Mi?rcoles, 02 de febrero de 2011

LA ANTIGUA BAS?LICA DE SAN PEDRO

La Antigua Bas?lica de San Pedro era el edificio que se erig?a anteriormente en el lugar donde ahora se halla la Bas?lica de San Pedro en Roma. El nombre Antigua Bas?lica de San Pedro se ha utilizado desde la construcci?n de la bas?lica actual para distinguir ambos edificios.

?


?Historia

Desde la ?poca de la crucifixi?n y sepultura de San Pedro en el a?o 64, se ha cre?do que en este lugar se halla la tumba de San Pedro y donde se encontraba un peque?o santurario. La construcci?n comenz? bajo las ?rdenes del Emperador romano Constantino I, entre 326 y 333, y se necesitaron 30 a?os para completarla. El dise?o era el t?pico de una bas?lica.?? La iglesia lentamente gan? importancia durante los siguientes doce siglos, e incluso se convirti? en un lugar de peregrinaci?n dentro de Roma. Las coronaciones papales comenzaron a celebrarse all?; tambi?n fue el lugar donde Carlomagno fue coronado emperador del Sacro Imperio Romano Germ?nico, en el a?o 800. Gracias a su prestigio en ascenso, la iglesia fue decorada con estatuas, mobiliario y candelabros elaborados, y permanentemente se agregaban sepulcros y altares a sus costados. No obstante, para el siglo XV la bas?lica se encontraba rumbo a la ruina y, tras el regreso del papa de Avi??n, comenz? a discutirse la reparaci?n de parte de la estructura. Leone Battista Alberti y Bernardo Rossellino fueron dos de las personas involucradas en la reconstrucci?n, y quienes mejoraron el ?bside y agregaron, parcialmente, una logia de varios pisos a la fachada del atrio, cuya construcci?n continu? de manera intermitente hasta que comenzaron las obras de la nueva bas?lica. En un principio, el papa Julio II tuvo la intenci?n de conservar el viejo edificio, pero al poco tiempo su atenci?n se centr? en derribarlo y construir una estructura nueva. Este plan horroriz? a muchas personas de la ?poca, ya que el edificio representaba una continuidad papal que se remontaba a Pedro. Adem?s, la estructura se hallaba repleta de tumbas y cad?veres pertenecientes a santos y papas; incluso siguieron encontr?ndose huesos, durante la construcci?n, hasta febrero de 1544. Finalmente, el trazado de la nueva bas?lica intent? reconsagrar dichos restos tanto como fue posible, y el altar original se preserv? dentro de la nueva estructura que lo albergar?a.

Dise?o

El edificio consist?a en cinco naves: una amplia, en el centro, y dos m?s peque?as a cada uno de los lados. A su vez, cada una de las naves estaba dividida por 21 columnas de m?rmol que eran restos tomados de antiguos edificios paganos. La bas?lica, de 110 metros de largo, ten?a la forma de una cruz latina y un techo inclinado enmaderado en el interior, que alcanzaba una altura de 30 metros en el centro. En la entrada se hallaba un atrio al que se conoc?a como ?el Jard?n del Para?so?, y que ten?a cinco puertas por las que se acced?a al cuerpo principal de la iglesia; este atrio en realidad era un agregado realizado en el siglo XVI. No obstante, y a diferencia de los templos paganos anteriores, el exterior de la bas?lica no estaba decorado de forma magn?fica.


La donaci?n de Constantino (c. 1520), del taller de Rafael, muestra c?mo luc?a el interior de la Antigua San Pedro.En el fondo del retrato, al centro, puede observarse la disposici?n original del altar, con cuatro columnas salom?nicas frente a ?ste.

La creaci?n del estupendo mosaico de la Navicella (1305-1313), ubicado en el atrio, se atribuye a Giotto di Bondone. El enorme mosaico hab?a sido encargado por el cardenal Jacopo Stefaneschi y ocupaba la totalidad de la pared por encima del arco que daba al patio. La obra mostraba a San Pedro caminando sobre el agua. Este extraordinario trabajo fue destruido en gran parte durante la construcci?n de la nueva bas?lica en el siglo XVI, aunque a?n se conservan fragmentos. Navicella significa ?barco peque?o?, en referencia al gran barco que dominaba la escena y cuya vela, hinchada por los vientos de la tormenta, se impon?a sobre el horizonte. Este tipo de representaci?n naturalista del mar s?lo se conoc?a de obras en arte antiguo.

La nave de la iglesia terminaba en un arco que conten?a un mosaico de Constantino y San Pedro, a quien se le entregaba un modelo de la iglesia de Cristo. En las paredes, de 11 ventanas cada una, pod?an encontrarse frescos de distintas personas y escenas tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento.

Uno de los restos m?s excepcionales de la decoraci?n medieval de la Antigua Bas?lica de San Pedro es el fragmento de un mosaico del siglo XVIII, la Epifan?a. Dicho fragmento, que se conserva en la sacrist?a de Santa Maria in Cosmedin, es prueba de la gran calidad art?stica de los mosaicos perdidos.

El altar de la Antigua San Pedro contaba con varias columnas salom?nicas. Seg?n la tradici?n, Constantino tom? estas columnas del Templo de Salom?n y las regal? a la iglesia; sin embargo, es probable que en realidad estas fueran de una iglesia de Oriente. Cuando Gian Lorenzo Bernini construy? su baldaquino para cubrir el nuevo altar de San Pedro, se alej? del dise?o intrincado de las antiguas columnas. Ocho de las columnas originales fueron trasladadas al muelle de la nueva San Pedro.

?

Fuente: Wikipedia.

Transcrito: Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti