Viernes, 20 de mayo de 2011

EL PELIGRO DE LAS EVOCACIONES Y LOS ESP?RITUS QUE PUEDEN SER EVOCADOS

Bueno primero de todo deciros que no se debe evocar a ning?n esp?ritu, que es muy distinto de invocar, al invocar hacemos una llamada, para que se escuchen nuestros ruegos, pero al evocar, lo que hacemos en realidad es pedir la manifestaci?n de un esp?ritu en este mundo materia. POR TANTO MUCHO CUIDADO CON LAS POSESIONES Y OBSESIONES.

El tema de este segundo art?culo sobre las evocaciones, no es an?maros ni mucho menos, si no todo lo contrario, daros a conocer los peligros que entra?a. Vamos a ello, visitantes del In Nomine Patris.

Primero debemos de tener en cuenta que se pueden evocar todos los Esp?ritus a cualquier grado de la escala a la que pertenezcan; lo mismo los buenos que los malos; tanto los que hace poco que murieron como los que vivieron en los tiempos m?s remotos, a nuestros parientes, a nuestros amigos, lo mismo que a aquellos que nos son indiferentes; pero no se dice por esto que quieran o puedan venir siempre a nuestro llamamiento; independientemente de su propia voluntad o del permiso que puede serles negado por un poder superior, pueden estar impedidos por motivos que no siempre nos est? permitido conocer.

Todo depende, principalmente, de la naturaleza del m?dium, de la persona que evoca, con el centro en el cual se hace la evocaci?n, y finalmente con el fin que uno se propone. Ciertos m?diums reciben m?s particularmente comunicaciones de sus Esp?ritus familiares, que pueden ser m?s o menos elevados; otros son aptos para servir de intermediarios para todos los Esp?ritus; esto depende de la simpat?a o de la antipat?a, de la atracci?n, o de la repulsi?n, que el Esp?ritu personal del m?dium ejerce sobre el Esp?ritu extra?o, que puede tomarle por int?rprete con gusto o con repugnancia. Esto, depende tambi?n, haciendo abstracci?n de las cualidades ?ntimas del m?dium, del desarrollo de la facultad medi?mnica. Los Esp?ritus vienen con m?s gusto, y sobre todo son m?s expl?citos con un m?dium que no les ofrezca ning?n obst?culo material. Por lo dem?s, lo mismo sucede en cuanto a las condiciones morales; cuanta m?s facilidad tiene un m?dium para escribir o para expresarse, m?s se generalizan sus relaciones con el mundo de los Esp?ritus.

El que en principio los llamados medium, tengan una gran facilidad? de evocar a cualquier Esp?ritu no implica para el Esp?ritu la obligaci?n de estar a nuestras ?rdenes; que ?l pueda venir en un momento y no en otro, con tal m?dium o tal evocador que le plazca y no con tal otro; decir lo que ?l quiere sin que se le pueda obligar a decir lo que ?l no quiera, marcharse cuando le convenga; en fin, que por causas dependientes o no de su voluntad, despu?s de haberse manifestado asiduo durante alg?n tiempo, de repente puede dejar de venir.

Los Esp?ritus buenos, en tal caso, pueden darles el poder de hacer aquello que se les pide, dejando a salvo y para m?s tarde el castigar severamente al temerario que se hubiera atrevido a invocarles en su socorro y creerles con m?s poder que Dios. En vano se prometer?a hacer un buen uso para lo sucesivo, y despedir al servidor una vez obtenido el servicio; aun este servicio que se ha solicitado, por peque?o que sea, es un verdadero pacto hecho con un Esp?ritu malo, y ?ste no deja la presa f?cilmente.

Por tanto cuidado con las evocaciones, la ouija, y otros m?todos que si bien pueden parecer infantiles no lo son y si no conseguimos contactar con un esp?ritu, si que conseguimos contactar con nuestro -- subsconsciente -- y nos puede jugar una mala pasada viendo cosas y escuchando algo que en realidad no existe, si no solo en nuestra mente.

?

?

Fdo. Cristobal Aguilar.


Publicado por cristobalaguilar @ 1:05  | Los Exorcismos
Comentarios (0)  | Enviar
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti