Mi?rcoles, 13 de octubre de 2010

REVELACIONES SOBRE EL PURGATORIO - EXISTENCIA REAL DEL MISMO

Aqu? os traemos un compendio de revelaciones hechas a distintos Santos y Santas a lo largo de nuestro siglo pasado, sobre el purgatorio, lugar bastante frecuentado por las almas en pena, que deben limpiarse antes de ir al cielo. EL AUTOR DEL BLOG.

SANTA FAUSTINA KOWALSKA:

Visi?n del Purgatorio
Mientras estaba en Skolimow, casi al final de su Postulantado, Santa Faustina Kowalska
le pregunt? al Se?or por qui?n mas deb?a orar y la noche siguiente tuvo esta visi?n. "Esa noche vi a mi ?ngel de la Guarda, quien me pidi? que lo siguiera. En un momento me vi en un lugar lleno de fuego y de almas sufrientes. Estaban orando fervientemente por si mismas pero no era v?lido, solamente nosotras podemos ayudarlas. Las llamas que las quemaban no pod?an tocarme. Mi ?ngel de la guarda no me dej? sola ni un momento. Yo pregunt? a las almas que es lo que mas las hac?a sufrir. Ellas me contestaron que era el sentirse abandonadas por Dios...Vi a Nuestra Se?ora visitando a las almas del Purgatorio, la llamaban Estrella del Mar. Luego mi ?ngel guardi?n me pidi? que regres?ramos, al salir de esta prisi?n de sufrimiento, escuch? la voz interior del Se?or que dec?a: ?Mi Misericordia no quiere esto, pero lo pide mi Justicia?".

SANTA MARGARITA MARIA ALACOQUE:

Sus amigas, las almas del Purgatorio.
Trataba a las almas del Purgatorio como sus queridas amigas. Su divino Due?o les hab?a hecho donaci?n de su sierva durante el a?o 1683. Deb?a hacerlo y sufrirlo todo por su rescate. Sta. Margarita participaba de los sufrimientos de aquellas almas, se compadec?a amargamente, oraba y practicaba duras penitencias para conseguir su liberaci?n. Un d?a, sentada ante Jes?s Sacramentado, de repente se le presenta una persona rodeada de llamas por todas partes. Es el alma de un religioso benedictino que la hab?a confesado una vez en Paray. Le suplica que aplique por espacio de tres meses los m?ritos de todas sus obras y oraciones por su entrada al cielo. Le explic?: "Sufro tan terriblemente por el demasiado apego que tuve a mi reputaci?n, mi poca caridad, algunas veces con mis hermanos y alguna torcida intenci?n en mis pr?cticas de devoci?n y en mis relaciones con las criaturas. Margarita promete su cooperaci?n. Durante estos tres meses permanece aquella alma cerca de su v?ctima voluntaria y la hace participar de los efectos del fuego purificador.
El dolor intens?simo lo hace llorar casi continuamente. Al cabo de los tres meses convenidos, se le aparece de nuevo a Margarita resplandeciente de gloria y ella le ve subir al cielo. El le da las gracias y promete ser su protector delante de Dios.

MAR?A SIMMA:

?por qu? se va al Purgatorio? ?Cu?les son los pecados que conducen con frecuencia a las almas al Purgatorio?
- Son los pecados contra la caridad, contra el amor hacia el pr?jimo, la dureza del coraz?n, la hostilidad, la calumnia; s?, todas estas cosas. S? que la maldici?n y la calumnia se cuentan entre las culpas m?s graves que necesitan una larga purificaci?n.
Mar?a, al respecto, nos ofrece un ejemplo que la ha impactado mucho, y es un testimonio que quiero contarles. Se trata de un hombre y de una mujer; de ellos se le pidi? se informase si estaban en el Purgatorio. Con gran asombro de quienes se lo hab?an pedido, la mujer ya estaba en el Para?so y el hombre en el Purgatorio. Pero en realidad esa mujer hab?a muerto despu?s de un aborto, mientras que el hombre iba con frecuencia a la iglesia y llevaba una vida, aparentemente, bastante digna y piadosa. Entonces Mar?a se informa nuevamente, pensando que podr?a haberse equivocado. Pero no, era tal cual: en realidad los dos murieron contempor?neamente, pero la mujer se hab?a arrepentido sinceramente de lo que hab?a hecho, y hab?a sido muy humilde; en cambio el hombre, aunque religioso, juzgaba todo y a todos, siempre se lamentaba, hablaba mal de la gente, y criticaba. Por eso su purgatorio era muy largo. Y Mar?a concluy?: "Nunca se debe juzgar seg?n las apariencias".
Otros pecados contra la caridad son, por cierto, todos nuestros repudios hacia algunas personas que no amamos, nuestro rechazo en hacer las paces, en perdonar, y todos los rencores que encerramos en el coraz?n.
Fundamento B?blico:

La doctrina de la Iglesia sobre el Purgatorio encuentra fundamento en la Biblia, cuando esta se sabe interpretar correctamente:

El texto del 2 Macabeos 12, 43-46 da por supuesto que existe una purificaci?n despu?s de la muerte.

(Judas Macabeo) efectu? entre sus soldados una colecta... a fin de que all? se ofreciera un sacrificio por el pecado... Pues... cre?an firmemente en una valiosa recompensa para los que mueren en gracia de Dios... Ofreci? este sacrificio por los muertos; para que fuesen perdonados de su pecado.

Asimismo las palabras de nuestro Se?or:

El que insulte al Hijo del Hombre podr? ser perdonado; en cambio, el que insulte al Esp?ritu Santo no ser? perdonado, ni en este mundo, ni en el otro. Mt 12,32.

Cuando vayas con tu adversario al magistrado, procura en el camino arreglarte con ?l, no sea que te arrastre ante el juez, y el juez te entregue al alguacil y el alguacil te meta en la c?rcel. Te digo que no saldr?s de all? hasta que no hayas pagado el ?ltimo c?ntimo. Lucas 12,58-59

En estos pasajes Jes?s hace referencia a un castigo temporal que no puede ser el infierno ni tampoco el cielo.


Se llega a semejante conclusi?n en la carta de San Pablo, 1 Corintios 3, 12-13:

Pues la base nadie la puede cambiar; ya est? puesta y es Cristo Jes?s. Pero, con estos cimientos, si uno construye con oro, otro con plata o piedras preciosas, o con madera, ca?a o paja, la obra de cada uno vendr? a descubrirse. El d?a del Juicio la dar? a conocer porque en el fuego todo se descubrir?. El fuego probar? la obra de cada cual: si su obra resiste el fuego, ser? premiado; pero, si es obra que se convierte en cenizas, ?l mismo tendr? que pagar. El se salvar?, pero como quien pasa por el fuego".

De manera que hay un fuego despu?s de la muerte que, diferente al del infierno, es temporal. El alma que por all? pasa se salvar?. A ese estado de purgaci?n le llamamos el "purgatorio".

1 Cor 15,29: "De otro modo, ?qu? har?n los que se bautizan por los muertos, si en ninguna manera los muertos resucitan? ?Por qu? pues se bautizan por los muertos?"

La palabra "bautismo" es utilizada aqu? como una met?fora para expresar sufrimiento o penitencia (Mc 10,38-39; Lc 3,16; 12,50). Pablo escribe sobre una pr?ctica entre los cristianos de "bautizarse" por los difuntos. El no la condena, si no que la exalta como v?lida porque demuestra fe en la resurreci?n.

Compare 1 Cor 15,29 con 2 Macabeos 12,44 y ver? la similitud.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti