Lunes, 14 de febrero de 2011

SENTENCIAS Y PALABRAS ATR?BUIDAS A JESUS POR LO SANTOS PADRES

Aqu? os traemos un conjunto de sentencias atribuidas a Jes?s por los Santos Padres, espero que os gusten, pertenecen a un texto ap?crifo ya perdido. EL AUTOR DEL BLOG.

1. Cosa m?s gloriosa, feliz y perfecta es dar que recibir.

2. T?, que trabajas en s?bado, si sabes lo que haces, bienaventurado eres. Mas si no lo sabes, eres execrable y transgresor de la Ley.

3. Procurad crecer en lo peque?o y disminuir en lo grande. As?, cuando entr?is en una casa y pid?is de comer, no os juzgu?is dignos de ocupar los puestos principales de la mesa, ni os acerqu?is siquiera a ellos, no sea que llegue el anfitri?n y os diga: Sentaos m?s abajo, dej?ndoos confundidos. Mas, si os aproxim?is a los puestos humildes de la mesa, donde est?n los que son menores que vosotros, el anfitri?n os dir?: Colocaos m?s arriba, y esto os ser? ?til.

4. Si en lo grande no fuisteis fieles, ?qu? se os dar? en lo que es grande?

5. Por los enfermos estoy enfermo y por los hambrientos hambriento, y por los sedientos sediento.

6. Pedid lo grande y se os dar? lo peque?o. Pedid lo celestial y se os dar? lo terrenal.

7. Pocas cosas del mundo sirven para la ?nica cosa necesaria.

8. Resistamos a toda iniquidad y teng?mosle odio.

9. Sed buenos banqueros.

10. Los que quieran verme y llegar a mi reino deben poseerme por tormentos y por aflicciones.

11. Si alguien quiere conducir a Israel a la penitencia y por mi nombre creer en Dios, remita sus pecados. Y al cabo de doce a?os, salga del mundo y no diga: No te o?mos.

12. Si os congreg?is en mi nombre, y no cumpl?s mis mandamientos, abominar? de vosotros, y os dir?: Apartaos de m?, que no os conozco, obradores de la iniquidad.

13. Sois como corderos en medio de los lobos. Mas despu?s de su muerte, los corderos no temen a los lobos. As?, vosotros no tem?is a los que os maten, y que despu?s de que hay?is muerto, nada os podr?n hacer. Mas temed a aquel que, despu?s de muertos, tiene potestad para arrojar vuestro cuerpo y vuestra alma a la gehena del fuego.

14. Conservad casta vuestra carne y sed en vuestro m?s secreto interior inmaculados, a fin de que recib?is la vida eterna.

15. D?as vendr?n en que brotar?n vi?as, cada una de las cuales tendr? diez mil gruesas ramas, y en cada rama gruesa diez mil delgadas, y en cada rama delgada diez mil racimos, y en cada racimo diez mil granos, y cada grano, al ser prensado, dar? veinticinco metretas de vino. Y, cuando uno de los santos ponga su mano sobre un racimo de ?stos, otro racimo exclamar?: Yo soy el racimo mejor; t?mame y bendice al Se?or por causa m?a. Igualmente, un grano de trigo dar? diez mil espigas, y cada espiga tendr? diez mil granos, y cada grano dar? diez libras de harina de flor selecta, y los frutos y los granos y las hierbas se multiplicar?n en igual proporci?n.

16. Yo soy la puerta que conduce al Padre. Mi carne es un pan de vida celeste, y mi sangre es una bebida divina. El Esp?ritu Santo sabe de d?nde viene y ad?nde va, y castiga lo que est? oculto.

17. Sed misericordiosos, para que obteng?is misericordia. Practicad la equidad y la longanimidad. Perdonad, para que se os perdone. Como hag?is, os ser? hecho. Como deis, os ser? dado. Como hay?is juzgado, os juzgar?n. Encontrar?is tanta bondad como bondadosos hay?is sido. Con la medida de que os sirv?is, se servir?n para mediros.

18. Nadie conoci? qui?n es el Padre, m?s que el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quiso revelar, ni quien es el Hijo m?s que el Padre.

19. En aquello que os sorprenda y descubra, en ello tambi?n os juzgar?.

20. A menudo deseo o?r sermones inspirados por el Esp?ritu Divino, y no tengo quien me los pronuncie.

21. Si no hac?is lo diestro como si fuera siniestro, lo de arriba como si estuviese abajo, y lo anterior como si ocurriese posteriormente, no conocer?is el reino de Dios.

22. M?s vale morir en Dios que reinar sobre la tierra toda de uno a otro extremo, porque ?de qu? le sirve al hombre poseer el mundo entero, si sufre esclavitud en su alma?

23. A cualquiera que te pida algo, d?selo.

Fuente: Los Evangelios Ap?crifos, por Edmundo Gonz?lez Blanco
Transcrito: Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti