Martes, 17 de mayo de 2011

LA EVOCACI?N ESP?RITUAL? - ?QUE ES? ?ES POSIBLE EN NUESTROS DIAS?

Bueno primero que nada decir que mucha gente cree, que la evocaci?n es una cosa de la Edad Media, nada mas lejos de lo normal, m?s a?n cuando hoy proliferan much?simos grupos y sectas de una y otra ?ndole, vivimos tiempos duros de cris?s de F? y valores, caldo de cultivo preparado para que hagan su agosto las especulaciones mas pr?lificas, de todas formas vamos a analizar en este art?culo y en el Blog In Nomine Patris, que es la evocaci?n. Aunque en nuestras secciones ya hay sendos art?culos sobre el tema vamos ahondar en el mismo.

La Evocaci?n propiamente dicha ser?a el llamamiento de un esp?ritu o entidad determinada.

El llamamiento directo que se hace a un Esp?ritu determinado, es un lazo entre ?l y nosotros; le llamamos por nuestro deseo y de este modo oponemos una especie de barrera a los intrusos. Sin un llamamiento directo, un Esp?ritu no tendr?a muchas veces ning?n motivo para venir a nosotros, no siendo nuestro Esp?ritu familiar. Estos dos modos de obrar tiene cada uno sus ventajas, y el inconveniente solo estar?a en la exclusi?n absoluta de uno de los dos.

Cuando uno desea comunicarse con un Esp?ritu determinado, es de toda necesidad evocarlo. Si puede venir, generalmente se obtiene por respuesta: S?; o: Estoy aqu?; y tambi?n: ?Para qu? me quer?is? Algunas veces entra directamente en materia contestando con anticipaci?n a las preguntas que quer?an hac?rsele. Cuando un Esp?ritu es evocado por la primera vez, conviene designarlo con alguna precisi?n. En las preguntas que se le dirigen, es menester evitar las f?rmulas secas e imperativas, que ser?a para ?l un motivo para alejarle. Estas f?rmulas deben ser afectuosas o respetuosas, seg?n el esp?ritu y en todos los casos atestiguar el evocador su benevolencia.

nuestros Esp?ritus familiares que se identifican con nuestro pensamiento, preparan el camino de tal modo, que si no hay nada que se oponga, el Esp?ritu que se quiere evocar est? ya presente. En caso contrario, es el Esp?ritu familiar del m?dium, o el del evocador, o uno de los que est?n acostumbrados, el que va a buscarle, y para esto no necesita mucho tiempo. Si el Esp?ritu evocado no puede venir instant?neamente, el mensajero (los paganos dir?an Mercurio) se?ala un tiempo, algunas veces de cinco minutos, un cuarto de hora, una hora y aun muchos d?as; cuando ha llegado, entonces dice: Aqu? est?, y es cuando pueden dirig?rsele las preguntas que quieran hac?rsele. El mensajero no es siempre un intermediario necesario, porque el llamamiento del evocador puede ser o?do directamente por el Esp?ritu, como se dir? m?s adelante.

Cuando decimos que debe hacerse la evocaci?n en nombre de Dios, entendemos que nuestra recomendaci?n deber ser hecha formalmente y no a la ligera.

De todas formas os recomendamos no REALIZAR NINGUNA DE ESTAS PR?CTICAS, PORQUE EXISTE UN RIESGO MUY ALTO DE POSESI?N U OBSESI?N POR PARTE DEL ESP?RITU AL QUE SE LLAMA, e incluso puede volver a presentarse fen?menos determinados, en el lugar en donde se realiz? dicha evocaci?n. Por tanto tened presente que este art?culo no es para animaros a que realiceis evocaciones, sino todo lo contrario que sepais que son o al menos que os suenen y que esteis alerta.

Estamos en tiempos de guerra esp?ritual y como en toda guerra, el conocimiento es poder.


Fdo. Cristobal Aguilar.


Publicado por cristobalaguilar @ 0:13  | Los Exorcismos
Comentarios (0)  | Enviar
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti