Mi?rcoles, 24 de noviembre de 2010

PALABRAS DE JES?S DEL EVANGELIO SOBRE LA HUMILDAD

Cuando seas invitado a una boda, no te sientes en el primer puesto, no sea que venga otro m?s distinguido que t?, invitado por el mismo, y llegando el que a uno y otro os invit? te diga: Cede a ?se tu puesto, y entontes, con verg?enza, vayas a ocupar el ?ltimo lugar. Cuando seas invitado, ve y si?ntate en el ?ltimo lugar para que, cuando venga el que te invit?, te diga: Amigo, sube m?s arriba. Entonces tendr?s gran honor en presencia de todos (Lucas 14, 8-10).

Todo el que se ensalzare ser? humillado, y el que se humillare ser? ensalzado (Lucas 14, 11).

Sab?is que los pr?ncipes de las naciones las tiranizan, y que los grandes las oprimen con su poder?o. No ser? as? entre vosotros, sino que el que entre vosotros quiera ser grande, sea vuestro servidor; y el que quiera entre vosotros ser el primero, sea vuestro siervo (Mateo 20, 25-27).

El Hijo del hombre no vino a ser servido, sino a servir y a dar su vida para redenci?n de muchos (Mateo 20, 28).

Cuando hay?is hecho todo lo que se os ha mandado, decid: Siervos in?tiles somos; no hemos hecho sino lo que ten?amos que hacer (Lucas 17, 10).

Sin M?, nada pod?is hacer (Juan 15, 5).

Estad atentos a no hacer vuestra justicia delante de los hombres para que os vean; de otra manera no tendr?is recompensa ante vuestro Padre que est? en los Cielos (Mateo 6, 1).

Cuando hagas, pues, limosna, no vayas tocando la trompeta delante de ti, como hacen los hip?critas en las sinagogas y en las calles para ser alabados de los hombres; en verdad os digo que ya recibieron su recompensa (Mateo 6, 2).

Cuando des limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha para que tu limosna quede en secreto; y tu Padre, que ve lo secreto, te premiar? (Mateo 6, 3-4).

Fdo. Cristobal AGuilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti