Lunes, 23 de mayo de 2011

LA ORACI?N DE LA CRUZ DEL PADRE BENITO Y SALMOS PROTECTORES

Esta oraci?n y salmos han sido usadas tradicionalmente en la Cristiandad para auyentar a los esp?ritus impuros y da?inos, aunque hoy como no se cree en nada parece que ya no se necesitan, salvo cuando hay un caso de posesi?n demoniaca comprobada, que pese a quien le pese a?n existen y no son meras conjeturas. Estas oraciones son verdaderas armas contra el esp?ritu invasor.

Bueno como os prometimos de nuevo os traemos un conjunto de buenas oraciones en lat?n para intentar que esta lengua oficial de la Iglesia no muera nunca y adem?s deciros que muchos c?dices y escritos antiguos (tanto medievales como no) estan escritos en esta lengua, con lo que debemos evitar a toda costa que se pierda, a pesar de ser una lengua muerta.? Hoy os traigo la famosa oraci?n de San Benito que siempre uso personalmente y que ya os he expuesto en el Blog In Nomine Patriss, pero que hoy quiero traerosla en lat?n, junto con unos salmos que espero os sean se suma utilidad.
?sta es una Oraci?n que sirve, espec?ficamente, para expulsar y alejar demonios. Las iniciales de ?sta oraci?n, en Lat?n, vienen grabadas en el reverso de la medalla de San Benito, la cual nos protege tambi?n de personas malas. Aqu? est? la oraci?n en Lat?n y en Espa?ol.

Crux Sancti Patris Benedicti
??????????? Cruz del Santo Padre Benito
Crux Sacra Sit M?hi Lux
??????????? Mi luz sea la Cruz Santa,
Non Dr?co Sit M?hi Dux
??????????? No sea el demonio mi gu?a
V?de R?tro S?tana!
?????????? ?Ap?rtate, Satan?s!
N?mquam Su?de M?bi Vana
?????????? No sugieras cosas vanas,
Sunt M?la Qua? L?bas
?????????? Pues maldad es lo que brindas
Ipse Venena Bibas
?????????? Bebe t? mismo el veneno.

Salmo 3

Se?or, cu?n numerosos son los que me atribulan!

Muchos se insurreccionan contra m?

Muchos son los que dicen de m?: no hay para ?l salvaci?n en Dios.

Mas t?, Se?or, eres mi fuerza. Gloria m?a, que levantas mi cabeza.

Con mi voz clam? al Se?or, y me escuch? sobre su Monte Santo.

Yo me acost?, y me dorm?..

Me levant?, porque el Se?or me sostiene.

No temer? los miles

Que en derredor acampan contra m?.

Lev?ntate, Se?or! S?lvame, Dios m?o!

Porque T? golpeaste en la quijada a todos mis contrarios

Rompiste los dientes de los malos.

En el Se?or est? la Salvaci?n.

Venga tu Bendici?n sobre tu pueblo!

Salmo 3 en Lat?n

D?mine, quam multi sunt qui trib?lant me

multi ins?rgunt adversum me.

Multi sunt qui de me dic?nt:

?Non est salus ei in Deo.?

Tu autem, Domine, clipeus meus es,

gloria mea, qui erigis caput meum.

Voce mea ad Dominum clamavi,

et exaudivit me de monte sancto suo.

Ego decubui et obdorm?vi:

exsurresi, quia Dominus sust?ntat me.

Non timebu milia populi,

quae in circuitu contra me cons?stunt.

Exs?rge, D?mine!

Salvum me fac, Deus meus!

Nam masillam percuss?ti

omnium adevers?ntium mihi

dentes peccat?rum confreg?sti.

Penes Dominum est salus:

Super poplum tuum sit benedictio tua!

.

Salmo 139

L?brame, Se?or, del hombre malvado,

gu?rdame del var?n violento:

De los que maquinan maldades en su coraz?n,

cada d?a suscitan contiendas.

Aguzan sus lenguas, como serpiente:

veneno de ?spid debajo de sus labios.

S?lvame, Se?or, de las manos del inicuo,

gu?rdame del var?n violento:

Los que pretenden despe?ar mis pasos,

soberbios, me esconden lazo.

Y tienden cuerdas como una red,

junto al camino me ponen celadas.

Digo al Se?or: T? eres mi Dios:

escucha, Se?or, la voz de mi plegaria.

?Se?or Dios, poderoso amparo m?o!

proteges mi cabeza en el d?a de la lucha.

No condesciendas, Se?or, con los deseos del malvado,

no cumplas sus designios.

Levantan la cabeza los que me cercan;

caiga sobre ellos la malicia de sus labios.

Lluevan sobre ellos carbones encendidos:

arr?jelos a la fosa porque no se levanten.

El var?n deslenguado no durar? en la tierra:

al var?n violento de repente le alcanzar?n desastres.

Se que el Se?or devuelve su derecho al desvalido,

y hace justicia a los pobres.

Ciertamente, los justos alabar?n tu Nombre,

los rectos habitar?n en tu presencia.

Salmo 139 en Lat?n

Er?pe me, Domine, ab h?mine malo,

a viro violento custodi me:

Ab iis qui cog?tant mala in corde,

omni die exc?tant lites,

Acuunt lenguas suas ut serpens;

venenum asp?dum sub labiis eorum.

Salva me, D?mine, a man?bus in?qui,

a viro violento custodi me:

Qui cogitant evert?re gressus meos,

sup?rbi absc?ndunt laqu?um m?hi,

Et f?nes ext?ndunt ut r?te,

iuxta viam tend?culas collocant mihi.

D?co D?mino: Deus meus es tu;

ausc?lta, Domine, vocem obsecrati?nis me?.

D?mine, Deus, potens auxilium meum!

tefis caput meum die pugn?.

Ne concess?ris, Domine, desid?ria iniqui,

noli impl?re cons?lia eius.

Ext?llunt cap?t qui me circ?mdant:

malitia labi?rum e?rum obruat eos.

Pluat super eos carbones ign?tos;

in foveam deic?at eos, ne res?rgant.

Vir lingu? mal? non dur?bit in terra:

virum violentum repente capient mala.

Novi Dominum ius reddere egeno,

iustitiam paup?ribus.

Profecto iusti celebrabunt nome tuum,

recti habitabunt in conspectu tuo.

?

Salmo 140

Se?or, a Ti clamo: soc?rreme prontamente;

escucha mi voz cuando a Ti clamo.

Suba a Ti mi oraci?n como el incienso,

la elevaci?n de mis manos

como el sacrificio vespertino.

Pon, Se?or, guarda a mi boca,

centinela a la puerta de mis labios.

No inclines mi coraz?n a cosa mala,

A perpetrar imp?amente delitos;

Ni con los varones que obran maldad

comer? jam?s de sus op?paros manjares.

Hi?rame el justo: esto es piedad;

repr?ndame; es ?leo en la cabeza,

Que no lo rehusa mi cabeza;

mas siempre orar? en sus desgracias.

Desliz?ronse junto a la rocas sus caudillos,

y oyeron cu?n blandas eran mis palabras.

Como cuando uno surca y hiende la tierra,

se esparcieron sus huesos en las fauces del secpulcro.

Pues a Ti, Se?or Dios, se vuelven mis ojos,

a Ti me refugio; no pierdas mi alma

Gu?rdame del lazo que me han puesto,

y de las celadas de los malhechores.

Caigan juntos en sus propias redes los imp?os,

mientras yo salgo inc?lume.

Salmo 140 en Lat?n

?D?mine, clamo ad te: cito succurre mihi

ausculta vocem meam, cum ad te clamo.

Dirigatur ad te oratio mea sicut incensum,

elatio manuum mearum

ut sacrificium vespertinum.

Pone, Domine, custodiam ad os meum,

exc?bias ad ostium labi?rum meorum.

Ne inclinaveris cor meum ad rem malam,

ad imp?e patr?nda facin?ra;

Neque cum viris in?qua agent?bus

vescar unquam lautis cibis forum.

Perc?tiat me justus: h?c pi?tas est;

incr?pet me: oleum est cap?tis,

Quod non recus?bit caput meum,

sed s?mper or?bo sub m?lis e?rum.

Dem?ssi sunt i?xta p?tram principes e?rum,

et audi?runt, quam lenia essent verba mea.

Ut cum terram quis sulcat et? findit,

sparsa sunt ossa eorum ad fauces inferni.

?Nam ad te, D?mine Deus, convert?ntur oculi mei;

ad te confugio: ne perdid?ris ?nimam meam.

Cust?di me a laqueo, quem posu?runt mihi,

et a tend?culis ag?ntium in?qua.

C?dant in retia sua imp?i s?mul,

dum ego salvus ev?dam.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti