Mi?rcoles, 29 de diciembre de 2010

LA HEREJ?A Y LA ORTODOXIA RELIGIOSAS

Ortodoxia y herej?a son dos t?rminos que se exigen mutuamente. Suele decirse que una idea es ortodoxa cuando se considera que, expl?cita o impl?citamente, se opone a otra idea o pr?ctica considerada her?tica. El uso de ambos t?rminos implica un juicio de valor, que refleja en cualquier caso el punto de vista de un grupo concreto, generalmente el m?s fuerte o m?s numeroso, que se considera a s? mismo ortodoxo y a sus adversarios her?ticos.

?Ortodoxia? deriva del griego orthos, ?recto?, ?justo?, y doxa, ?opini?n o doctrina?. A medida que las comunidades cristianas iban estructur?ndose guiadas por una autoridad encargada de vigilarlas, el obispo (de ep?skopos, ?vigilante?), se va estableciendo un control tendente a distinguir entre doctrinas ?rectas? y doctrinas que aparentemente no lo son (cf. Ignacio de Antioqu?a, Ef. 1, 1).

En las Pastorales se abre paso un concepto de ortodoxia como conjunto de ideas, garantizadas por la fe en la tradici?n, que considera vana verborrea las opiniones de los adversarios (cf. 2 Timoteo, 2, 14-18). Posteriormente, el significado de ortodoxia tender? a restringirse y designar? concretamente la recta interpretaci?n de las Escrituras, que s?lo los ortodoxos interpretan correctamente, mientras que los herejes las deforman.

El t?rmino ?herej?a? deriva del griego h?iresis, ?elecci?n?. El t?rmino se utilizaba en el ?mbito filos?fico para designar una comente, una tendencia de pensamiento, en definitiva una escuela, por tanto sin ning?n significado peyorativo: este uso est? atestiguado en el Nuevo Testamento (Hechos, 24, 14; 26, 5; 28, 22).

Con Pablo comienza a adquirir una connotaci?n negativa. En Calatas, 5, 20 Pablo ofrece el retrato de una comunidad dividida en muchos ?partidos?, que fomentan pol?micas y disputas, turbando la armon?a y la paz. Cristo no puede ser dividido y, por lo tanto, no puede dar lugar a comunidades de fieles enfrentadas entre s?. A comienzos del siglo n, cuando el episcopado mon?rquico se afianza en Asia Menor, ?herej?a? acaba adoptando el significado negativo, que conservar?a a trav?s de los siglos, de opini?n desviada, doctrina err?nea que excluye de la comuni?n (el ?recto camino?) a quien la profesa (cf. Ignacio de Antioqu?a, Ef. 6, 2: Trall 6, 1).

A partir de la segunda mitad del siglo n, con la aparici?n de la crisis agn?stica, se ir? elaborando, por obra sobre todo de Justino e Ireneo, una aut?ntica literatura antiher?tica, cuyo objetivo principal es la identificaci?n, descripci?n, refutaci?n y condena de la herej?a.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti