S?bado, 18 de septiembre de 2010

EL CONVENTO DE SAN PABLO DE PALENCIA

El Convento palentino de San Pablo fue fundado por el santo burgal?s con apoyo episcopal en 1219 o 1220, poco antes de su fallecimiento en 1221; figura, por tanto, entre los m?s antiguos de la Orden de Predicadores. Entre 1184 y 1198 Domingo hab?a sido estudiante y profesor en la Universidad de Palencia, y su casa, derribada en 1892, se levantaba en la misma plaza de San Pablo. En este siglo XIII tomaron el h?bito y desarrollaron su vida religiosa en San Pablo los dominicos Gil de Santar?n y Pedro Gonz?lez Telmo.

El Convento brind? la sede de las Cortes Generales de Castilla en tres ocasiones, como en 1296, cuando la reina regente Mar?a de Molina convoc? la instituci?n para garantizar el trono a favor de su hijo, Fernando IV, y en 1313. El Cap?tulo General de la Orden de Predicadores tambi?n se celebr? aqu?. San Pablo goz? de la protecci?n de monarcas como Sancho III, Sancho IV y Alfonso XI, que convirtieron el Convento en residencia y oratorio regio, y recibi? incluso favores papales, de los pont?fices Gregorio IX y Alejandro III.

Las labores de construcci?n de la nueva iglesia fueron iniciadas en el siglo XIV y no concluyeron hasta el siglo XVI. En 1514, bajo el patronazgo de los Rojas, Marqueses de Poza y Se?ores de Monz?n, que deseaban ser enterrados aqu?, se demoli? la primitiva Capilla Mayor para construirse la actual, obra que qued? concluida en 1534. La iglesia fue consagrada el 7 de abril de ese a?o.

El templo fue ocupado por las tropas francesas durante la Guerra de la Independencia Espa?ola, que lo destinaron a hospital militar y presidio. Posteriormente, en 1835, la Desamortizaci?n lo puso en manos del Estado, perdiendo parte de su anterior esplendor. La comunidad dominicana regres? en 1844. En 1957 los dominicos ocuparon un edificio anejo a la iglesia dise?ado por Jacobo Romero en 1920 y que hasta aquel a?o acog?a los Juzgados y la Audiencia Provincial de Palencia, pasando a destinarlo a residencia y noviciado de la orden.

La iglesia fue declarada Monumento Hist?rico-Art?stico Nacional por decreto de 3 de junio de 1931. Es asimismo Bien de Inter?s Cultural (BIC).

Se trata de un templo de tres naves, m?s elevada la central, separadas por pilares compuestos, con capillas laterales en la nave meridional o de la Ep?stola. El eje longitudinal en la nave central mide 72,15 m. Las dos naves laterales se rematan en su cabecera con capillas absidiales de planta cuadrada, que son precisamente los ?nicos restos que quedan de la primitiva iglesia del siglo XIII, mientras que la nave central la cierra una espaciosa Capilla Mayor. Las b?vedas son de crucer?a con combados en la nave central, de crucer?a simple en las naves laterales, y de crucer?a estrellada en la Capilla Mayor.

[editar] F?brica exterior

El exterior es austero, con ornamentaci?n escasa y sencilla. Sus elementos m?s representativos son el robusto ?bside y la fachada principal con su caracter?stica espada?a, una de las siluetas familiares de Palencia.

El ?bside de la Capilla Mayor presenta aspecto de fortaleza y por su altura contrasta enormemente con el resto del templo. Est? reforzado con seis contrafuertes, que rematan pin?culos circulares, y est? coronado por una balaustrada. En su parte superior cuelgan varias g?rgolas, muchas de ellas muy deterioradas. En sus lados se abren tres ventanales renacentistas y presenta numerosos escudos nobiliarios. Frente al ?bside, en la calle ajardinada, se yergue una escultura del santo fundador, obra del artista Mariano Tim?n, en la que se recuerda a Santo Domingo como alumno y maestro de la Universidad de Palencia.

Obra posterior es la fachada principal, a poniente, levantada en el siglo XVIII en estilo neocl?sico por el arquitecto Manuel Turillo. Su altura m?xima es de 30 m. Una disposici?n tetr?stila de pilastras de orden toscano divide en tres calles el cuerpo principal, en cada una de las cuales se abre una puerta de arco adintelado. El cuerpo superior lo ocupa por entero la gran espada?a, formada por tres campaniles y un hueco con la imagen de la Virgen de F?tima. El conjunto lo completan sendos aletones de escaso desarrollo y un front?n triangular, todo ?l rematado por cuatro bolas y, coron?ndolo, un pin?culo.

En la nave de la Ep?stola (sur) se abre una portada tardog?tica de finales del XV o principios del XVI con arcos conopiales en intrad?s y trasd?s, que flanquean pilastras aciculares. Sus arquivoltas est?n decoradas con motivos vegetales, cabezas humanas y diversos animales imaginarios y monstruosos. El trasd?s presenta cenefa de cardinas y remate en cogollo. En el t?mpa?o se observan tres peque?as hornacinas vac?as de los bultos que debieron contener.

?Capilla Mayor

De mayor altura que la nave central, a la que da remate, y de planta hexagonal, fue, como se explic? arriba, patrocinada por la familia Rojas y acoge los elementos de mayor inter?s art?stico y arquitect?nico: el Retablo Mayor, los sepulcros de los marqueses, la b?veda de crucer?a estrellada apoyada en dos de los lienzos sobre trompas radiales y parte de la siller?a del coro del siglo XVI. El espacio se cierra con una reja que rematan un Calvario, sendas im?genes de Santo Domingo y Santo Tom?s, y los escudos nobiliarios de los Rojas. Forjada en el siglo XVI por Juan Bautista Celma, es obra de escaso valor material, pero muy notable desde el punto de vista art?stico.

En la capilla mayor de la iglesia recibieron sepultura Nu?o Gonz?lez de Lara "el Bueno", se?or de la Casa de Lara, y su esposa Teresa Alfonso, descendiente del rey Alfonso IX de Le?n.

Retablo Mayor

El espl?ndido Retablo Mayor, que recuerda por su magnificencia al de la Catedral, es una obra plateresca del siglo XVI y suele atribu?rsela a Felipe Vigarny y su escuela. La mazoner?a se divide en tres cuerpos, m?s banco o predela y ?tico, y siete calles. Esta disposici?n genera numerosos compartimentos que ocupan diez grupos escult?ricos, ocho de ellos en relieve y marco cuadrado, y dieciseis esculturas exentas colocadas en hornacinas aveneradas. Los espacios son separados por columnillas, pilastras y est?pites, y por frisos decorados con cabezas de querubines.

En el banco se muestran cuatro escenas de la vida de Cristo (la Natividad, la Huida a Egipto, la Epifan?a y la Circuncisi?n), con dos escudos her?ldicos en los extremos, uno de los Rojas y el otro de la Orden de los Dominicos. El primer cuerpo se compone de las im?genes de San Juan Evangelista y San Crist?bal, y de los relieves de la Anunciaci?n, la Visitaci?n, la Presentaci?n y Jes?s entre los doctores; la calle central la ocupa un talla de la Asunci?n de Mar?a, rodeada de cuatro ?ngeles y apoyada en un basamento que invade la predela. El segundo cuerpo alberga siete im?genes exentas: San Antol?n, Santa Catalina de Siena, San P?o V, Santo Domingo de Guzm?n, Santo Tom?s de Aquino, San Sebasti?n y, en la calle central, San Juan Bautista. En el tercer cuerpo se representan entre otros a San Gregorio, San Pablo, Santa Luc?a, Santiago y Santa Ana con la Virgen ni?a. En el ?tico, un Calvario, a modo de prolongaci?n de la calle central, con imagenes del Crucificado, la Virgen y San Juan.

Sepulcros de los Marqueses de Poza

En la pared lateral izquierda de la Capilla Mayor se ubica el suntuoso mausoleo de D. Juan de Rojas y D. Mar?a Sarmiento, primeros Marqueses de Poza. Es obra probable de Francisco Giralte, quien la termin? en 1557, y en el pasado fue atribuida err?neamente al escultor Alonso de Berruguete, maestro del anterior. El monumento funerario se articula en dos cuerpos con columnas de orden j?nico, m?s el atico con columnas de orden corintio. El primer cuerpo se adorna con relieves aleg?ricos de la Castidad y la Justicia, sobre los que se muestran, en el intercolumnio, las im?genes de los cuatro Evangelistas. En la calle central, bajo arcosolio de medio punto casetonado, aparecen las estatuas orantes de los marqueses. En el cuerpo superior encontramos las esculturas del Arc?ngel San Gabriel, Santa Catalina, Cristo atado a la columna, San Antonio de Padua y la Virgen. En el ?tico, Santo Domingo de Guzm?n y el Padre Eterno, con los escudos nobiliarios de los sepultados.

En el lateral de la derecha, frente al anterior, se halla el sepulcro clasicista de D. Francisco de Rojas y D. Francisca Enr?quez de Cabrera, terceros Marqueses de Poza, realizado en torno a 1612 por artistas de la escuela del escultor italiano Pompeyo Leoni, a quien durante mucho tiempo se atribuy? err?neamente la obra. Se sabe documentalmente que Alonso de Vallejo contrat? esta obra, pero muri? en mitad de su realizaci?n. Continuaron el trabajo Antonio de Riera, Crist?bal y Francisco Vel?zquez, Antonio de Arta y Juan de Muniategui. Las marqueses aparecen retratados en pose orante.

Capilla de la Piedad

Fuera ya de la Capilla Mayor, ocupando la primitiva cabecera de la nave de la Ep?stola, se encuentra la Capilla de la Piedad, tambi?n de gran inter?s art?stico. Contiene el sepulcro del de?n Gonzalo Zapata, con bulto yacente bajo arco ojival, en cuyo frontal se aprecia su escudo de armas sostenido por ?ngeles. Pero el elemento m?s destacado de este espacio es el retablo de estilo g?tico hispano-flamenco realizado hacia 1516 y atribuido a Felipe Vigarny. Preside esta obra el grupo de la Piedad, con figuras de gran relieve, doradas y policromadas, coronado por un rico doselete. En la escena participan, adem?s de Jes?s y Mar?a, San Juan, Santa Mar?a Magdalena, Jos? de Arimatea, Nicodemo, Mar?a Salom? y la madre del ap?stol Santiago el Mayor.

Posee esta capilla dos rejas g?ticas de finales del XV o principios del XVI.

?

Fuente: Wikipedia.

Transcrito: Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti