Jueves, 11 de noviembre de 2010

EL JUICIO FINAL Y EL PARTICULAR

Hay un juicio particular, que Cristo hace en la hora de la muerte, aclarando a cada uno la situaci?n en que queda con relaci?n a Dios mismo. Y hay un juicio final universal de todos los hombres, en el que los justos tendr?n una recompensa eterna por las obras buenas (ejercicio del amor) o al rev?s.

En esta redacci?n Lucas nos presenta, en la figura de una impresionante escenificaci?n, la retribuci?n que har? Dios a todos los hombres el ?ltimo d?a, ?d?a del Se?or?, seg?n haya vivido la relaci?n de amor con el pr?jimo.

Lo decisivo y central es el amor, o el desamor o indiferencia con que se ha vivido la relaci?n con los d?biles y sufrientes: hambrientos, enfermos, forasteros, encarcelados..., todos los cuales son tan amados y preteridos del Se?or que se identifica con ellos hasta el punto de que Cristo considera como hecho a ?l mismo lo que se hace a cualquier necesitado: ?Cuanto hicisteis (o dejasteis de hacer) a uno de estos hermanos m?os, a m? me lo hicisteis? (Lc 25,40).

Hemos de estar activos y vigilantes, si nos espera un juicio de inmensa y definitiva trascendencia. Est? ?preparado y vigilante? todo aquel que vive el precepto nuevo del amor.

Dice un an?nimo:

Si quieres subir al cielo hasta llegar al que sufre, tienes que subir bajando y ciarle al pobre la mano.

Al atardecer de la vida nuestro juicio versar? sobre el amor.

El amor es la ?nica cosa en que no puede haber exceso, pues amar mucho es todav?a poco.

El que se apresura a llenar el vientre vac?o del pobre obtiene una caja de caudales. El verdadero amor nos hace descentrarnos de nosotros mismos y poner nuestro centro en el hermano. Dicen que el amor es como una escala de oro, y no hay otra por la que el cristiano se remonte a los cielos. El cristiano tiene un solo programa que realizar en toda su vida: el amor.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti