Lunes, 02 de agosto de 2010

SAN AMBROSIO - VIDAS DE SANTOS

Naci? en Tr?veris, Italia, en el a?o 339 y muri? en el 397- Pertenec?a a las laminas nobles senatoriales. Curs? brillantes estudios de ret?rica y derecho. Fue enviado como gobernador a la regi?n de Liguria Emilia, con sede y capital en Mil?n. ?La misi?n del gobernante ?dec?a? es defender a la patria contra los b?rbaros en la guerra, defender a los d?biles en la paz y proteger contra la violencia a los hermanos oprimidos?.
Muerto el obispo de Mil?n, mientras deliberaban sobre el sucesor, en la bas?lica de Mil?n se oy? la voz de un ni?o: ?Ambrosio obispo, Ambrosio obispo?. Los cl?rigos lo tomaron en serio y se lo consultaron al papa y al emperador. Obtuvieron respuesta afirmativa de ambos, y lo que el ni?o dijo y luego repiti? la muchedumbre fue una realidad al aceptar Ambrosio la sede de Mil?n. Se bautiz? (pues ni siquiera estaba bautizado) y en un breve per?odo de tiempo recibi? las ?rdenes de presbiterado y episcopado. Aquel dechado de justicia y sabidur?a comenz? una vida de gran austeridad, oraci?n y penitencia. Su casa comenz? a ser la casa de todos, y sobre todo fue la casa abierta a los pobres.
La espiritualidad est? plasmada en su obra escrita, que es sobre todo moral y asc?tica. El Examenon, el Comentario a los salmos y al evangelio de Lucas, Sobre la virginidad, De los misterios, etc., conforman una tan gran obra que hacen de Ambrosio uno de los cuatro grandes padres de la Iglesia.
Su fiesta se celebra el 7 de diciembre.


Cristo, ?nico fundamento para una sociedad superficial. El mensaje es excelente para nuestro tiempo, en el que el mundo est? dominado por la increencia y en el que la misma re cat?lica est? enfrentada con los principios dominantes en nuestra sociedad materialista y hedonista, lo que constituye un terrible muro a la hora de evangelizar. Hoy no s?lo hay un abandono o resquebrajamiento moral ?superficial? de costumbres, sino que la misma sociedad ha quedado ?desfondada?, es decir, se ha quedado sin fundamento, sin lo que es sustancial, sin algo a lo que agarrarse al haberse quedado sin Dios. Son s?ntomas de esto la falta de razones profundas para amar y afrontar la vida, la desilusi?n, la indiferencia, la tristeza...
Necesitamos volver a ejemplos se?eros que, como Ambrosio, escogieron a Cristo como s?lido fundamento para vivir: ?Para m? la vida es Cristo? (Flp 1,21).

Fdo. Cristobal Aguilar.


Publicado por cristobalaguilar @ 1:29  | Vidas de Santos
Comentarios (0)  | Enviar
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti