Mi?rcoles, 04 de agosto de 2010

COMENTARIOS DEL PADRE FORTEA SOBRE EL DIABLO Y LAS POSESIONES DIAB?LICAS

Aqu? os traemos una serie de comentarios que de el Padre Fortea, para que nos nutra con su conocimiento hacerca de los demonios. EL AUTOR DEL BLOG.

Aunque una parte importante del clero sostiene abiertamente que las figuras de Satan?s y los demonios son utilizadas por Jes?s de un modo did?ctico, esto es, para explicar su doctrina adapt?ndose a la mentalidad propia de su tiempo, en el que estos s?mbolos del mal aparec?an como agentes de todo tipo de enfermedades, la Iglesia Cat?lica (en las diversas iglesias protestantes no existe unanimidad de criterios) mantiene oficialmente inamovible su magisterio sobre Satan?s y los demonios: son seres espirituales, personales, inteligentes, buenos por creaci?n, pero pervertidos por un acto de rebeld?a contra Dios (cf. Catecismo de la Iglesia Cat?lica, 391 ss.). Con la misma claridad se manifiesta en sentido afirmativo con respecto a la posibilidad de que alguno de estos seres malignos pueda tomar posesi?n del cuerpo de una persona, si ?sta se ha expuesto deliberadamente a su funesta influencia. En concreto, sobre la realizaci?n de exorcismos dice tambi?n el Catecismo en su art?culo 1673:
?
?? Cuando la Iglesia pide p?blicamente y con autoridad, en nombre de Jesucristo, que una persona o un objeto sea protegido contra las asechanzas del maligno y sustra?da a su dominio, se habla de ?exorcismo?. Jes?s lo practic? (cf Mc 1, 25 sGui?o, de ?l tiene la Iglesia el poder y el oficio de exorcizar (Mc 3, 15; 6, 7. 13; 16, 17). En forma simple, el exorcismo tiene lugar en la celebraci?n del Bautismo. El exorcismo solemne s?lo puede ser practicado por un sacerdote y con el permiso del obispo.

?? En estos casos es preciso proceder con prudencia, observando estrictamente las reglas establecidas por la Iglesia. El exorcismo intenta expulsar a los demonios o liberar del dominio demon?aco gracias a la autoridad espiritual que Jes?s ha confiado a su Iglesia.
?? ?


Portada del libro "Daemoniacum", del
sacerdote Jos? A. Fortea.

??? Muy distinto es el caso de las enfermedades, sobre todo ps?quicas, cuyo cuidado pertenece a la ciencia m?dica. Por tanto, es importante asegurarse, antes de celebrar el exorcismo, de que se trata de una presencia del maligno y no de una enfermedad (cf CIC can. 1172).

???? Curiosamente, la persistencia de la Iglesia Cat?lica en la creencia en el Maligno como entidad personal que puede poseer, aunque raramente, el cuerpo de una persona contrasta con la escasez de exorcistas nombrados por la jerarqu?a eclesi?stica para el desempe?o de tal ministerio. Normalmente, los sacerdotes evitan hablar de este tema, unos por miedo al ?qu? pensar?n de m? mis feligreses m?s progresistas, si explico clara y abiertamente la doctrina expuesta por el magisterio de la Iglesia sobre Satan?s y los demonios?; otros porque est?n convencidos de que se trata de s?mbolos o personificaciones del mal; y otros porque, sencillamente, no tienen ni idea del asunto y, adem?s, les da igual.

???? A?n as?, de cuando en cuando, suele surgir entre el clero alguna rara avis que tiene la valent?a suficiente para defender abiertamente lo que dice sobre el Diablo la Iglesia que representa, no su propia opini?n o la del te?logo de moda, pues, evidentemente, resulta mucho m?s c?modo ?adaptarse a la mentalidad de los nuevos tiempos? que defender p?blicamente lo que todo el mundo sabe que piensa la Iglesia, a?n a riesgo de ser tachado de retr?grado, conservador, carca, involucionista y otros calificativos por el estilo.

???? Una de esas rarae aves es Jos? A. Fortea, joven sacerdote aragon?s, autor de un libro de moda sobre el tema en cuesti?n: Daemoniacum. Tratado de demonolog?a, publicado por la editorial Belacqua en febrero de 2002. La aparici?n de este sacerdote en los medios ha vuelto a poner sobre el tapete un tema tremendamente delicado: la existencia real del Diablo y de los demonios y la posesi?n diab?lica. La respuesta del autor a ambas cuestiones es, como casi todo el mundo sabe, afirmativa. El libro es, de hecho, un intento por argumentar desde la Teolog?a y la propia experiencia del autor como exorcista la existencia de un mundo espiritual poblado, aparte de por ?ngeles buenos, por estos ?ngeles ca?dos que intentan seducir al hombre con sus artima?as para apartarlo de Dios y conducirlo al pozo de la desesperaci?n.

??? Es un libro que, en realidad, no aporta nada nuevo a la doctrina oficial de la Iglesia. Si acaso, resulta novedoso el relato por parte del autor de algunas de sus experiencias como exorcista. De una de ellas (no incluida en el libro) fue testigo de excepci?n un periodista del diario El Mundo, que, aunque acudi? a la capilla donde tuvo lugar el ritual convencido de que iba a asistir a un espect?culo, sali?, seg?n ?l mismo cont? en un art?culo publicado en ese diario el pasado 23 de septiembre, hondamente conmocionado por lo que vio.

??? Entre los cap?tulos m?s interesantes de Daemoniacum, yo destacar?a los siguientes:
?

??????? ? La psicolog?a de los demonios
??????? ? El proceso que lleva a convertirse en un adorador del Diablo
??????? ? El pacto con el Demonio
??????? ? Todos los dedicados al tema de la posesi?n
??????? ? Todos los dedicados al tema del exorcismo
??????? ? ?Qui?n debe ejercer este ministerio?

??? Se echa de menos un cat?logo de la bibliograf?a utilizada por el autor y que podr?a ser interesante y ?til para el lector que desee profundizar en esta tem?tica.

??? Pero, antes de la publicaci?n del libro de Fortea, otros te?logos de contrastada solvencia han abordado el tema demon?aco con bastante profundidad, incluso mayor que la del autor de Daemoniacum. Uno de ellos es Jos? Antonio Say?s, doctor en Teolog?a dogm?tica por la Universidad Gregoriana de Roma y profesor de Teolog?a fundamental en la Facultad de Teolog?a del Norte de Espa?a (Burgos). Este eminente te?logo public? en 1997, en la editorial San Pablo, El Demonio, ?realidad o mito? El comentario de la contraportada resume a la perfecci?n el contenido de la obra:

??? Hablar hoy del demonio no es f?cil. Mucha gente piensa que es una fantas?a trasnochada, ajena al progreso. Pero la Biblia, la tradici?n y el magisterio de la Iglesia aluden a ?l con frecuencia, y el silencio actual de la Iglesia no ha detenido el continuo avance del satanismo. Sigue habiendo posesiones diab?licas y exorcismos, y se puede vislumbrar cierta influencia del diablo en el mundo. Sin embargo, este libro no obedece a un af?n morboso o meramente informativo, va m?s all? al exponer de forma equilibrada la figura del demonio en el marco de la victoria de Cristo.

??? Los cap?tulos generales de la obra son:
?

??????? ? El demonio en el Antiguo Testamento
??????? ? El demonio en el Nuevo Testamento
??????? ? La doctrina de los Padres
??????? ? La doctrina del Magisterio
??????? ? El argumento lit?rgico
??????? ? La actividad demon?aca (incluye dos casos de posesi?n recientes)
??????? ? Contenido y significado de la revelaci?n sobre el diablo.


??? Por regla general, el estudio del Diablo divide a los exegetas en dos grupos:
?

??????? ? los que no lo aceptan como ser real e inteligente, sino como un s?mbolo del mal existente en el mundo, y, por tanto, niegan absolutamente la posibilidad de una posesi?n diab?lica;
??????? ? y los que lo definen como ser personal capaz de poseer, en determinadas circunstancias, a un ser humano.


??? Juan Bautista Cort?s constituye una opci?n intermedia entre ambas posturas irreconciliables. Se trata de un jesuita nacido en Espa?a, pero residente en Estados Unidos desde 1955. Su curr?culum da una idea de su capacidad y competencia: licenciado en Filosof?a por el Colegio de San Francisco de Borja (1951); doctor en Teolog?a por el Boston College (1958); licenciado en Psicolog?a cl?nica por Harvard University (1961). Desde 1962 trabaja como catedr?tico en Georgetown University, donde imparte clases de Psicolog?a general, Criminolog?a y Teor?as de la Personalidad. Omito citar sus publicaciones porque se har?a interminable.

??? En su obra Proceso a las posesiones y exorcismos (Edic. Paulinas, Madrid 1978) realiza un elaborado an?lisis ling??stico, hist?rico, b?blico y psicol?gico sobre la figura del Diablo y los demonios, llegando en sus planteamientos a las siguientes conclusiones:
?

??????? ? El Diablo es un ser personal e inteligente, que, junto con los demonios, puede acosar a las personas desde fuera, nunca desde dentro.
??????? ? Las supuestas posesiones diab?licas descritas en los Evangelios, as? como otras que se han presentado como tales en tiempos modernos, pueden ser perfectamente explicables desde la Psicolog?a y la Psiquiatr?a. Por tanto, la posesi?n diab?lica no existe.


??? La obra es, en conjunto, de lo mejor que se ha publicado en espa?ol. Por destacar algunos cap?tulos, podr?a recomendar uno interesant?simo sobre la historia de la demonolog?a y de la pr?ctica de los exorcismos desde el animismo de la Antig?edad hasta la ?poca moderna. De inter?s especial son los cap?tulos dedicados al an?lisis de la conducta de los posesos desde el punto de vista de la Psiquiatr?a. Tambi?n merece la pena detenerse en la lectura de algunos casos famosos de posesi?n analizados por el propio autor, como el de Mount Rainier en St. Louis (1949) y el de la posesa de Piacenza, caso este ?ltimo estudiado tambi?n, aunque con conclusiones opuestas, por el conocido demon?logo Corrado Balducci. Se agradecen enormemente las p?ginas finales dedicadas al comentario de una exhaustiva bibliograf?a acerca del Diablo y sus distintas manifestaciones.

??? Presentar a Ren? Laurentin como uno de los mejores expertos del mundo en demonolog?a no es sino un simple ejercicio de justicia. No tenemos m?s que echar una ojeada a su libro El demonio, ?s?mbolo o realidad? (Descl?e De Brouwer, Bilbao 1998) para darnos cuenta de que estamos ante una verdadera autoridad en la materia. Exegeta, te?logo e historiador, particip? como te?logo experto en el Concilio Vaticano II, es miembro de varias Academias Pontificias en Roma e imparte clases en distintas universidades de Francia, Italia y Am?rica. Seg?n reza la contraportada del libro, ?el padre Laurentin se ha relacionado con m?s de cincuenta exorcistas de diversos pa?ses y con los m?dicos que trabajan con ellos, y ha sido el te?logo y presidente de sus discretas reuniones internacionales. Adem?s, ha participado en numerosos exorcismos, por lo que puede hablar de esta cuesti?n desde la experiencia, por encima de las ideolog?as y mitos?. La lectura del libro supone un ?itinerario apasionante? en el que ?vemos c?mo Satan?s surge de las tradiciones folcl?ricas de la antig?edad a la luz de la revelaci?n?, y nos ense?ar?, asimismo, ?por qu? tantos cristianos, incluidos te?logos y exorcistas, ya no creen en el demonio? Comprenderemos tambi?n las cuestiones concretas: ?Qu? es la posesi?n? ?Qui?n est? pose?do y por qu?? ?Qu? son los exorcismos? ?En qu? van a ser reformados? ?C?mo librarse de la influencia del pr?ncipe de este mundo cuya mayor habilidad es la de hacer creer que no existe?? Las diecis?is p?ginas finales de bibliograf?a en varios idiomas dan fe del rigor y la profundidad del padre Laurentin en el tratamiento de tema tan serio y delicado.

??? Otro demon?logo que ha saltado a la palestra en los ?ltimos a?os es el padre Gabriele Amorth con su libro Habla un exorcista, editado por Planeta en 1999, aunque su edici?n original en italiano es de 1990. Se trata de un anciano sacerdote, exorcista de la di?cesis de Roma, con una gran preparaci?n teol?gica y una amplia experiencia en este campo. Como acertadamente dice su prologuista, ?el libro del padre Amorth pone al lector directamente en contacto con la actividad del exorcista (?) Prefiere que hablen los hechos, poniendo al lector frente a aquello que un exorcista ve y hace?. El autor se rebela expresamente contra los obispos y sacerdotes que desatienden este aspecto tan importante, a su juicio, para el ministerio pastoral. As?, en la p?gina 57 dice: ?Tampoco puedo callar c?mo demasiados hombres de Iglesia se desinteresan totalmente de estos problemas, dejando a los fieles expuestos y sin defensas (?) Considero sobre todo una carencia imperdonable, de la cual acuso a los obispos, haber dejado que se extinguiese toda la pastoral exorc?stica: cada di?cesis deber?a tener al menos un exorcista en la catedral, deber?a haber uno en las iglesias m?s frecuentadas y en los santuarios (?) La jerarqu?a cat?lica debe entonar fuertemente el mea culpa?.

???? Entre sus cap?tulos m?s interesantes destaca el titulado La visi?n diab?lica de Le?n XIII.? Parece que el papa Le?n XIII, durante la celebraci?n de una misa, tuvo una espantosa visi?n que le impuls? a salir de la capilla en donde se encontraba y encerrarse en su despacho solo durante una media hora. Al cabo de ?sta, hizo llamar al secretario de la Congregaci?n de Ritos y, d?ndole escrita en una hoja la oraci?n al arc?ngel San Miguel, le dio ?rdenes de que la enviara a todos los obispos del mundo. Se trata de una oraci?n rezada al final de la misa, que contiene una invocaci?n a este arc?ngel para que arroje de nuevo a Satan?s al infierno.

???? Otros cap?tulos interesantes pueden ser:
?

??????? ? C?mo se comporta el demonio
??????? ? El testimonio de un afectado
??????? ? Exorcismos de las casas
??????? ? El maleficio
??????? ? ?Qui?n puede expulsar a los demonios?


??? Para acabar, es imprescindible incorporar a una bibliograf?a b?sica sobre este tema a Corrado Balducci, el gran demon?logo y exorcista italiano, con dos libros fundamentales. El primero es La posesi?n diab?lica, publicada por San Pablo en 1995, obra dedicada exclusivamente al an?lisis de este inquietante fen?meno. Balducci despliega en este libro todos sus conocimientos teol?gicos, psiqui?tricos y parapsicol?gicos para desmenuzar, con una precisi?n asombrosa, todos los aspectos de la posesi?n diab?lica. Empieza con varios cap?tulos dedicados a relatar algunos casos de endemoniados, como el de la posesa de Piacenza, en el que ?l mismo actu? como exorcista, y el de los hermanos Burner, en Ilfurt. Concretamente este ?ltimo (muy documentado, por cierto) pone los pelos de punta.? Aunque el libro en conjunto no tiene desperdicio, son especialmente recomendables los cap?tulos en que analiza la posesi?n desde la perspectiva de la Psiquiatr?a y la Parapsicolog?a. Las alucinaciones, las ideas delirantes, la melancol?a, las enfermedades mentales, la psicastenia, la epilepsia y el histerismo son analizados en su relaci?n con la posesi?n diab?lica. Fen?menos f?sicos como los raps o golpes, fen?menos luminosos y el?ctricos, variaciones de temperatura y de peso, la telecinesis, voces, aportes e infestaciones; fen?menos ps?quicos como la telepat?a, precognici?n, escritura autom?tica, clarividencia, psicometr?a o retrocognici?n y xenoglosia, encuentran en las p?ginas de este libro una breve pero luminosa explicaci?n, facilitada por el estilo directo, claro y sencillo de Balducci, que hacen fluida su lectura.

???? El segundo libro de Balducci es, sin duda, uno de los m?s completos que existen sobre los endemoniados. As? reza precisamente le t?tulo, Los endemoniados, editado por Marfil en 1965. A lo largo de casi 500 p?ginas, Balducci toca en profundidad todos los aspectos relacionados con la posesi?n. Los fen?menos paranormales y los trastornos psicosom?ticos que derivan de ella son analizados con mayor detenimiento que en el libro anterior, que es, en realidad, un resumen de ?ste. No falta la descripci?n de algunos casos reales de posesi?n en los que Balducci exhibe todo su conocimiento de exorcista muy experimentado. La fluidez, sencillez y claridad con que su autor se expresa a lo largo de toda la obra hacen agradable la lectura de un tema tan truculento.

Fuente: Padre Fortea.
Transcrito por: Cristobal Aguilar.


Publicado por cristobalaguilar @ 1:04  | Los Exorcismos
Comentarios (0)  | Enviar
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti