Domingo, 10 de octubre de 2010

LOS MILAGROS DE JES?S VI - LA TEMPESTAD CALMADA

?Admirable pasaje el de la tempestad calma da! ?Y qu? estupenda catequesis sobre la fe y confianza de los disc?pulos en el poder del Cristo!

Cristo se vali? de este hecho sobrecogedor para descubrirles su poca fe; pero tambi?n les ense?? que en adelante hab?an de confiar en ?l aunque las olas y las tempestades arreciasen tanto que parecieran anegar la barquichuela.

Las olas embravecidas, que empiezan a inundar la barca, lo que provoca el temor a hundirse y perecer, descubren a sus disc?pulos su exacerbado temor, a pesar de tener a su lado al mismo Jes?s (dormido, pero bien despierto), al que hab?an descubierto en otros milagros anteriores como Se?or de la naturaleza y por encima de todos los males del nombre. Por eso Jes?s reconviene a sus ap?stoles al decirles una vez calmado el mar: ??Por qu? ten?is tanto miedo?, ?qu? poca fe!?.

La narraci?n, llena de circunstancias precisas, refleja una intensa experiencia de sobrecogimiento y temor vivido por sus ap?stoles, as? como una intensa experiencia de admiraci?n ante el maestro y su poder omnipotente. Este hecho de la tempestad parece como una puesta en escena del Salmo

107,25-30:

El suscit? un viento tormentoso que estremeci? las olas.

Subiendo hasta los cielos, bajando hasta el abismo,

bajo el peso del mal su alma se hund?a...

Pero gritaron al Se?or en su apuro, y los sac? de sus angustias.

Apacigu? la borrasca y callaron las olas.

Se alegraron de verlas amansarse, y El los llev? hasta el puerto deseado

Dice san Agust?n en su comentario a la tempestad calmada: ?Oyes una palabra injuriosa: Ah? est? el viento, ved ah? la ola..., entra en peligro la nave; tu coraz?n entra en peligroso vaiv?n. O?do el ultraje, se alza el deseo de venganza. Si te vengas, tu naufragio es un hecho... ?Por qu? naufragaste? Por ir Cristo dormido en ti. Cristo dormido en ti significa que te has olvidado de Cristo. Despi?rtale, pues; tr?ele a la memoria. Tentaci?n que nace, he ah? el viento; turbaci?n que viene, he ah? las olas. Despi?rtale a Cristo...? (Serm?n 63, 2-3).

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti