Lunes, 13 de septiembre de 2010

PIO X Y SU TRABAJO INTENSO

Al morir Le?n XIII a la edad de noventa y tres a?os, el 20 de de julio de 1903, se produjo inmediatamente una cierta ?reacci?n?, en el sentido de desear un papa que m?s que ?pol?tico? fuera ?pastor?. Tales etiquetas son, empero, muy poco expresivas. Tambi?n Le?n XIII hab?a sido un sacerdote de pies a cabeza.

En el conclave el emperador de Austria, por mediaci?n del cardenal de Cracovia, hizo oponer el veto al cardenal Rampolla, hasta entonces secretario de Estado. Las razones que Austria tuviera para dar este paso, que caus? gran sensaci?n, y sobre todo hasta qu? punto obraba de acuerdo con el gobierno alem?n, no han recibido a?n una explicaci?n satisfactoria.

Por lo dem?s, apenas si el veto influy? en las votaciones; en la siguiente, Rampolla tuvo incluso un voto m?s. Pero al final los cardenales se decidieron por el arzobispo de Venecia, el cardenal Jos? Sarto. Uno de los primeros actos de ?ste fue suprimir definitivamente el derecho de veto, sin que los gobiernos hicieran ninguna objeci?n.

P?o X hab?a empezado su carrera como p?rroco; no era un sabio, ni un hombre de letras como Le?n XIII, que en sus horas de ocio compon?a excelentes himnos latinos, sino un hombre dado a la acci?n pr?ctica. Ya en 1904 nombr? una comisi?n encargada de preparar la nueva codificaci?n de todo el derecho can?nico, obra ingente que fue terminada en el pontificado siguiente. P?o X emprendi? seguidamente una reorganizaci?n de las congregaciones de cardenales, que lleg? a su t?rmino en 1908.

Entre otras cosas, las di?cesis de Norteam?rica, que segu?an dependiendo de la congregaci?n de la Propaganda, fueron equiparadas en cuanto a la administraci?n a las de los restantes pa?ses. Como peri?dico oficial de la curia, cre? en 1909 las Acta Apostolicae Sedis. En 1911 se public? una importante reforma del Breviario. De incalculables efectos sobre la vida de devoci?n fueron las disposiciones de 1905 acerca de la comuni?n frecuente y de 1910 acerca de la comuni?n de los ni?os.

Uno de los grandes ?xitos de este pontificado fue el desenmascaramiento de la solapada herej?a del modernismo. Como es com?prensible en una cuesti?n tan dif?cil y compleja, varias de las medidas adoptadas por la Iglesia a este respecto fueron objeto de encontrados juicios, incluso de parte de cat?licos perfectamente leales. No faltaron tampoco los hiperortodoxos, que se cre?an obligados a denunciar el supuesto modernismo de autores perfectamente fieles a la Iglesia.

Fue una l?stima que el casi octogenario papa en sus ?ltimos a?os concediera a tales denuncias m?s cr?dito del que merec?an. Vista en conjunto, sin embargo, la r?pida y radical extirpaci?n del modernismo constituy? uno de los m?s beneficiosos acontecimientos de la moderna historia eclesi?stica. La enc?clica Pascend? de 1907, en la que culmin? la condena, es una obra maestra en su g?nero, digna de ocupar un puesto al lado del Tomus ad Flavianum de Le?n el Grande y del decreto tridentino sobre la justificaci?n.

P?o X era un hombre extraordinariamente devoto, un perfecto sacerdote y pastor, sencillo y natural, enemigo de ostentar su piedad con gestos aparatosos. Muri? el 20 de agosto de 1914, a los pocos d?as de haber estallado la primera guerra mundial. Fue beatificado en 1951 y canonizado en 1954.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti