Jueves, 23 de junio de 2011

LOS SUFRIMIENTOS DEL CRUCIFICADO DE LA S?BANA SANTA

A lo largo de todos estos a?os se ha ido especulando y a la par estudiando los posibles sufrimientos y agon?as que tuvo que sufrir -- el hombre -- que aparece en la s?bana santa. Muchos de estos m?dicos han estudiado todas estas implicaciones desde el a?o 1931. Todo apunta a que sin duda tiene una correlaci?n de mas del 90% que sea la persona de Jes?s de Nazaret la que aparece en el sudario, pues si bien todos los ajusticiados en tiempos de los romanos cas? siempre eran crucificados, a --muy pocos-- no les romp?an las piernas (medida de piedad si es que puede llamarse as?) ya que con dicha rotura lo que se consegu?a es que la persona no pudiera levantar el cuerpo y con ello respirar levemente, con lo que el reo mor?a antes por asfixia.

Tambi?n a muy pocos de ellos se les cubr?a la cabeza con una especie de casco o corona de esp?nas y sobre todo a pocos tambien se les transpasaba el coraz?n con una lanza, aunque esto ?ltimo era mas frecuente. En suma un conjunto de variables que hacen apuntar al Nazareno.

En la s?bana aparece como roto el cart?lago de la nariz del hombre que dej? su rastro en ella, y ademas se han escnontrado restos microsc?picos de tierra de las mismas caracter?sticas f?sicas que las que existen en Jerusalem desde miles de a?os. Otros doctores, como Judica-Cordiglia, creen que adem?s se le propino un bastonzao en el rostro, con un palo mas bien corto, redondo y con un di?metro comprendido entre los 4 o 5 cent?metros.

En las partes que rodean los ojos y cejas hay llagas y contusiones iguales a las que producir?an pu?etazos o golpes de palos.? La ceja de la derecha est? claramente inflamada. Estas manchas de las que hablamos (ya ha sido comprobado por la ciencia) no son un negativo, sino que son improntas directas sobre la tela que fueron hechas por una radiaci?n muy poderosa y desconocidad por la ciencia moderna actual.

Otro estudioso revelo que el cuerpo del crucificado hab?a sido envuelto en la s?bana durante un tiempo no superior a las dos horas y media desde el transcurso de la muerte; varios afirman que un m?ximo de treinta y seis horas.

Ni que decir tiene la gran flagelaci?n que sufr?o este --hombre-- (cas? en una probabilidad muy alta que fuese Jesucristo) era muy com?n en tiempos de los romanos. Se usaba por aquel entonces el flagrum taxillatum, que consistia en un par de bolas de plomo y de hueso unidas por unas barras de unos tres cent?metros a unas tiras de cuero.

El profesor Bollone afirma que ha encontrado aproximadamente unas seiscientas contusiones y heridas por todo el cuerpo y se especula con que recibio no menos de ciento veinte. Los hebreos en sus castigos eran mas --suaves-- por decirlo as?, y solo daban cuarenta golpes menos uno; sin embargo en el modo romano no hab?a limite y dependia de las ganas de los ejecutores y del aguante del reo. Seg?n los estudiosos fue realizado por dos soldados situados a cada lado del reo.
La flagelaci?n era algo mas que un suplicio, ya que en algunos casos eran visibles las entra?as mismas de la persona a la que se infling?a semejante castigo. Por lo que muchos? de ellos mor?a en la misma. La ley Porcia y la ley Sempronio, de los a?os 195 y 123 a.C., prohib?an de los azotes a los ciudadanos romanos.

Tambien casi todo el mundo esta de acuerdo que el reo no portaba la cruz --completa-- hasta el lugar de su crucifixi?n, sino que solo cargaba un palo transversal atado a las mu?ecas y apoyado detras de la cabeza del reo. El madero que se cree llevo el hombre de la s?bana se aprox?ma a los 170 cent?metros de largo por unos 15 cent?metros de di?metro, y se estima que su peso aprox?mado era de unos 5o kilos.
Como podemos apreciar los sufrimientos y dolores de este hombre fuer?n inmensamente grandes, no puede por menos nuestro coraz?n apiadarse amorosamente del que para los cristianos es testigo mudo de la pasi?n de nuestro Se?or Jesucristo. En otros art?culos seguiremos la huella de los dolores del crucificado de la? S?bana Santa.

Fdo. Cristobal Aguilar.

?


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti