Mi?rcoles, 08 de septiembre de 2010

EL PADRE ETERNO

Vosotros orad as?: Padre nuestro... (Mt 6,9).

En el Antiguo Testamento hay una docena de pasajes en que a Dios se le llama Padre. En el Nuevo Testamento, y s?lo en los evangelios, se usa el nombre Padre 170 veces.

Es inimaginable, verdaderamente asombroso, que el hombre se dirija a Dios ?tres veces santo, creador de mundos y misterio de grandeza? llam?ndole Padre. Para ser padre hay que entregar algo de s? al hijo. Dios nos ha hecho ?por la gracia? part?cipes de la naturaleza divina convirti?ndonos as? en hijos adoptivos. Decimos ?adoptivos? para distinguir nuestra filiaci?n de la filiaci?n divina y sustancial de su hijo Jesucristo.

Era necesario que Jes?s nos diera permiso, nos lo ense?ara y mandara para que nosotros nos atrevi?ramos a llamar a Dios con esta palabra tan ?ntima y entra?able de Padre. Dice el Talmud (recopilaci?n hecha antes de Cristo, de tradiciones sobre la Biblia) que cuando un infante prueba el gusto del cereal (esto es, cuando lo destetan), aprende a decir las palabras abba e imma (pap? y mam?). As?, con estas palabras se dirig?a Jes?s a su Padre celestial. Dios ya no es el todopoderoso sino el todocari?oso, todoamoroso... Para que tengamos plena confianza en El. El primer mandamiento no es: Adorar?s al Se?or tu Dios, sino ?amar?s? a Dios sobre todas las cosas.

Dice san Juan: ?Mirad qu? amor nos ha tenido el Padre: que nos llamemos hijos de Dios, pues ?lo somos!? (1Jn 3,1).

Esta es la gran revelaci?n de Jesucristo a los hombres. Jes?s se pas? toda la vida ense??ndonos con palabras, par?bolas, hechos... que tenemos un Padre querid?simo en los cielos. ?A nadie llam?is Padre en la tierra, porque uno solo es vuestro Padre, el del cielo? (Mt 23,9)-

Descubrir a Dios como Padre nos compromete a servir a los hombres como hermanos.

Dios nos ha regalado lo que somos y tenemos. Dios es Padre por ser creador. Pero el don m?s grande que nos hace Dios Padre es que comparte a su Hijo ?nico con nosotros.

Vive tu vida para comunicar a los hombres esta grande y buena noticia: que tenemos un Padre tan amoroso y cuidadoso que ?basta los cabellos de nuestra cabeza los tiene contados? (cf Mt 10,30).

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti