Jueves, 03 de febrero de 2011

LA BAS?LICA DE LA SANTA CRUZ DE JERUSALEM DI ROMA

La Bas?lica de la Santa Cruz en Jerusal?n (en lat?n, Basilica Sanctae Crucis in Hierusalem y en italiano, Basilica di Santa Croce in Gerusalemme) es una de las siete iglesias de Roma, que los peregrinos ten?an que visitar a pie en un d?a. Fue construida en el lugar donde se encontraban los palacios de Helena de Constantinopla, la madre de Constantino I el Grande.


?Historia

La iglesia se encuentra a menos de un kil?metro al este de la de Archibas?lica de San Juan de Letr?n. Fue construida en el lugar que ocupaba un palacio fechado en el siglo III que hab?a sido el hogar de los ?ltimos emperadores. Una sala de este edificio, de 21,8 m de largo y 36,5 m de ancho, fue adaptada en el 350 para la construcci?n de la iglesia.

?


Bajo el papado de Lucio II en el siglo XII, la iglesia fue restaurada y m?s tarde dotada de una torre, como demostraci?n de poder. Durante el Renacimiento y el Barroco, se realizaron otras modificaciones, que desfiguraron completamente el aspecto original de la iglesia. La restauraci?n barroca fue encargada por el papa Benedicto XIV a Domenico Gregorini y Pietro Passalacqua (1740-1758), autores de la fachada y atrio de forma ovalada, como una de las ?ltimas derivaciones de la arquitectura de Borromini, antes del advenimiento del Neoclasicismo. Actualmente parte de los frescos originales del antiguo edificio se conservan en el Museo de la bas?lica.

A comienzos del siglo XII hasta el siglo XVI exist?a anexo a la iglesia un monasterio de la Orden de los Cartujos.

Junto al convento y adosado a los muros del anfiteatro Castrense, el papa Sixto IV reconstruy? en 1476 el Oratorio de Santa Maria del Buon Aiuto, que originariamente estaba a medio camino entre las iglesias de la Santa Cruz y San Juan. El pueblo la denomin? Santa Maria de Spazzolaria por el hecho de que el sacrist?n cobraba limosnas para la iglesia, costumbre que a?n se mantiene.

La Bas?lica de la Santa Cruz (a menudo citada en la Edad Media, simplemente como de Jerusal?n), fue declarada con el t?tulo presbiteral por el papa Gregorio I.

Del 13 de marzo de 1910, la iglesia de Santa Cruz se instituy? como parroquia, creada por el papa P?o X.

?Obras de arte y reliquias


Interior de la Bas?lica de la Santa Cruz de Jerusal?n.

La iglesia contiene reliquias tradicionalmente ligadas a la Crucifixi?n de Jes?s. Entre estas se encuentran partes de la Vera Cruz, la cruz de uno de los dos ladrones, una esponja empapada en vinagre, la corona de espinas, clavos, y la inscripci?n de INRI. Estas reliquias fueron tra?das por santa Helena despu?s de su viaje a la Tierra Santa. Su autenticidad no es segura. Las reliquias se conservan en el santuario "de la Cruz", que se encuentra dentro de la sacrist?a de la bas?lica. Varios fragmentos de la Cruz se conservan en iglesias de todo el mundo. De los cuatro clavos sagrados de la Crucifixi?n, los otros tres est?n, seg?n la tradici?n, uno en la Corona de Hierro en Monza, uno suspendido sobre el altar mayor del catedral de Mil?n y uno, de tradici?n m?s dudosa, en la catedral de Colle di Val d'Elsa, en la provincia de Siena.

En el interior de la iglesia se encuentra la capilla de Santa Elena, cuyo pavimento fue cubierto con tierra proveniente de Tierra Santa. Debido a esta cirscunstancia recibi? la iglesia su nombre particular de Jerusal?n.

Los los peregrinos en la Edad Media consideraban a esta capilla no apta para el acceso a las mujeres, prohibici?n que tambi?n se aplicaba a la capilla del Sancta Sanctorum de los edificios de Letr?n.

Durante un tiempo, en la capilla se conservaron tres paneles que constitu?an un retablo, ejecutado en 1601 por el pintor Peter Paul Rubens, reci?n llegado a Roma de Mantua. Hoy en d?a, las dos pinturas que representan Santa Helena y la Vera-cruz y la Pasi?n de Cristo se encuentran en Grasse, cerca de Par?s, mientras que se desconoce el paradero de la tercera.

En el ?bside se encuentran unos frescos con las leyendas de la Vera Cruz, atribuidos a Melozzo da Forli, Antoniazzo Romano y Marco Palmesano. Tambi?n cabe destacar el monumento funerario al cardenal portugu?s Francisco Qui?ones, realizado por Jacopo Sansovino en 1536. En una urna de basalto del altar mayor se conserva el cuerpo de San Ces?reo di?cono y m?rtir, y San Anastasio.

La reestructuraci?n del siglo XVIII condujo a una renovaci?n total del interior, que estaba decorado con tres pinturas de gran formato en la b?veda por el molfet?s Corrado Giaquinto, uno de los artistas m?s celebrados de la ?poca (1743).

Otro tesoro es un icono en mosaico del siglo XIV, hoy en el Museo de la Bas?lica, encargado el papa Gregorio I. Est? rodeado por un marco de madera, muy grande, que deja poco espacio para el icono.

?El huerto mon?stico


Vista del huerto mon?stico.

En el ?rea del anfiteatro Castrense, durante siglos perteneciente a la bas?lica y a su monasterio, fue reconstruido y dise?ado en el 2004 por el arquitecto Paul Pejrone, como huerta-jard?n del monasterio, por iniciativa de los Amigos de Santa Cruz de Jerusal?n. Los paseos circulares son los ejes principales que consisten en dos caminos perpendiculares bajo p?rgolas, que se re?nen en el centro en un estanque.

Los cultivos est?n dispuestos de forma clara y ordenada, con verduras, hierbas arom?ticas, frutales y flores, con un gran respeto por la tradici?n de los cultivos locales. La impresi?n general es de equilibrio y serenidad, tanto m?s sorprendente porque el sitio est? en el centro de una zona de denso tr?fico.

?

Fuente: Wikipedia.

Transcrito: Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti