Lunes, 29 de noviembre de 2010

PALABRAS DE JES?S EN EL EVANGELIO SOBRE LA VOLUNTAD Y EL SER DILIGENTES

Quien escucha estas mis palabras y las cumple, ser? como el var?n prudente que edific? su casa sobre roca. Cay? la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos y se echaron sobre la casa aquella, pero no cay? porque estaba cimentada sobre roca (Mateo 7, 24-25).

El que escucha mis palabras y no las pone por obra, ser? semejante al necio que edific? su casa sobre arena. Cay? la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos y dieron sobre la casa, que se derrumb? estrepitosamente (Mateo 7, 26-27).

El que oye y no practica se parece al que edifica una casa sobre tierra, sin cimiento, contra la cual choca el r?o y al instante se cae (Lucas 6, 49).

No todo el que me dice: Se?or, Se?or, entrar? en el Reino de los Cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que est? en los Cielos (Mateo 7, 21).

Los hijos de este siglo son m?s sagaces que los hijos de la Luz en lo suyo (Lucas 16, 8).

Ha de venir el Hijo del hombre en la gloria de su Padre, con sus ?ngeles, y entonces dar? a cada uno seg?n sus obras (Mateo 16, 27).

Un hombre ten?a una higuera plantada en su vi?a, y vino a buscar en ella fruto y no lo encontr?. Entonces dijo al vi?ador: Mira que hace tres a?os que vengo a buscar fruto en esta higuera sin encontrarlo; c?rtala. ?Para qu? ha de ocupar terreno en balde? Pero ?l le respondi?: Se?or, d?jala a?n por este a?o, que cave a su alrededor y eche esti?rcol, por si produce fruto; si no, la cortar?s (Lucas 13, 6-9).

Porque a todo el que tenga se le dar? y abundar?; pero a quien no tiene, aun lo que parece que tiene se le quitar?. En cuanto al siervo in?til, arrojadlo a las tinieblas exteriores: all? ser? el llanto y el rechinar de dientes (Mateo 25, 14-30).


Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti