S?bado, 28 de agosto de 2010

JES?S EL MANANTIAL DE AGUA VIVA

El ?ltimo d?a, el m?s solemne de la fiesta, Jes?s, puesto en pie, grit?: "El que tenga sed, que se acerque a m?; el que crea en m?, que beba. Como dice la Escritura: De su seno manar?n r?os de agua viva". Esto lo dec?a refiri?ndose al esp?ritu que iban a recibir los que creyeran en ?l? (Jn 7,37-39; Jn 4,10-15).


El tema del agua sale con frecuencia en el Antiguo Testamento. As?, aparece como instrumento de purificaci?n de la lepra (Lev 14,8), del que tocaba un cad?ver, de la impureza sexual (Lev 14,8).
Todas las purificaciones significaban la limpieza interior para acercarse a Yav?, el santo de los santos. Se pasaba de la purificaci?n del cuerpo a la purificaci?n del coraz?n.
En el Nuevo Testamento adquiere mayor significaci?n:
Jesucristo, fuente de agua viva. El tema del agua viva, al igual que el de la luz, es frecuente en el evangelio de Juan, y siempre con car?cter simb?lico.
En el ?ltimo d?a, el d?a de la gran fiesta de los Tabern?culos, cuando la jarra de oro se llenaba con el agua de la mente de Silo?, Jes?s, poni?ndose en pie, dijo a voz en grito: ?El que tenga sed, que se acerque a m??. La roca de la que mana el agua que apaga la sed del pueblo simboliza a Cristo, fuente de donde brota el agua de su palabra e innumerables dones.
??Qu? bien s? yo la fonte do mana y corre!?, dice san Juan de la Cruz.
El agua viva es el Esp?ritu. Alude al Esp?ritu Juan: ?"El que tenga sed que se acerque a m?; el que crea en m?, que beba. Como dice la Escritura: De su seno manar?n r?os de agua viva". Esto lo dec?a refiri?ndose al Esp?ritu que iban a recibir los que creyeran en ?l? (Jn 7,37-39). El Esp?ritu, con todos sus dones, es el agua viva que riega las almas para su santificaci?n.
Las aguas del bautismo. El simbolismo baila su pleno significado en el santo bautismo, donde se da la purificaci?n profunda y radical del coraz?n del que aleja las tinieblas del pecado. El agua y el Esp?ritu Lacen renacer en el coraz?n la vida divina de Lijos de Dios, con la infinita fecundidad de todos los dones
(Mt 3,11-12).
Como la samaritana, te pido: Dame de esa agua, oh Cristo, fuente de agua viva, para que nunca m?s tenga sed.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti