Lunes, 29 de agosto de 2011

CONFIANZA EN LA PROVIDENCIA - COMENTARIOS SOBRE EL EVANGELIO

El Señor Jesús nos dice en el Evangelio: "No atesoréis en la tierra, donde la pollilla y el orín corroen y donde los ladrones socaban y roban. Atesorad, más bien, en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corroen, ni los ladornes socaban ni roban; porque donde está tu tesoro, allí está también tu corazón." Mateo 6,19. Y también en otro pasaje se nos dice: "No os inquietéis, diciendo: ¿Que comeremos? o ¿qué beberemos? o ¿cómo vestiremos?. Por todas esas cosas se afanan los paganos. Vuestro Padre celestial ya sabe que las necesitáis. Buscad primero el reino de Dios y su justicia, y todo eso se os dará por añadidura. Así que no os inquietéis por el día de mañana, que el mañana traerá su inquietud. A cada día le bastan sus problemas", Mateo 6,31.

Que nos quiere decir el Señor con esto, pues sencillamente que hemos de poner mas la confianza en Dios que en otra cosa, y que además si tenemos completa Fé en Él, no debemos de turbarnos ni padecer por el que pasará, solo pongamos nuestro corazón junto al suyo, de esta manera estamos seguros de que nuestras plegarias serán escuchadas, todas ellas.  Por tanto uno que muchas veces ha caido en estos devaneos y en estos problemas os lo dice de corazón, se que cuesta mucho trabajo, pero se puede conseguir.

Mirandolo sanamente, incluso es contraproducente para la salud, ya que las personas que sufren de ansiedad, esto no les provoca otra cosa que meros sufrimientos por no saber si se podrá o no realizar una u otra acción. Además no sabemos ni el día ni la hora en la que vamos a entregar nuestra alma a Dios, quizás estemos elucubrando cuando hacer esta o tal cosa y precisamente en ese día o esa noche nos ocurre un infarto, un dolor o simplemente una muerte súbita.

Cuando esto sucede todos los pensamientos que teníamos son vanos. Por tanto vamos a intentar hacer en lo posiblenuestra entrega diaria al Señor que nos lo premiará.

Hemos de tratar solo de buscar el reino de Dios y su justicia, tratando de vivir el evangelio como Jesús quisiera; dejando atras cada día las cosas materiales, prescindiendo de ellas o si las usamos teniendo muy claro que si un día hemos de carecer de ellas, bienevenido sea ese día, porque nos libera de todo. Nada necesitamos solo del amor de Dios y del prójimo.

Esto no quiere decir que no trabajemos, que no estudiemos, que no hagamos nada para mejorar como personas humanas y para aumentar nuestra formación. Todo lo contrario, hemos de hacerlo porque escrito esta que Dios quiere que el hombre se gane su sustento con el sudor de su frente, es decir que Dios nos ayudará si nosotros nos ayudamos un poco primero, el no nos va alimentar porque sí, pero si buscamos trabajar por los demás y por su reino, nunca careceremos de lo necesario para subsistir.

Hermano que lees este artículo, te recomiendo leer estos versículos del evangelio en su totalidad, y si te es posible ponlos en práctica.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti