Martes, 03 de agosto de 2010

JESUCRISTO Y LOS NI?OS

?Le presentaban tambi?n ni?os peque?os para que los tocara. Al verlo los disc?pulos les re??an. Mas Jes?s invit? a que se los trajeran, diciendo: "Dejad que los ni?os vengan a m? y no se lo impid?is, porque de los que son como estos es el reino de Dios. Os aseguro que quien no reciba el reino de Dios como ni?o no entrar? en ?l"? (Le 18,15-17; 9,33-37; Mt 18,1-6; Me 9,33-37).

?

En una revista apareci? una historia conmovedora de la guerra de Vietnam. Varios ni?os hab?an sido heridos en un tiroteo y fueron tratados por un m?dico militar. Algunos necesitaban una transfusi?n urgente de sangre. Un ni?o se ofreci? a dar su sangre a otro que se estaba muriendo. La transfusi?n de sangre era directa. Durante la transfusi?n el m?dico not? que el ni?o donante estaba inquieto y trat? de calmarlo y animarlo. Cuando termin? la transfusi?n el m?dico dijo al ni?o donante que pod?a sentarse y descansar. Este estaba tremendamente agitado, pues cre?a que iba a morir durante la transfusi?n. Era un sacrificio y un acto de generosidad que hab?a hecho por amor a su amigo.

Cristo Jes?s, el amigo de los ni?os, el que m?s quiere a cada ni?o, muri? de verdad al darnos su sangre en la cruz. Nos regal? su propia vida para que todos nosotros pudi?ramos vivir la vida de hijos de Dios.

?Puede hacer un amigo algo m?s grande por otro amigo que dar la vida por ?l? As? lo hizo y lo dijo Jes?s: ?Nadie tiene amor m?s grande que el que da la vida por el amigo?... (Jn 15,13).

Jes?s nos transfiere la vida divina de hijos de Dios en el bautismo y nos regala su cuerpo y su sangre (su vida) siempre que comulgamos. Jes?s transfundi? su sangre a nuestras vidas para que nosotros vivi?ramos aunque ?l muriera en la cruz.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti