Jueves, 03 de febrero de 2011

EL ISLAM DE NUESTROS D?AS - RESTROSPECTIVA

Como siempre desde el respeto mutuo y la concordancia exponemos lo que nuestro hermanos de la religi?n musulmana, tienen como establecido:

En la ?poca moderna, el Islam ha tenido que enfrentarse a un amplio abanico de fuerzas, externas e internas, que han cuestionado su identidad, a veces de forma radical. En el exterior, ha sido decisivo el contacto con Occidente y con sus fuerzas pol?ticas, sociales y culturales: en efecto, gran parte del mundo isl?mico, desde el norte de ?frica hasta Indonesia, ha estado bajo el dominio colonial europeo.

Con el nacimiento del nacionalismo isl?mico y la creaci?n de estados independientes surgi? una lucha end?mica por el predominio entre las distintas ramas del Islamismo, algunas de las cuales propugnaban la creaci?n de estados laicos seg?n el modelo occidental, dotados de leyes no inspiradas en el Cor?n, mientras que otras deseaban restaurar un cierto tipo de estado isl?mico en el que pudiese recuperarse la tradicional vida isl?mica no contaminada por el corrosivo contacto con la modernidad occidental. Tambi?n hay que recordar la importancia que en el siglo XX ha tenido, en muchos pa?ses isl?micos, el contacto con el socialismo, tanto marxista como no marxista. La respuesta musulmana a estas fuerzas ha sido muy variada y ha generado movimientos Y posturas diversificados.

En los primeros siglos que, como hemos visto, supusieron el momento cumbre del desarrollo de la civilizaci?n musulmana, sigui? un largo per?odo de estancamiento cultural y de rigidez doctrinal, que se prolong? hasta el siglo XVIII de nuestra era, con una evoluci?n de signo opuesto a la occidental.

Los primeros impulsos de una nueva vida llegaron, entre finales del siglo XVIII y principios del XIX, en forma de movimientos reformistas revivalistas, que surgieron en Arabia, India y algunas zonas de ?frica. Uno de los primeros y m?s influyentes movimientos naci? en Arabia central gracias a los incansables esfuerzos de Muhammad ibn Abd-al-Wahhab (m. 1729), que deseaba purificar el Islam de las influencias extranjeras. Estaba convencido de que los musulmanes deb?an regresar a las sencillas creencias y pr?cticas del tiempo de Mahoma. Sus seguidores, los wahhab?es, se distinguen por su aspiraci?n a un Islam puro y marcado por una interpretaci?n literal del Cor?n. Los wahhab?es se inspiraron en la escuela hanbal? y la elevaron a una posici?n preeminente. Adem?s unieron sus fuerzas con las de la familia de los Su'ud, quienes, partiendo de su capital en Riad, en Arabia central, conquistaron y ?purificaron? la Meca en 1806 y siguieron expandi?ndose hasta 1818. A comienzos del siglo XX, su poder fue restablecido en Arabia central y en 1932 se fund? el reino de Arabia Saudita. Desde entonces, las creencias y pr?cticas wahhab?es han gozado de la aprobaci?n oficial en toda Arabia, incluidas las ciudades santas de Medina y de la Meca, y han influido a los musulmanes de todo el mundo, especialmente en las ?reas en v?as de desarrollo. Los wahhab?es sostienen que visitar los sepulcros de quienes son considerados santos o buscar su intercesi?n es una pr?ctica polite?sta.

Son contrarios a la celebraci?n del ?d?a del nacimiento del Profeta?, una fiesta muy celebrada en todo el mundo musulm?n. Consideran que es un error interpretar el Cor?n de forma aleg?rica o aceptar como verdad algo que no est? confirmado por el texto sagrado, por los hadiz can?nicos o por un razonamiento convincente. Adem?s, desaprueban ciertas innovaciones occidentales como el cine, el tabaco y el baile, hasta el punto de que son denominados los puritanos del Islam.

En la India el movimiento de reforma se inici? ya en el siglo XVII. Tras un per?odo de enorme popularidad e influencia del sufismo, que promovi? conversiones en masa del hinduismo al Islam, los musulmanes ortodoxos hallaron un representante autorizado en Ahman Sirhindi (m. 1625), que combati? el monismo filos?fico de los suf?es m?s radicales, pero conserv? algunas concepciones y t?cnicas suf?es, integr?ndolas en un sistema que destacaba los valores tradicionales y el car?cter central de la ley isl?mica. Sus reformas fueron abrazadas m?s tarde y reforzadas por Aurangzeb (m. 1707), el l?der musulm?n que defendi? incansablemente la ortodoxia sunn? en la India.

Medio siglo m?s tarde, el Islam indio tuvo un nuevo l?der intelectual en la figura de WalT-Allah de Delhi (m. 1762), quien, al igual que sus contempor?neos wahhab?es en Arabia, pretend?a ?purificar? el Islam de las creencias y pr?cticas ajenas que entretanto se hab?an ido infiltrando y devolverle su rostro primitivo. Su sistema estaba basado en la justicia social y econ?mica. Un disc?pulo suyo, Sayyd Ahmad de Bareli, transform? esta reforma intelectual en una aut?ntica ?guerra santa?. En efecto, tras haber regresado de una peregrinaci?n a la Meca, organiz? un ej?rcito y arrebat? a los sijs gran parte del territorio noroccidental de la India. El dominio musulm?n en la India prosigui? hasta 1858, cuando el gran imperio mongol fue conquistado por los brit?nicos.

En el siglo XIX aparecieron muchos movimientos reformistas en ?frica. Como hab?a ocurrido en la India, estos movimientos conjugaban la aspiraci?n a retornar a las ense?anzas sencillas del Cor?n con el uso de m?todos suf?es de organizaci?n y de propagaci?n de las ideas. La orden de los idris?es, fundada por Ahmad ibn Idrisi (m. 1837), rechaz? la idea suf? de uni?n con Dios y propuso en su lugar la uni?n con el esp?ritu de Mahoma como ?nico fin leg?timo del misticismo isl?mico. El fundador de este movimiento no s?lo fue un suf? practicante, sino tambi?n un especialista en leyes isl?micas. Al igual que los wahhab?es, rechaz? el concepto cl?sico de ?consenso? y lo sustituy? por el derecho a tener una opini?n individual.

De la orden de los idris?es nacieron otras ?rdenes independientes, entre las que destaca la sanusiyya, fundada en 1837 por el disc?pulo argelino de Idris, Muhammad 'Al? al-Sanusi (m. 1859), que instituy? un ritual propio de tipo suf? y organiz? m?s de veinte centros o ?c?lulas?, sobre todo en el norte de ?frica. Tal como hiciera su maestro, ?l tambi?n proclam? el derecho a la ?guerra santa? y dict? disposiciones legales para sus seguidores, tanto en el ?mbito econ?mico como social. La orden sanusiyya estableci? un programa de reformas sociales que afectaba incluso a la actividad pol?tica. Particip? activamente en los movimientos panisl?micos y anticoloniales y desempe?? un papel importante en la liberaci?n de Libia del dominio colonial italiano. Cuando en 1951 se fund? el reino de Libia (que durar?a hasta 1969), el jefe de la orden sanusiyya se convirti? en Idris I, el primer rey de la nueva naci?n.

Estos movimientos reformistas tienen en com?n la exigencia de restaurar el Islam de los or?genes despoj?ndolo de los desarrollos culturales posteriores, el consiguiente rechazo de la idea de que el ?verdadero? Islam fue el del per?odo medieval, la no aceptaci?n del ?consenso? y de las nuevas ideas de importaci?n occidental y, por ?ltimo, una propensi?n a extender la reforma revivalista mediante la fuerza de las armas.


Fdo. Cristobal Aguilar.


Publicado por cristobalaguilar @ 0:11  | Otras Religiones
Comentarios (0)  | Enviar
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti