Mi?rcoles, 03 de noviembre de 2010

LA MISI?N DE LA IGLESIA EN AUSTRALIA Y? SU TRABAJO

En Australia, el ?ltimo de los continentes descubiertos y ocupados, la historia eclesi?stica empieza en 1787. Aquel a?o lleg? a Botany Bay, donde m?s tarde hab?a de levantarse Sydney, el primer transporte de penados procedente de Inglaterra. Entre los deportados, cuyo n?mero fue aumentando en sucesivas expediciones, se hallaban tambi?n presos pol?ticos, y entre ellos irlandeses cat?licos.

En el a?o 1817 un cisterciense irland?s obtuvo permiso del gobierno para trasladarse a Australia para prestar asistencia espiritual a aquellos desdichados, pero el gobernador de la colonia no le dej? desembarcar. Hasta 1821 no pudieron pisar suelo australiano dos sacerdotes, los cuales se encontraron con un grupo de dos mil cat?licos.

Eclesi?sticamente Australia pertenec?a entonces al vicariato apost?lico de la isla Mauricio. Habi?ndose revocado en Inglaterra la legislaci?n anticat?lica en el a?o 1829, el sacerdote ingl?s Ullathorne, enviado a Australia en 1832 en calidad de Vicario general, pudo proceder a organizar la labor pastoral. Se encontr? con veinte mil cat?licos, los cuales, empero, s?lo dispon?an de una iglesia, dos capillas y cuatro sacerdotes, uno de los cuales resid?a en Tasmania.

El primer vicario apost?lico de Australia fue el benedictino John Polding, nombrado en 1834. En 1842 se cre? el arzobispado de Sydney y el obispado de Hobart, en Tasmania. Pronto sigui? el establecimiento de otras di?cesis: en 1843 Adelaida, en 1845 Perth, en 1847 Melbourne. Hoy existen en Australia cinco archidi?cesis con dieciocho sufrag?neas, m?s un vicariato apost?lico y una abad?a nullius. El n?mero de cat?licos se ha elevado a un mill?n setecientos cincuenta mil, casi el quinto de la poblaci?n total.

Australia es un pa?s poblado por blancos. Los ind?genas, para los cuales se han creado misiones, cuentan s?lo algunos millares. Los cat?licos (de los 13,6 millones de habitantes son cat?licos 3,6 millones, un 26,4 %) gozan de gran prestigio: disponen de sus propias escuelas y colegios, y muchas ?rdenes religiosas han organizado su provincia australiana.

El futuro dir? si a la larga podr? mantenerse su artificial estado de aislamiento y las barreras que ha puesto a la inmigraci?n asi?tica. En todo caso, la situaci?n de la Iglesia es all? lo bastante s?lida para que necesite mirar con aprensi?n las posibles crisis exteriores. Hay que reconocer, sin embargo, que con ser muy satisfactoria la situaci?n de la Iglesia en Australia, ser? dif?cil que este pa?s llegue nunca a desempe?ar un papel importante dentro de la Catolicidad: el continente australiano est? demasiado remoto y, sobre todo, demasiado vuelto de espaldas al resto del mundo. Lo mismo puede decirse, y con mayor raz?n todav?a de Nueva Zelanda: con una archidi?cesis y tres di?cesis, la iglesia de Nueva Zelanda cuenta con 446000 cat?licos, el 14,2 % de la poblaci?n.

Fdo. Cristobal AGuilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti