Martes, 07 de septiembre de 2010

EL PAPA PIO VII Y LA INFLUENCIA EN LA HISTORIA DE LA IGLESIA

El nuevo papa, P?o VII, benedictino, fue consagrado en 1800 en Venecia, bajo la protecci?n austriaca. Raras veces habr? empezado un pontificado bajo peores auspicios. El papa lo hab?a perdido todo: estaba sin dinero, lejos de Roma, sin apenas contacto con las Iglesias. Ten?a, empero, un secretario de estado de capacidad poco com?n: H?rcules Consalvi. Al principio pareci? brillar una esperanza: Napole?n I, primer c?nsul desde 1799, demostraba inter?s por un concordato.

?ste se firm?, efectivamente, en 1801, en condiciones harto extraordinarias. Francia recib?a una nueva organizaci?n eclesi?stica, con sesenta di?cesis. Todos los obispos existentes en aquel momento deb?an deponer sus cargos, aunque algunos de ellos pod?an volver a ser nombrados. El c?nsul obten?a el derecho de nombramiento que antes hab?an tenido los reyes.

La Iglesia renunciaba a los bienes secularizados en 1789, y el Estado se encargaba de dotar al clero. Una serie de puntos que el papa no concedi? ni pod?a conceder, fueron unilateralmente unidos al concordato por Napole?n con el nombre de ?art?culos org?nicos?: en ellos se dispon?a, entre otras cosas, el placet del gobierno para todos los decretos eclesi?sticos, la obligaci?n de defender en los seminarios superiores los art?culos galicanos de 1682, la apelaci?n a un tribunal civil contra las sentencias de los tribunales eclesi?sticos.

Un concordato an?logo que en 1803 fue convenido con la Rep?blica italiana, fue tambi?n desvirtuado por estos arbitrarios aditamentos. El papa protest?, pero consinti? en trasladarse a Par?s en 1804 para la coronaci?n del emperador, en la cual Napole?n ten?a un gran inter?s, para dar a su r?gimen una apariencia al menos de legitimidad.

Pero en cuanto dej? de serle ?til la colaboraci?n del papa, procedi? sin ning?n g?nero de consideraciones. En 1806 le oblig? a despedir a Consalvi. En febrero de 1806 Roma volvi? a ser ocupada por las tropas francesas, y en mayo de 1809 la ciudad y el Estado Pontificio fueron incorporados al Imperio franc?s. P?o VII contest? excomulgando a Napole?n. ?ste le hizo prender en el Quirinal para conducirlo a Savona, mientras los cardenales eran llevados a Par?s.

En Savona P?o VII fue tratado como un prisionero. Durante la campa?a de Rusia fue internado en Fontainebleau, junto a Par?s. All? Napole?n, despu?s de su regreso de Rusia, negoci? en enero de 1813 un nuevo concordato que equival?a a una renuncia a los Estados Pontificios. P?o VII, privado de todos sus consejeros, coaccionado por Napole?n del modo m?s desconsiderado, accedi? a firmarlo.

Pero cuando pudo hablar con los cardenales, comprendi? que hab?a ido demasiado lejos y retir? su asentimiento. Napole?n lo hizo volver a llevar a Savona. En marzo de 1814, cuando los aliados se aproximaban ya a Par?s, fue puesto en libertad y pudo finalmente regresar a Roma.

?

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti