Jueves, 08 de septiembre de 2011

EXORCISMO DE SAN MIGUEL EN LATÍN PUBLICADO Y APROBADO POR LEON XIII - COMPLETO

En esta ocasión hemos preferido publicar y transcribir al completo del exorcismo de San Miguel tanto en latín como en Español, os recomendamos recietarlo periodicamente, ahora que esta en pleno apogeo la batalla espíritual. EL AUTOR DEL BLOG.

EXORCISMO DEL SAN MIGUEL EN ESPAÑOL COMPLETO

EXORCISMO CONTRA SATANÁS Y LOS ÁNGELES REBELDES

Publicado por orden de Su Santidad León XIII

 

En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo

Salmo 67.
Levántese Dios y sean dispersados sus enemigos y huyan de su presencia los que le odian.
Como se disipa el humo se disipen ellos, como, se derrite la cera ante el fuego, así perecerán los impíos ante Dios.

 

Salmo 34.
Señor, pelea contra los que me atacan; combate a los que luchan contra mí.
Sufran una derrota y queden avergonzados los que me persiguen a muerte.
Vuelvan la espalda llenos de oprobio los que maquinan mi perdición.
Sean como polvo frente al viento cuando el Ángel del Señor los desbarate.
Sea su camino oscuro y resbaladizo, cuando el Ángel del Señor los persiga.
Porque sin motivo me tendieron redes de muerte, sin razón me abrieron trampas mortales.
Que les sorprenda un desastre imprevisto, que los enrede la red que para mí escondieron; que caigan en la misma trampa que me abrieron. Mi alma se alegra con el Señor y gozará de su salvación.
Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.

Súplica a San Miguel Arcángel.
Gloriosísimo príncipe de la milicia celestial, Arcángel San Miguel, defiéndenos en la lucha que mantenemos combatiendo “contra los principados y potestades, contra los caudillos de este mundo tenebroso, contra los espíritus malignos esparcidos por los aires” (Ef. 6, 12). Ven en auxilio de los hombres que Dios creó incorruptibles a su imagen y semejanza (Sap. 2, 23), y a tan “alto precio rescatados” (I Cor. 6, 20) de la tiranía del demonio. Con las huestes de los ángeles buenos pelea hoy los combates del Señor, como antaño luchaste contra Lucifer, corifeo de la soberbia y contra sus ángeles apóstatas. Ellos no pudieron vencer, y perdieron su lugar en el Cielo. “Fue precipitado el gran dragón, la antigua serpiente el denominado diablo y Satanás, el seductor del universo: fue precipitado a la tierra y con él fueron arrojados sus ángeles” (Apoc. 12,.8-9).

He aquí que el antiguo enemigo y homicida se ha erguido con vehemencia. Disfrazado de “ángel de luz” (II Cor. 11, 14) con la escolta de todos los espíritus malignos rodea e invade la tierra entera, y se instala en todo lugar, con el designio de borrar allí el nombre de Dios y de su Cristo, de arrebatar las almas destinadas a la corona de la gloria eterna, de destruirlas y perderlas para siempre. Como el más inmundo torrente, el maligno dragón derramó sobre los hombres de mente depravada y corrompido corazón, el veneno de su maldad: el espíritu de la mentira, de la impiedad y de la blasfemia; el letal soplo de la lujuria, de todos los vicios e iniquidades.

Los más taimados enemigos han llenado de amargura a la Iglesia, esposa del Cordero Inmaculado, le han dado a beber ajenjo, han puesto sus manos impías sobre todo lo que para Ella es más querido. Donde fueron establecidas la Sede de San Pedro y la Cátedra de la Verdad como luz para las naciones, ellos han erigido el trono de la abominación de la impiedad, de suerte que, golpeado el Pastor, pueda dispersarse la grey. Oh invencible adalid, ayuda al pueblo de Dios contra la perversidad de los espíritus que le atacan y dale la victoria.

La Iglesia te venera como su guardián y patrono, se gloría que eres su defensor contra los poderes nocivos terrenales e infernales; Dios te confió las almas de los redimidos para colocarlos en el estado de la suprema felicidad. Ruega al Dios de la paz que aplaste al demonio bajo nuestros pies, para que ya no pueda retener cautivos a los hombres y dañar a tu Iglesia. Ofrece nuestras oraciones al Altísimo, para que cuanto antes desciendan sobre nosotros las misericordias del Señor (Salmo 78, 8), y sujeta al dragón, la antigua serpiente, que es el diablo y Satanás, y, una vez encadenado, precipítalo en el abismo, para que nunca jamás pueda seducir a las naciones (Apoc. 20).  Sigue…

Después de esto, confiados en tu protección y patrocinio, con la sagrada autoridad de la Santa Madre Iglesia, nos disponemos a rechazar la peste de los fraudes diabólicos, confiados y seguros en el Nombre de Jesucristo, nuestro Dios y Señor.

He aquí la Cruz del Señor, huid poderes enemigos.

R. Ha vencido el León de la tribu de Judá, la raíz de David.
Señor, que tu misericordia venga sobre nosotros.
R. Como lo esperamos de Ti.
Señor, escucha nuestra oración.
R. Y llegue a Ti nuestro clamor.
(El Señor esté con vosotros. (Sólo si es un sacerdote)
R. Y con tu espíritu).

Oremos. Dios y Padre de Nuestro Señor Jesucristo, invocamos tu santo Nombre y suplicantes imploramos tu clemencia, para que, por la intercesión de la Inmaculada siempre Virgen María Madre de Dios, del Arcángel San Miguel, de San José Esposo de la Santísima Virgen, de los santos Apóstoles Pedro y Pablo y de todos los Santos, te dignes prestarnos tu auxilio contra Satanás y todos los demás espíritus inmundos que vagan por el mundo para dañar al género humano y para la perdición de las almas. Amén.

Exorcismo: Te exorcizamos todo espíritu maligno, poder satánico, ataque del infernal adversario, legión, concentración y secta diabólica, en el nombre y virtud de Nuestro Señor Jesu + cristo, para que salgas y huyas de la Iglesia de Dios, de las almas creadas a imagen de Dios y redimidas por la preciosa Sangre del Divino Cordero +. En adelante no oses, perfidísima serpiente, engañar al género humano, perseguir a la Iglesia de Dios, zarandear a los elegidos y cribarlos como el trigo +. Te lo manda Dios Altísimo, a quien en tu insolente soberbia aún pretendes asemejarte, “el cual quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad” (II Tim. 2). Te lo manda Dios Padre + te lo manda Dios Hijo +; te lo manda Dios Espíritu Santo +. Te lo manda la majestad de Cristo, el Verbo eterno de Dios hecho hombre, quien para salvar a la estirpe perdida por tu envidia, “se humilló a sí mismo hecho obediente hasta la muerte” (Fil. 2); el cual edificó su Iglesia sobre roca firme, y reveló que los “poderes del infierno nunca prevalecerían contra ella, Él mismo había de permanecer con ella todos los días hasta el fin de los tiempos” (Mat. 28, 20). Te lo manda el santo signo de la Cruz y la virtud de todos los Misterios de la fe cristiana +. Te lo manda la excelsa Madre de Dios, la Virgen María, quien con su humildad desde el primer instante de su Inmaculada Concepción aplastó tu orgullosa cabeza +.

Te lo manda la fe de los santos Apóstoles Pedro y Pablo y de los demás Apóstoles +. Te lo manda la sangre de los mártires y la piadosa intercesión de todos los Santos y Santas +. Por tanto, maldito dragón y toda legión diabólica, te conjuramos por Dios + vivo, por Dios + verdadero, por Dios + santo, que “de tal modo amó al mundo que entrego a su unigénito Hijo, para que todo el que crea en Él no perezca, sino que viva la vida eterna” (Juan 3); cesa de engañar a las criaturas humanas y deja de suministrarles el veneno de la eterna perdición; deja de dañar a la Iglesia y de poner trabas a su libertad. Huye Satanás, inventor y maestro de toda falacia, enemigo de la salvación de los hombres. Retrocede ante Cristo, en quien nada has hallado semejante a tus obras. Retrocede ante la Iglesia una, santa, católica y apostólica, la que el mismo Cristo adquirió con su Sangre. Humíllate bajo la poderosa mano de Dios. Tiembla y huye, al ser invocado por nosotros el santo y terrible Nombre de Jesús, ante el que se estremecen los infiernos, a quien están sometidas las Virtudes de los cielos, las Potestades y las Dominaciones; a quien los Querubines y Serafines alaban con incesantes voces diciendo: Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios de los Ejércitos.

Señor, escucha mi oración.
R. Y llegue a Ti mi clamor.
(El Señor esté con vosotros. (Sólo si es un sacerdote)
R. Y con tu espíritu).

Oremos. Dios del Cielo y de la tierra, Dios de los Ángeles, Dios de los Arcángeles, Dios de los Patriarcas, Dios de los Profetas, Dios de los Apóstoles, Dios de los Mártires, Dios de los Confesores, Dios de las Vírgenes, Dios que tienes el poder de dar la vida después de la muerte, el descanso después del trabajo, porque no hay otro Dios fuera de Ti, ni puede haber otros sino Tú mismo, Creador de todo lo visible y lo invisible, cuyo reino no tendrá fin: humildemente te suplicamos que tu gloriosa Majestad se digne libramos eficazmente y guardamos sanos de todo poder, lazo, mentira y maldad de los espíritus infernales. Por Cristo Nuestro Señor. Amén.

De las asechanzas del demonio.
R. Líbranos, Señor.
Haz que tu Iglesia te sirva con segura libertad.
R. Te rogamos, óyenos.
Dígnate humillar a los enemigos de tu Iglesia.
R. Te rogamos, óyenos.

(Se rocía con agua bendita el lugar y a los presentes).

Señor, no recuerdes nuestros delitos ni los de nuestros padres, ni tomes venganza de nuestros pecados (Tobías 3, 3).

Padre nuestro

EXORCISMO DE SAN MIGUEL EN LATÍN COMPLETO

Exorcismus IN SATANAM ET ANGELORUM SEDITIOSUS

Published Sanctitatis Suae iussu Leonis XIII

 

In nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti

Psalm LXVII.
Surge Deus et dissipentur inimici eius et fugiant qui oderunt eum a facie eius.
Sicut fumus se purgat dissipare, ut cera liquescit a facie ignis, sic pereant impii apud Deum.

 

Psalm XXXIV.
Dominus pugnabit contra illos qui impugnant me, qui pugnant contra pugnantes me.
Confundantur qui persequuntur me manent uictos Sinite a morte.
Terga uertere impletur ignominia, qui lapsus leo.
Sed ut pulverem ante faciem venti et angelus Domini cum derail.
Fiat via eorum tenebrae et lubricum, et angelus Domini persequens eos.
Nulla enim causa res retia mortis insidias temere aperiam letalis.
Admiratus est esse inopinatum malum et abscondit me inplicaverant ut network quod in eadem illa decipula aperiam. Anima mea exsultat in Domino fruamur, et salutem.
Gloria Patri et Filio et Spiritui Sancto.
Sicut erat in principio et nunc et semper et in secula seculorum. Amen.

Oratio ad S. Michaelis Archangeli.
Princeps gloriosissime caelestis militiae sancti Michaelis Archangeli, defende nos in proelio dimicandum servemus «adversus principes et potestates, adversus mundi rectores tenebrarum diffusa in aere daemonum" (Eph VI, XII). Veni in auxilium incorruptibilis Dei creavit hominem in imaginem et similitudinem suam (Sap. II, XXIII), et "ereptus pretio» (I Cor. VI, XX) a tyrannide diaboli. Per Dominum exercituum boni angeli pugnant bella hodie, ut olim pugnabat Lucifer, Coryphaeus superbiæ, et cecidit in angelis. Adsequi non posse et perdidit in coelo. "Et projectus est draco ille magnus, serpens antiquus qui vocatur Diabolus et Satanas qui seducit universum, praecipitatus est in terram et angeli eius miserunt" (Apoc. XII, 8-9).

En antiquus inimicus et homicida vehementer astitit. Habitu "angelum lucis" (II Cor. XI, XIV) cum tota malignorum spirituum, quae praesidii causa circa invadere et omnem terram, et est installed in omni loco cum animo erasing nomen eius ibi Christus animas aeternae gloriae coronam destinatas eriperent destructa et deperdita in aeternum. Ut pessimus flumen draco malum corrumpat cor stillavit super homines pravo animo, venenum suae nequitiae spiritum mendacii, impietatis et blasphemiæ et mortiferum spiritum luxuriae, omnium vitia et flagitia.

Callidissimi hostes repleverunt amaritudinibus In Ecclesia immaculata Agni uxorem absinthe dederunt ei bibere, et omnia cara in nefandas manus eius. Ubi stabilita sede beati Petri et Cathedra veritatis ad lucem gentium, sedem habent erecta abominationem impio, Pastor caesus, gregem possit indulgere. O invictus propugnator succurro populus Dei contra nequitiam et da ei subornavit, qui victoriam.

Te custodem et veneratur Ecclesia sua employer defensionem contra nociva et terrestrium et infernorum te superbos viribus deus delegavit animas redemptorum in statu summae ponenda felicitas. Ora Deum pacis, ut conterat diabolus sub pedibus nostris, ne ultra possis captivum tenere homines, et Ecclesiæ nocere tuo. It offers preces omnipotenti, ut statim descendat super nos misericordiæ Domini (Ps. LXXVIII, VIII), atque subjecta draconem serpentem antiquum qui est diabolus et Satanas et quondam vincti in abyssum precipítalo ita ut ultra non seducat gentes (Apoc. XX). More ...

Deinde, fiduciam in praesidio et patrocinio, cum sacris auctoritatibus, sancta Mater Ecclesia nos pestis rejicere mala fraude et secura fiducia in nomine Jesu Christi Dei et Dómini nostri.

Ecce Crucem Domini, fugite adversariis potestatibus.

R. Ille vicit leo de tribu Juda, radix David.
Domine, super nos misericordia tua.
R. Quod repetitur a vobis.
Domine, exaudi orationem nostram.
R. Et clamor noster ad te veniat.
(Dominus vobiscum. (Only si sacerdos)
R. Et cum spiritu tuo.)

Oremus. Deus et Pater Domini nostri Jesu Christi, invocamus nomen sanctum tuum et misericordiam tuam supplices exoramus, ut, per intercessionem immaculatae Virginis Genitricis Dei Mariae, Michaelis Archangeli, beati Joseph viro B. Virginis, sanctorum Petri et Pauli et omnium Sanctorum, adversus satanam, ut placeat tibi ferre auxilii tui et omnes spiritus mali, qui ad nocendum humano generi GRASSOR orbis perniciem animarum. Amen.

Exorcismus ego exorcismos omnes malos spiritus Satanae potestatem hostium infernalis impetum legionis, et malum cultum conducit, in nomine et virtute Domini Nostri Jesu + Christi exire ab Ecclesia Dei currat et animae creatae ad imaginem Dei et Agni + redemptae Pretiosissimi Sanguinis Divini. Posthac non oses, perfidísima serpens, decipere humanum genus, Dei Ecclesiam persequi, electorum et cribrare sicut triticum + cernere. Imperat tibi Deus altissimus, quem intendunt asemejarte adhuc superbiae insolentiam, "qui omnes homines vult salvos fieri et ad agnitionem veritatis venire plenum» (II Tim. II). Ego mitto vos Deus Pater + et Filius + mandat Deus Imperat tibi Deus Spíritus Sanctus +. Misi illum maiestatis Christum, aeternum Dei Verbum factus est homo, qui salvare genus cum per invidia perditi, "Humiliavit semetipsum factus obediens usque ad mortem" (Phil. II), qui Ecclesiam suam ædificavit on bedrock et revelavit «Virtutes inferi non praevalebunt adversus eam, et habebat secum morante quotidie usque ad consummationem saeculi" (Matth. XXVIII, XX). Ego mitto sanctae signo crucis et omnium mysteriorum virtus + fidei Christianae. Misi eum ad magna Dei Genitrix Virgo Maria, qui ex sua humilitate contrivit superbissimum caput tuum a primo instanti suae Conceptionis Immaculatae +.

Misi illum, fides sanctórum Apostolórum Petri et Pauli, et ceterorum Apostolorum +. Ego mitto sanguine martyrum ac pia Sanctorum et Sanctarum omnium intercessio +. Ergo, draco maledicte et omnis legio diabolica, adjuramus te per Deum + vivum + verum Deum + sanctum, per Deum, qui "sic dilexit mundum, ut Filium suum unigenitum daret ut omnis qui credit in eum Vivamus non pereat, sed vitam aeternam "(Joh. III), cessat decipere humanas creaturas, et quis augue orci venenum perditionis aeternae nocendi hampering libertate Ecclesiae. Fugite, Satan, inventor et magister omnis fallaciae, hostis hominum salutem. Vestibulum ante Christum, in quo inveniret quod sicut opera tua. Redire ad unam, sanctam, catholicam et apostolicam Ecclesiam, quam Christus ipse acquisivit sanguine suo. Humilia te sub potenti manu Dei. Contremisce et effuge, dici a nobis sancto et terribili nomine Jesu, quem inferi horresco, qui sub Virtutibus caelorum et Potestates et Dominationes, quem Cherubim et Seraphim laudem adsiduis voces dicentia, Sanctus, Sanctus, Sanctus Dominus Deus Sabaoth.

Domine, exaudi orationem meam.
R. Et clamor meus ad te veniat.
(Dominus vobiscum. (Only si sacerdos)
R. Et cum spiritu tuo.)

Oremus. Deus coeli et terrae, Deus Angelorum, Deus archangelorum, Deus Patriarcharum, Deus Prophetarum, Deus Apostolorum, Deus Martyrum, Deus Confessorum, Deus Virginum, Deus qui potestatem habes donare vitam post mortem, requiem post laborem: quia non est alius Deus praeter te, nec esse potest nisi tu alios, creator omnium visibilium et invisibilium, cuius regni non erit finis; maiestatis gloriae tuae deprecamur dignetur et custodire sanam efficaciter rid omnium virtutum, colligationem est spiritus infernales et malum. Per Christum Dominum nostrum. Amen.

Ab insidiis diaboli.
R. Libera nos, Domine.
Ut Ecclesiam tuam secura tibi servire libertas est.
R. Te rogamus, audi nos.
Ecclesiae humiliare digneris inimicos.
R. Te rogamus, audi nos.

(He sprinkles aqua benedicta statim in site).

Domine, delicta nostra vel parentum nostrorum non memini, nec assumas pro peccatis nostris ultio (Tobias III, III).

Pater noster ...

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
Publicado por Invitado
Martes, 07 de febrero de 2012 | 18:01

muchas muchassss gracias por esto!! es justo lo que necesitaba y que tantos años me costo encontrar... es perfecto, en latin y español... gracias!! Sonrisa

 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti