Yo no os voy a decir que rezaré por vosotros al Padre., porque el mismo Padre os ama, ya que vosotros me habéis amado y habéis creído que yo salí de Dios."

El Señor nos quiere decir aquí que todo lo que sea para bien nuestro será concedido y que aunque nos pueda parecer que no se nos concede, el nos da otras cosas que son buenas para nuestro bien material y espíritual. Es posible que necesitemos una ayuda económica y sin embargo no la veamos llegar y creamos en nuestro interior que nuestra oración no es escuchada, nada mas lejano de la realidad, ya que toda oración por infima que sea es totalmente escuchada y hasta me atrevería a decir hablando un poco poéticamente que apuntada.

Tengamos pues la absoluta certeza de que el Señor nos da siempre, pero no quiere darnos riquezas o posesiones en cantidad, porque frecuentemente mas que acercanos a Él, nos vuelve abarientos y desmesurados. Normalmente esto nos aleja del Señor. Otra cosa a tener muy encuenta es PEDIR POR LOS DEMÁS. ESTAS ORACIONES SON SIEMPRE ESCUCHADAS ANTES INCLUSO QUE LAS PETICIONES QUE HAGAMOS PARA NOSOTROS MISMOS. Al Señor le es muy agradable que pidamos por los demas, por un amigo, un vecino, un familiar, e incluso por personas que no conocemos; porque en ello esta la caridad (que no es solo ayudar a los necesitados) sino es amor, dar amor a quien incluso no conocemos mucho o nada, estas son las cosas que agradan sobremanera al corazón del Señor Jesús.

Por tanto para ser breve y conciso tengamos siempre presente:

- El Señor nos escucha siempre

- Nos otorga solo las peticiones que son para bien nuestro o para nuestra salvación.

- Nunca nos dará cosas que hagan daño a terceros.

- Siempre escucha las oraciones que hagamos POR LOS DEMAS, COLOCANDOLAS EN PRIMER LUGAR EN SU CORAZÓN.

- Cuanto mas persistentes seamos en la petición mas será escuchada.

- Se ha de pedir con el corazón y ser concisos. No por mucho hablar el Señor nos va a escuchar antes o mejor. Es más los charlatanes aburren al Señor.

Bueno nos veremos pronto y comentaremos otros pasajes del Evangelio. Espero te sirva para tener claro que estas en comunión con Cristo y en enlace directo con Él.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti