Martes, 30 de noviembre de 2010

MANTENER A RAYA LAS TENTACIONES Y AL MALIGNO EN GENERAL

Cuando el cristiano ora y ayuna (hace penitencia), no solo fortalece la acci?n contra la tentaci?n y el pecado, sino que se mantiene en guardia contra las acechanzas del demonio. A ?sto se puede a?adir algunas oraciones espec?ficas que la Iglesia siempre ha recomendado contra la acci?n del demonio como son: La consagraci?n a Dios por medio de Mar?a Sant?sima, ya que ella es la enemiga victoriosa de la "serpiente" de acuerdo a Gen 3,15 y Ap 12. Una oraci?n que refuerza nuestra uni?n con Dios es la del "Regina Caeli", as? como la oraci?n de San Miguel Arc?ngel, atribuida a San Le?n XIII.

La pr?ctica del ayuno y en general todas las pr?cticas asc?ticas, las cuales de acuerdo a Jes?s son una de las armas m?s importantes para protegerse y luchar contra el "adversario" del Reino ("Este tipo de demonios no salen sino es con el ayuno y la oraci?n" Mc 9,29). La renuncia voluntaria a las cosas buenas de la vida, nos ejercitan para renunciar a aquellas que se nos presentan como una tentaci?n. Todos los santos, quienes han tenido que combatir contra el pecado y en muchas ocasiones con manifestaciones expresas del demonio, no cesan de recomendar el ayuno como una de las armas m?s eficaces contra las acechanzas del maligno. Las otras dos armas con las que cuenta el cristiano para su lucha espiritual contra el pecado y las acechanzas de Satan?s, son los sacramentos y los sacramentales. Los primeros, siendo una acci?n y participaci?n directa de Jes?s en el cristiano, son la mejor defensa contra el poder del Maligno y fuente de fortaleza espiritual para prevenir el pecado. La Eucarist?a y la Reconciliaci?n frecuente, hacen que el cristiano pueda avanzar en la vida con la victoria de Cristo. Estos dos sacramentos fortalecen toda la vida espiritual de quien los recibe imposibilitando la acci?n del demonio. ?sto trae por consecuencia, paz y armon?a interior. Finalmente tenemos los sacramentales como son los crucifijos, las im?genes de Jes?s y de la Sant?sima Virgen, las medallas benditas, y de manera particular la "Cruz de San Benito" a cuya bendici?n est? ligado un exorcismo. Todos estos sacramentales, en la medida en que se usan con fe y con la aprobaci?n de la Iglesia, vienen a ser una importante herramienta para mantenerse en santidad y en guardia contra las acechanzas del demonio.

Sobre las pr?cticas asc?ticas debemos decir que el mismo Jes?s nos ha dado muestras de la eficacia del ayuno, en el combate contra el demonio y la tentaci?n cuando al inicio de su ministerio ayun? durante 40 d?as con el fin de estar preparado para el momento de la prueba (Lc 4,5.9). Despu?s de la resurrecci?n del Maestro, sus disc?pulos lo imitaron y con ello iniciaron la evangelizaci?n de las naciones (Hech 13,3). Y es que al abstenerse de alimento que es la fuerza y la energ?a del cuerpo, el hombre se abandona a la fuerza y a la eficacia del poder de Dios. Es de alguna manera renunciar a nuestras propias fuerzas, para darle a Dios toda la libertad de actuar en nosotros y a trav?s de nosotros. Es al mismo tiempo una privaci?n que permite al Esp?ritu Santo dar al hombre m?s lucidez en la toma de sus decisiones. Si el cristiano quiere vivir una vida plena en la gracia y dejar que se desarrolle en ?l la vida del amor y de esta manera estar protegido contra las acechanzas del demonio, debe orar y ayunar con frecuencia.

Uno de los elementos m?s efectivos para tener a raya al demonio y todas sus seducciones, es el amor a Mar?a Sant?sima a quien Satan?s teme y lo hace temblar de rabia y de impotencia. Mientras que el demonio combate desde el exterior, por medio de la violencia y la seducci?n, Mar?a inspira, desde nuestro interior, la fuerza que viene s?lo de Dios. Satan?s inspira el odio que destruye y desintegra mientras, que Mar?a nos inspira el amor que reinar? por siempre. De ah? la necesidad de una piedad mariana que mantenga a distancia al enemigo y que nos ayude a resistir en el momento de la tentaci?n. Es testimonio de todos los santos la eficacia de la intercesi?n de Mar?a, en los momentos de tentaci?n y acoso del demonio. Por ello, arma indispensable del cristiano es el rezo diario del rosario, el uso del escapulario de la Virgen del Carmen y alguna medalla de protecci?n como por ejemplo la de San Benito.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Publicado por cristobalaguilar @ 1:23  | Los Demonios
Comentarios (0)  | Enviar
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti