Jueves, 10 de febrero de 2011

EL ESPINO ALBAR - EL LUGAR DEL ALQUIM?STA - PLANTAS QUE CURAN

Lo primero que hay que alabar del espino blanco o albar son sus propiedades cardiot?nicas, que lo convierten en un aliado a tener en cuenta para todas aquellas personas con problemas de coraz?n.

Los campos se llenan de flores de espino albar en primavera y los frutos surgen en los ?ltimos d?as del verano. Las flores se conservan secas y emanan un sutil aroma que recuerda a la tila. Los frutos tienen un sabor acre, pero son muy apreciados por los p?jaros del bosque.


Los principios activos que lo traducen en una planta aliada del coraz?n son: flavonoides, aminas, polifenoles, ?cido cafeico y clorog?nico, cumarinas y taninos.

* Aumenta el riego sangu?neo en las arterias coronarias y combate el espasmo causante de la angina de pecho.
* Reduce el riesgo de padecer arteriosclerosis.
* Tiene efecto regulador sobre la tensi?n arterial, capaz de hacerla descender en quienes la tienen alta y provocar su ascenso si se padece hipotensi?n.
* Es beneficioso sobre todo en personas de edad avanzada, con problemas cardiacos y p?rdida de memoria, al favorecer la circulaci?n sangu?nea en el cerebro.

No en vano, su elevada acci?n cardiot?nica es la base de muchos medicamentos para tratar los trastornos circulatorios, y en pa?ses como Alemania, los m?dicos especialistas en cardiolog?a, lo prescriben como tratamiento preventivo al menor s?ntoma de insuficiencia cardiaca.

Est? indicado como tratamiento profil?ctico o complementario en problemas circulatorios diversos, trastornos del ritmo cardiaco, enfermedades coronoarias como la arteriosclerosis, angina de pecho, hipertensi?n, recuperaci?n postinfarto.

Tambi?n resulta ?til en el tratamiento de los s?ntomas que acompa?an a la ?lcera provocada por estr?s. Combinado con plantas sedantes como la valeriana y el tilo, el espino albar act?a bien contra el estr?s, la ansiedad y otros trastornos nerviosos.

Dado que sus principios activos son la base de numerosos f?rmacos utilizados en el tratamiento de la patolog?a cardiaca, no se deben sobrepasar las dosis indicadas. Y en caso de hipertensi?n arterial, se debe consumir solo bajo supervisi?n m?dica.


Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti