Mi?rcoles, 05 de enero de 2011

PINTURA DE LA CRUCIFIXI?N DE SAN PEDRO

Crucifixi?n de San Pedro (en italiano, Crocefissione di San Pietro) es una obra maestra del pintor italiano Caravaggio. Est? realizado al ?leo sobre lienzo y tiene unas dimensiones de 230 cent?metros de alto por 175 de ancho. Fue pintada para la capilla Cerasi de la iglesia de Santa Mar?a del Popolo de Roma, Italia.

?Historia

Al otro lado de la capilla hay un segundo cuadro de Caravaggio, representando la sorprendente Conversi?n de San Pablo en el camino de Damasco (1601). En el altar, entre los dos, hay una luminosa y multitudinaria Asunci?n de la Virgen obra de Annibale Carracci.

Los dos caravaggios, as? como el altar de Carracci, fueron un encargo de monse?or Tiberio Cerasi en septiembre de 1600. Las versiones originales de Caravaggio de ambas pinturas fueron rechazadas, y las obras que hoy se encuentran en la capilla fueron pintadas como segundas versiones en 1601. La primera Conversi?n de Pablo ha sido identificada con la que hay en la colecci?n Odescalchi Balbi, Roma, pero la primera versi?n de la Crucifixi?n de Pedro ha desaparecido. Algunos eruditos han identificado esta Crucifixi?n perdida con una pintura que actualmente se encuentra en el Museo del Hermitage en San Petersburgo, pero no es algo generalmente aceptado. Las primeras versiones pasaron a la colecci?n privada del cardenal Sannessio, y algunos estudiosos modernos (incluyendo a John Gash, Helen Lagdon y Peter Robb - v?ase la secci?n de Referencias abajo) han especulado que Sennassio pudo haberse aprovechado de la muerte repentina de Cerasi para coger algunas pinturas del m?s famoso pintor nuevo de Roma. En cualquier caso, las segundas versiones, que parecen haber sino menos rupturistas que las primeras, fueron aceptadas sin problemas por los albaceas de la herencia de Cerasi.

Los santos Pedro y Pablo, juntos representan los cimientos de la iglesia cat?lica, Pedro ser?a la ?roca? sobre la que Cristo declar? que se erigir?a su iglesia (Evangelio de Mateo 16:18), y Pablo quien fund? la sede de la iglesia en Roma. Las dos pinturas de Caravaggio pretenden pues simbolizar la devoci?n de Roma (y de Cerasi) a los pr?ncipes de los ap?stoles en esta iglesia que dominaba la gran plaza dando la bienvenida a los peregrinos que entraban en la ciudad desde el norte, representando los grandes temas de la Contrarreforma de la conversi?n y el martirio y sirviendo como una potente propaganda en contra de las amenazas gemelas de los relapsos y el protestantismo.

Caravaggio, o su patr?n, debieron pensar en los frescos de Miguel ?ngel en la Capilla Paulina del Vaticano (v?ase la la Crucifixi?n de Miguel ?ngel) cuando escogi? los mismos temas que estas pintuas. No obstante, la escena de Caravaggio es mucho m?s cruda que la confusi?n del fresco manierista de Miguel ?ngel (1546-1550)? en el Vaticano. San Pedro no es un m?rtir herc?leo y heroico, sino un

anciano que sufre el dolor y que experimenta la angustia de la muerte (...) La muerte del pr?ncipe de los ap?stoles no fue un espect?culo heroico, sino una ejecuci?n deplorable y mezquina

An?lisis

Es ?leo sobre lienzo, de car?cter intencionadamente antiheroico y anti-?ulico.

La pintura representa el martirio de San Pedro por medio de la crucifixi?n, si bien Pedro pidi? que su cruz fuera puesta al rev?s para no imitar a su maestro, Cristo. El gran lienzo muestra a tres esbirros romanos, figuras tenebrosas, con el rostro oculto o apartado , luchando por erigir la cruz del anciano pero musculoso san Pedro. Pedro es m?s pesado de lo que su cuerpo con muchos a?os sugerir?a, y la erecci?n de su cruz requiere los esfuerzos de tres hombres, como si el crimen que perpetran ya les pesara. Su gesto, seg?n Roberto Longhi es m?s propio de trabajadores ocupados que est?n ocupados haciendo su trabajo, que de verdugos. Tiran, levantan y hacen palanca contra la cruz, en posiciones feas y banales, como queda en evidencia en el trasero amarillo y los pies sucios del esbirro que queda en la parte izquierda del primer plano.

Esta crucifixi?n no es sangrienta, pero no est? ausente el dolor. Es un zigzag de diagonales, que pronostican el inevitable martirio. Es una escena sombr?a que se desarrolla en un campo pedregoso.

En el cuadro, la luz ba?a a la cruz y al santo, ambos s?mbolo de la fundaci?n y de la construcci?n de la iglesia, a trav?s del martirio de su fundador.

?

Fuente: Wikipedia.

Transcrito: Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti