Martes, 28 de septiembre de 2010

LA IGLESIA EN EL SIGLO XX - ACTUALIZACIONES Y ADAPTACIONES

La ?poca que va desde 1914, fecha del comienzo de la primera guerra mundial, hasta el momento presente, es a?n demasiado corta para que pueda ser considerada como un per?odo hist?rico con substantividad propia. Pero s? puede constituir la introducci?n a un nuevo per?odo, del mismo modo que las revoluciones y guerras de 1789 a 1814 sirvieron de p?rtico al siglo XIX.

Lo que desde ahora puede afirmarse con grandes visos de pro?babilidad, es que Europa ha perdido su papel conductor del mundo. La primera guerra mundial todav?a empez? como una lucha entre las potencias europeas para disputarse la supremac?a mundial, pero al terminar, Europa entera estaba agotada, y la segunda guerra ha demostrado que Europa no es ya m?s que una presa cuya posesi?n se disputar?n en el futuro Am?rica y Asia.

La Iglesia se enfrenta con esta tremenda crisis, incomparablemente mejor preparada que cuando tuvo que afrontar la subversi?n politicosocial iniciada con la Revoluci?n francesa. Es verdad que el gigantesco aniquilamiento de vidas humanas y bienes materiales efectuado por las dos guerras mundiales con sus secuelas y fen?menos concomitantes, infiri? tambi?n p?rdidas enormes a la Iglesia. Pero su armaz?n interior, en lo que hoy puede advertirse, no ha sufrido el menor menoscabo.

La Iglesia no est? en situaci?n de tener que empezar de nuevo. Es el ?nico organismo social del mundo que ha quedado inalterado despu?s de las cat?strofes que sin interrupci?n se han sucedido en estos ?ltimos treinta a?os. Es ?ste un hecho que comprueban con asombro sus propios enemigos, los cuales, por lo dem?s, no han disminuido, sino m?s bien aumentado. En lo que afecta a la Iglesia, la evoluci?n pol?tica en los distintos pa?ses no se distingue, en su car?cter general, de la ocurrida en el siglo XIX. Desde el punto de vista de la Iglesia, los gobiernos han seguido con su mismo movimiento pendular entre Kulturkampf, modus vivendi, concordato y nueva ruptura. Entre tanto, la labor pastoral sigue ejerci?ndose por lo com?n sin sensibles estorbos.

Los cambios ocurridos en el mapa pol?tico despu?s de la primera guerra mundial no fueron del todo desfavorables a la Iglesia. Aunque el catolicismo alem?n qued? muy debilitado a consecuencia de la p?rdida de territorios con mayor?a cat?lica, Alsacia-Lorena, Prusia occidental, Posen, Alta Silesia, por otra parte la constituci?n de Weimar del 11 de agosto de 1919 no le resultaba desventajosa. La partici?n de la monarqu?a austroh?ngara en tres estados independientes, junto con la incorporaci?n de importantes territorios a las naciones vecinas, supuso la desaparici?n, de una gran potencia que, nominalmente al menos, era cat?lica. Sin embargo, los tres nuevos estados, Austria, Hungr?a, Checoslovaquia, eran predominantemente cat?licos, as? como las naciones vecinas Italia y Polonia, que se enriquecieron a costa de la antigua monarqu?a.

Transilvania, un pa?s religiosamente mixto con numerosa poblaci?n cat?lica, pas? a Rumania, con la que se firm? un concordato en 1929. Los eslavos del sur cat?licos, eslovenos, croatas, eslavonios y bosnios, se incorporaron a Servia formando con ella el reino de Yugoslavia, y durante un tiempo gozaron de una relativa tranquilidad en el aspecto religioso, aunque no se concert? ning?n concordato.

Polonia, que en 1930 contaba con treinta y un millones de habitantes, de los cuales casi veinte millones eran cat?licos y tres millones y medio rutenos unidos, pod?a casi considerarse una gran potencia cat?lica. El concordato fue firmado en 1925. Tambi?n Lituania, con sus dos millones doscientos mil, era en su mayor parte cat?lica (concordato en 1927).

La independencia de Irlanda (1921) signific? tambi?n la aparici?n de un nuevo estado cat?lico, aunque hay razones para dudar de que la Iglesia saliera ganando con ello. Con la p?rdida de Irlanda qued? muy debilitada la posici?n pol?tica del catolicismo ingl?s, y los cat?licos irlandeses, que hasta entonces hab?an representado un importante papel en el mundo anglosaj?n, cayeron en una especie de voluntario aislamiento.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti