Lunes, 07 de febrero de 2011

LA BAS?LICA DE CUATRO SANTOS CORONADOS DE ROMA

La Bas?lica de los Cuatro Santos Coronados (en italiano, Santi Quattro Coronati) es una antigua iglesia romana. Data del siglo IV o V, y est? dedicado a cuatro santos y m?rtires an?nimos. El complejo de la bas?lica con sus dos patios, el Palacio Cardenal fortificado y la capilla de San Silvestre, y el Monasterio con su claustro estilo cosmatesco se alza en una parte verde y silenciosa de Roma, entre el Coliseo y San Juan de Letr?n, en una ambientaci?n propia de otra ?poca. Su fiesta principal se celebra el 8 de noviembre.

?



?Los Cuatro Santos Coronados

Los ?cuatro santos coronados? (Santi Quattro Coronati) se refiere a cuatro santos m?rtires de nombre desconocido. El martirio es simbolizado desde antiguo mediante una palma en la mano y la coronaci?n. Seg?n la Pasi?n de San Sebasti?n, los cuatro santos eran soldados que rechazaron hacer un sacrificio a Esculapio, y por lo tanto fueron asesinados por orden del emperador Diocleciano (284-305). Los cuerpos de los m?rtires fueron enterrados en el cementerio de los Santos Marcelino y Pedro, en la cuarta milla de la v?a Labicana, por el papa Melqu?ades y san Sebasti?n (cuyo cr?neo se conserva en la iglesia). Melqu?ades decidi? que los m?rtires deb?an ser venerados con los nombres de Claudio, Nicostrato, Simproniano y Castorio; estos nombres - junto a un quinto, Simplicio - eran los de cinco canteros m?rtires de Panonia. Estos m?rtires fueron m?s tarde identificados con los cuatro m?rtires de Albano, Segundo (o Severo), Severiano, Carp?foro y Victorino. Los cuerpos de los m?rtires se conservan en cuatro antiguos sarc?fagos en la cripta. Seg?n una l?pida datada en 1123, la cabeza de uno de los cuatro m?rtires est? enterrada en Santa Maria in Cosmedin.

?Historia

Seg?n la tradici?n la primera iglesia fue comenzada por el papa Melqu?ades, en el siglo IV en la ladera norte del monte Celio. Una de las primeras iglesias de Roma, goz? del nombre de Titulus Aemilianae por la fundadora, quien probablemente era propietaria de una villa romana cuya estructura es evidente debajo de la iglesia. ?sta fue completada a finales del siglo VI, y debido a su proximidad con la residencia papal medieval del Palacio de Letr?n, en su d?a fue prominente. La primera renovaci?n aconteci? con el papa Le?n IV (847-855), quien construy? la cripta bajo la nave, a?adi? naves laterales, cerr? el patio ante la fachada y construy? el campanario y las capillas de santa B?rbara y san Nicol?s. La nueva destacada bas?lica, de estilo carolingio ten?a 95 metros de largo y 50 de ancho.


?bside y palacio cardenalicio.

Esta iglesia, sin embargo, fue quemada hasta sus cimientos por las tropas de Roberto Guiscardo durante el saqueo normando de Roma. En lugar de reconstruir la bas?lica original a escala, el papa Pascual II construy? una bas?lica m?s peque?a con dos patios, uno frente a otro; el primer se corresponde al patio original del siglo IX, mientras que el segundo se encontraba sobre la parte inicial de la nave. Dos pasillos laterales se incluyeron en el Palacio Cardenalicio (a la derecha) y en el monasterio benedictino fundado por el propio Pascual (a la izquierda). El ?bside original de la bas?lica, sin embargo, fue conservado, y parece de tama?o desmesurado en relaci?n a la nueva iglesia, cuya nave se dividi? en tres partes por medio de columnas. La nueva iglesia fue consagrada el 20 de enero de 1116. En 1338 era una posesi?n de la abad?a de Sassovivo.

En el siglo XIII se le a?adi? un claustro cosmatesco. El Palacio Cardenalicio fue ampliado por el cardenal Stefano Conti, sobrino del papa Inocencio III. El cardenal Conti tambi?n transform? el palacio en una fortaleza, para conceder refugio a los papas en Letr?n durante el conflicto con los emperadores Hohenstaufen. En 1247 fue consagrada la capilla de san Silvestre, en la planta baja de la fortaleza; contiene frescos representando las historias del papa Silvestre I y del emperador Constantino I, entre ellos el bautismo del emperador, hecho no acreditado hist?ricamente. Pintada con el tel?n de fondo de las luchas pol?ticas entre el papa Inocencio IV y el recientemente excomulgado sacro emperador romano Federico II Hohenstaufen, los frescos quer?an subrayar la deseada soberan?a de la iglesia (el papa Silvestre) sobre el Imperio (Constantino).

Cuando los papas se trasladaron a Avi??n, el Palacio Cardenalicio cay? en la ruina. Y luego, al regreso de los papas a Roma con Mart?n V, fue necesaria una restauraci?n. Sin embargo, cuando la residencia papal se traslad? desde el Laterano al palacio del Vaticano, esta bas?lica perdi? su importancia. En 1564, el papa P?o V confi? la bas?lica y los edificios que la rodeaban a los agustinos, quienes a?n sirven aqu?.

El inter?s en la historia de este complejo se renov? en 1913, gracias al trabajo del Superintendente de Bellas Artes Antonio Mu?oz. Una vez que el edificio se convirti? en un orfanato, las monjas agustinas pudieron un torno a la entrada que se us? como una ?caja? de dep?sito de los ni?os no deseados.

?Decoraci?n interior

El ?bside contiene varios frescos (1630) de Giovanni da San Giovanni de los cuatro santos m?rtires patronos, Severo, Severiano, Carpoforo y Victorino. El retablo de la nave izquierda de S.Sebastiano curato da Lucina e Irene fue pintado por Giovanni Baglione. El segundo patio conserva la entrada al Oratorio di San Silvestro, con frescos de origen medieval, as? como otros de Raffaellino da Reggio.

?

Fuente: Wikipedia.

TRanscrito: Cristobal AGuilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti