Viernes, 04 de febrero de 2011

LA PERSEVERANCIA Y LA CONSTANCIA ARMAS DEL CRISTIANO

Durante toda la historia de la humanidad, los hijos hab?an aprendido de sus padres lengua, mitos, costumbres, conducta, cultura, t?cnica y profesi?n. En nuestros d?as, los padres aprendemos de los hijos lengua, mitos, costumbres, conducta, cultura, t?cnica, profesi?n y... las ?ltimas novedades en inform?tica, m?sica y motocicletas.
Estamos en la cultura del cambio. Quiz? deber?amos hablar de la ?constancia del cambio!

A pesar de todo, admiramos la constancia
Aunque se trata de un valor de baja cotizaci?n entre la gente joven, debemos reconocer que admiramos a las personas que en su vida han demostrado una gran tenacidad o constancia. Sabemos que las grandes figuras del pensamiento, de la ciencia, de las artes, de la t?cnica, de los deportes... han sido perseverantes en sus proyectos y realizaciones: han sido constantes.
La veleidad no sustenta grandes descubrimientos o empresas duraderas. Ha habido grandes investigadores en todos los campos que han hecho posible un progreso humano de provecho universal gracias a la continuidad de su trabajo.
Nuestros hijos pueden ser muy sensibles a la fidelidad "obstinada" de sus ?dolos deportivos hasta conseguir unos r?cords que los han elevado al podio de los h?roes. Les es f?cilmente comprensible la cantidad de horas de entrenamiento para conseguir y mantener unas marcas hist?ricas. Si practican alg?n deporte o tocan alg?n instrumento musical, saben lo que es la tenacidad para llegar a triunfar o, por lo menos, para salir de la mediocridad.



Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti