Lunes, 04 de octubre de 2010

LOS PROBLEMAS E INQUIETUDES DE LA IGLESIA EN EL SIGLO XX

Coincidiendo con la muerte de P?o XII y el acceso al pontificado de Juan XXIII, es decir, en los a?os sesenta, la vida de la Iglesia cobra nuevas orientaciones. Consolidado su lugar en el concierto internacional de las naciones, la Iglesia va a afrontar, quiz? menos amedrentada, unos problemas propiamente pastorales.

Es la etapa que prepara inmediatamente el concilio Vaticano II y subsigue su clausura, y que viene caracterizada por el lema del aggiornamento.

Si los a?os de preparaci?n y celebraci?n del concilio Vaticano II fueron de particular efervescencia en la vida de la Iglesia, los que siguieron a la celebraci?n del concilio no fueron precisamente de placidez.

La Iglesia, en efecto, se enfrentar? al reto del proceso de secularizaci?n, al problema de la necesaria inculturaci?n del evangelio en las distintas partes del mundo, a las desavenencias en el seno de distintas Iglesias locales divididas en sectores conservadores y progresistas, al surgimiento de nuevas y distintas corrientes teol?gicas, etc. Son a?os de gran vitalidad intraeclesial, pero tambi?n de fuertes tensiones, dif?ciles de afrontar por parte de la jerarqu?a.

Tambi?n durante estos a?os, a nivel internacional las tensiones han sido frecuentes. Una vez que la llamada ?guerra fr?a? dej? de acaparar la atenci?n del mundo, otros enfrentamientos y problemas han venido sucedi?ndose y acumul?ndose vertiginosamente.

Tras lo que se podr?a llamar la ?explosi?n africana?, poniendo fin, en gran parte, a la situaci?n colonial de este continente, se han sucedido los dram?ticos acontecimientos de la guerra de Vietnam, con sus repercusiones en los pa?ses vecinos, la interminable situaci?n b?lica en Irlanda del Norte, las continuas tensiones en Oriente Medio (guerras ?rabe-israel?es, conflictos en Jordania, Siria y L?bano), la dif?cil situaci?n de Iberoam?rica, sujeta en parte a reg?menes dictatoriales con sus r?plicas revolucionarias, situaciones represivas y acciones guerrilleras. En la vieja Europa, el mayo franc?s del 68 replantea los principios de convivencia, no s?lo a escala nacional.

Y todo esto ha venido acompa?ado de una fuerte crisis econ?mica en occidente, agravada por la terrible crisis energ?tica (l?mites y encarecimiento del petr?leo, problema de la energ?a nuclear) y la tremenda realidad del hambre en los pa?ses del tercer mundo.

La Iglesia no ha permanecido insensible, y aunque las preocu?paciones intraeclesiales embargaban su atenci?n, siempre mantuvo una pol?tica en favor de la paz.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti