Viernes, 08 de octubre de 2010

?DONDE RES?DE REALMENTE EL PODER DE UN EXORCISMO? ?COMO PODEMOS LIBRARNOS DEL DEMONIO?

Bueno realmente esto no es muy d?ficil de comprender, pues es el mismo Dios que a petici?n del celebrante o de la persona que realiza el ritual (un sacerdote designado para ello es el ?nico que debe realizarlo, si bien las autoridades ecles?asticas pueden requerir la ayuda de determinados Cristianos en situaciones apremiantes), por tanto el verdadero poder reside en Dios que es el que decide si liberar o no a la persona atacada.

El arma que se usa para arrojar un esp?ritu maligno de una persona influenciada o pose?da por el demonio es ?nicamente el santo nombre de Dios, ya sea el Padre, el Hijo o el Esp?ritu Santo Y la Preciosa Sangre de Cristo.

El arma en los casos de liberaci?n es la oraci?n que se le hace a Dios el Padre en el nombre de Jes?s y por el poder de su Preciosa Sangre, las peticiones de intercesi?n hechas por la Virgen Mar?a en respuesta a nuestras oraciones, especialmente el santo rosario, y tambi?n las oraciones dirigidas a San Miguel el Arc?ngel, a los ?ngeles y a los santos.

De acuerdo al canon 1172 del C?digo de la ley Can?nica de la Iglesia, los fieles no pueden hacer exorcismos.

?C?mo podemos entonces los fieles de la Iglesia hacer uso del Santo Nombre de Cristo sin desobedecer a la Iglesia?
?C?mo podemos tener recurso al Santo nombre de Cristo, cuando somos tan afectados por malos esp?ritus?

La respuesta es ?nuestra oraci?n de liberaci?n?.

El Apostolado del Trabajo de Dios presenta la soluci?n a esta situaci?n, y actuando en obediencia a la Iglesia presenta oraciones que han producido resultados efectivos.

No hagamos ning?n exorcismo, es decir, no le demos ordenes al demonio, ni entremos en di?logo con el de ninguna manera, para no tener que padecer las consecuencias, dejemos que el Santo Nombre de Cristo obtenga de Dios el Padre el poder para expulsar a Satan?s de nuestro mundo, invoquemos la preciosa sangre de Cristo para que nos cubra y proteja en todo momento, dejemos que nuestra fe florezca en alabanza y s?plica ante el ?nico Dios que nos ha ofrecido su protecci?n.

Debido a las restricciones impuestas sobre los creyentes por la autoridad de la Iglesia para exorcizar, estamos restringidos a hacer oraciones de liberaci?n en las cuales podemos pedirle a Dios el Padre en el nombre de Jes?s, por la intercesi?n de la Virgen Maria y de los santos y por el poder de San Miguel el Arc?ngel. No por esto vamos a perder nuestra batalla, por el contrario vamos a dejar que el Se?or luche por nosotros con la seguridad de la victoria, como cuando Mois?s le dijo a los Israelitas antes de cruzar el Mar Rojo.
?xodo 14:14 El Se?or pelear? por vosotros.

El arma de nuestra liberaci?n es nuestra propia fe, de la misma manera que Cristo resisti? el enemigo en el desierto, ahora nos encontramos en el desierto de la vida donde solo tenemos un arma poderosa que es el Santo Nombre de Jes?s. A trav?s de su santo nombre nos llenamos de poder ante el enemigo, no en forma directa sino buscando refugio en la protecci?n que Cristo nos da y de las promesas que nos ha hecho.

Mateo 7: 7?8
7 Pedid y se os dar?; buscad y hallar?is; llamad y se os abrir?.
8 Porque todo el que pide recibe; el que busca, halla; y al que llama, se le abrir?.

Mateo 18:19 ?20 En verdad os digo que si dos aqu? en la tierra se ponen de acuerdo sobre cualquier petici?n, as? ser? hecho por mi Padre en el Cielo. Porque donde hay dos o mas reunidos en mi nombre, all? estoy yo entre ellos.

Juan 14:13-14
13 Y todo lo que pid?is en mi nombre, yo lo har?, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.
14 Si me ped?s algo en mi nombre, yo lo har?.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Publicado por cristobalaguilar @ 2:21  | Los Exorcismos
Comentarios (0)  | Enviar
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti