Martes, 14 de septiembre de 2010

LAS APARICIONES DE LA V?RGEN DEL PILAR EN ZARAGOZA (ESPA?A)

Nos parecio justo destacar de nuevo una serie de apariciones de la V?rgen aprobadas por la Iglesia enteramente, y que tantos prodigios a lo largo de los a?os ha causado, vamos a recordar ahora, los de la V?rgen del Pilar, veamos:

La tradici?n, tal como ha surgido de unos documentos del siglo XIII que se conservan en la catedral de Zaragoza, se remonta a la ?poca inmediatamente posterior a la Ascensi?n de Jesucristo, cuando los ap?stoles, fortalecidos con el Esp?ritu Santo, predicaban el Evangelio. Se dice que, por entonces (40 AD), el Ap?stol Santiago el Mayor, hermano de San Juan e hijo de Zebedeo, predicaba en Espa?a. Aquellas tierras no hab?an recibido el evangelio, por lo que se encontraban atadas al paganismo. Santiago obtuvo la bendici?n de la Sant?sima Virgen para su misi?n.

Los documentos dicen textualmente que Santiago, "pasando por Asturias, lleg? con sus nuevos disc?pulos a trav?s de Galicia y de Castilla, hasta Arag?n, el territorio que se llamaba Celtiberia, donde est? situada la ciudad de Zaragoza, en las riberas del Ebro. All? predic? Santiago muchos d?as y, entre los muchos convertidos eligi? como acompa?antes a ocho hombres, con los cuales trataba de d?a del reino de Dios, y por la noche, recorr?a las riberas para tomar alg?n descanso".

En la noche del 2 de enero del a?o 40, Santiago se encontraba con sus disc?pulos junto al r?o Ebro cuando "oy? voces de ?ngeles que cantaban Ave, Mar?a, gratia plena y vio aparecer a la Virgen Madre de Cristo, de pie sobre un pilar de m?rmol". La Sant?sima Virgen, que a?n viv?a en carne mortal, le pidi? al Ap?stol que se le construyese all? una iglesia, con el altar en torno al pilar donde estaba de pie y prometi? que "permanecer? este sitio hasta el fin de los tiempos para que la virtud de Dios obre portentos y maravillas por mi intercesi?n con aquellos que en sus necesidades imploren mi patrocinio".

Desapareci? la Virgen y qued? ah? el pilar. El Ap?stol Santiago y los ocho testigos del prodigio comenzaron inmediatamente a edificar una iglesia

en aquel sitio y, con el concurso de los conversos, la obra se puso en marcha con rapidez. Pero antes que estuviese terminada la Iglesia, Santiago orden? presb?tero a uno de sus disc?pulos para servicio de la misma, la consagr? y le dio el t?tulo de Santa Mar?a del Pilar, antes de regresarse a Judea. Esta fue la primera iglesia dedicada en honor a la Virgen Sant?sima.

Muchos historiadores e investigadores defienden esta tradici?n y aducen que hay una serie de monumentos y testimonios que demuestran la existencia de una iglesia dedicada a la Virgen de Zaragoza.? El mas antiguo de estos testimonios es el famoso sarc?fago de Santa Engracia, que se conserva en Zaragoza desde el siglo IV, cuando la santa fue martirizada. El sarc?fago representa, en un bajo relieve, el descenso de la Virgen de los cielos para aparecerse al Ap?stol Santiago.

Asimismo, hacia el a?o 835, un monje de San Germ?n de Par?s, llamado Almoino, redact? unos escritos en los que habla de la Iglesia de la Virgen Mar?a de Zaragoza, "donde hab?a servido en el siglo III el gran m?rtir San Vicente", cuyos restos fueron depositados por el obispo de Zaragoza, en la iglesia de la Virgen Mar?a. Tambi?n est? atestiguado que antes de la ocupaci?n musulmana de Zaragoza (714) hab?a all? un templo dedicado a la Virgen.

La devoci?n del pueblo por la Virgen del Pilar se halla tan arraigada entre los espa?oles y desde ?pocas tan remotas, que la Santa Sede permiti? el establecimiento del Oficio del Pilar en el que se consigna la aparici?n de la Virgen del Pilar como "una antigua y piadosa creencia".

Numerosos milagros de la Virgen

?En 1438 se escribi? un Libro de milagros atribuidos a la Virgen del Pilar, que contribuy? al fomento de la devoci?n hasta el punto de que, el rey Fernando el cat?lico dijo: "creemos que ninguno de los cat?licos de occidente ignora que en la ciudad de Zaragoza hay un templo de admirable devoci?n sagrada y antiqu?sima, dedicado a la Sta.y Pur?sima Virgen y Madre de Dios, Sta. Mar?a del Pilar, que resplandece con innumerables y continuos milagros".

El Gran milagro del Cojo de Calanda (1640)? Se trata de un hombre a quien le amputaron una pierna.? Un d?a a?os mas tarde, mientras so?aba que visitaba la bas?lica de la Virgen del Pilar, la pierna volvi? a su sitio.? Era la misma pierna que hab?a perdido. Miles de personas fueron testigos y en la pared derecha de la bas?lica hay un cuadro recordando este milagro.

?El Papa Clemente XII se?al? la fecha del 12 de octubre para la festividad particular de la Virgen del Pilar, pero ya desde siglos antes, en todas las iglesias de Espa?a y entre los pueblos sujetos al rey cat?lico , se celebraba la dicha de haber tenido a la Madre de Dios en su regi?n, cuando todav?a viv?a en carne mortal.

Tres rasgos peculiares que caracterizan a la Virgen del Pilar y la distinguen de las otras:

1- Se trata de una venida extraordinaria de la Virgen durante su vida mortal. A diferencia de las otras apariciones la Virgen viene cuando todav?a vive en Palestina: ?Con ninguna naci?n hizo cosa semejante", cantar? con raz?n la liturgia del 2 de enero, fiesta de la Venida de la Virgen.

2- La Columna o Pilar que la misma Se?ora trajo para que, sobre ?l se construyera la primera capilla que, de hecho, ser?a el primer Templo Mariano de toda la Cristiandad.

3- La vinculaci?n de la tradici?n pilarista con la tradici?n jacobea (del Santuario de Santiago de Compostela). Por ello, Zaragoza y Compostela, el Pilar y Santiago, han constituido dos ejes fundamentales, en torno a los cuales ha girado durante siglos la espiritualidad de la patria espa?ola.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti