Domingo, 28 de noviembre de 2010

LA INFLUENCIA DE LAS OBSESIONES EN EL CUERPO Y SOBRE EL ESP?RITU

Estas influencias que estan no lo dudemos a nuestro alrededor, pueden causar malestares f?sicos reales y hasta enfermedades, normalmente de t?po ps?quico como obsesi?n, depresi?n, angustias, etc.., ahora vamos a analizar juntos querido visitante del Blog In Nomine Patris., los entresijos de este peligro tan real como la vida misma.

Existen multitud de esp?ritus alrededor nuestro y en nuestro ?mbito o como ahora se les llama modernamente, "energ?as negativas" que por no poder siempre ocupar o poseer el cuerpo de la persona, si que lo obsesionan influyendo en sus pensamientos. No olvidemos que una parte importante de nuestra personalidad es nuestro YO personal, es decir hermano cristiano, somos lo que creemos, seg?n las creencias que tengamos tomamos contacto con los dem?s de una forma u otra. De la misma forma estas entidades entran en contacto con nosotros, e intentan desgastarnos de alguna forma, aunque no estamos solos y tambi?n tenemos "refuerzos" que nos protegen como esp?ritus buenos, nuestros ?ngeles de la guarda (que ahora muchos llaman energ?as positivas) as? como diferentes sacramentales como el agua bendita, medallas de protecci?n como la de San Benito, San Cristobal, la Cruz de Caravaca, La medalla Milagrosa y El Rosario, etc...

Las enfermedades del esp?ritu se trasladan a la persona pose?da.La presencia de energias negativas causa fuertes vacilaciones del estado de ?nimo, desde euforia hasta profunda depresi?n.

Las energias negativas pueden llevar el pose?do hasta comportamientos los cuales esta persona puede no tener, por ejemplo: agresi?n, fuerza, etc. Si tal rasgo ya existe en esa persona est? intensificado.

Las energias negativas a menudo instigan los pose?dos a suicidio u homicidio.Los esp?ritus influyen fuertemente sobre el psiquismo y causan las enfermedades ps?quicas. Con valor opino que la mayor?a de las enfermedades ps?quicas est? causada por presencia de esp?ritus en el hombre.

Las energias negativas pueden influenciar en el comportamiento e instigar a la gente hacerse dependiente de alcohol, drogas y a muchos actos indeseables.

A veces las energias negativas son motivos a raz?n de los cuales la gente padece enfermedades graves e incluso muere. Tambi?n sucede que a causa de las energias negativas muchas cosas no sale bien, la gente pelea e incluso se mata a veces.

LA OBSESI?N Y LA POSESI?N

Seg?n una de las m?ximas autoridades en la materia, el sacerdote cat?lico Corrado Balducci, miembro de la congregaci?n De propaganda fide y especialista en problemas de posesi?n diab?lica, s?lo resulta verdadero uno de cada mil casos de los que se hace cargo la Iglesia cat?lica.

No obstante, reconoce haber presenciado casos en que los posesos ?emit?an gritos que no eran humanos, vomitaban objetos y animales que nunca hab?an tragado, demostraban una fuerza que ni diez personas lograban contener. Volaban por la habitaci?n. Aumentaban de repente hasta ocho veces de peso. Rug?an como energ?menos cuando se les acercaba alg?n s?mbolo sagrado?. Balducci es consultor habitual, en este terreno, de los obispos, en quienes recae actualmente la responsabilidad de autorizar los exorcismos, debidamente asesorados por personas de quienes se espera la m?xima solvencia en psicolog?a y parapsicolog?a.

La Iglesia cat?lica ha sido la instituci?n que con mayor intensidad se ha dedicado a ayudar a los posesos y a perfeccionar las f?rmulas de exorcismo destinadas a este fin. Jesucristo mismo fue el primero que dio ??rdenes? precisas al demonio para que desalojara los cuerpos de algunos posesos de su ?poca. Desde entonces, el principio del exorcismo ha variado poco: el exorcista tiene que dirigirse al demonio que ?vive? en la v?ctima, y ordenarle, en el nombre de Dios, que se marche de all?. Si el esp?ritu ocupante se niega y los efectos de la posesi?n empeoran, entran en juego el empleo de s?mbolos sagrados y la propia personalidad del exorcista, que suele ser muy fuerte y proclive a la espiritualidad. La f?rmula de exorcismo m?s habitual utilizada por la Iglesia cat?lica romana se remonta a 1614, y est? contenida en el Rituale romanum:

?Exorciso te, immundissime spiritus, omnis incursio adversarii, omne phantasma, omnis legio, in nomine Domini nostri Jesu Christi. Eradicare et effugare ab hoc plasmata Dei. Ipse tibi imperat, qui te de supernis coelorum in inferiora terrae demermergi praecipit. ?

He aqu? la traducci?n aproximada: ?Yo te exorcizo, esp?ritu inmundo, toda incursi?n del adversario, todo espectro, toda legi?n, en el nombre de Nuestro Se?or Jesucristo. Despr?ndete y huye de esta criatura de Dios. Te lo ordena aquel que te hizo precipitar desde lo alto de los cielos a las profundidades de la tierra.?

La Iglesia cat?lica no es la ?nica instituci?n religiosa oficial que se ha preocupado por estos fen?menos: algunas Iglesias protestantes, especialmente la anglicana, poseen asimismo una larga tradici?n en este campo.

Para estar mas protegidos, vivamos una vida sencilla y verdaderamente cristiana: a saber leyendo el Evangelio y tratando de poner en pr?ctica lo leido, rezar diar?amente el rosario y llevarlo colgado del cuello todos los d?as,? uso del escapulario, y uso del agua bendita sobre nosotros y sobre nuestras pertenencias. No estar?a de m?s beberla de cuando en cuando, no es irreberente en modo alguno y nos proporcionar? una protecci?n adicional.

Fuentes Consultadas: Diversas fuentes.
Fdo. Cristobal Aguilar.


Publicado por cristobalaguilar @ 0:13  | Los Exorcismos
Comentarios (0)  | Enviar
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti