Martes, 27 de julio de 2010

LAS PROFEC?AS DE SANTA ODIL?A

En esta ocasi?n os traemos como no pod?a ser de otra forma una serie de profec?as de una Santa, Santa Odil?a que en su tiempo terrenal teniendolo todo incluidas las riquezas, todo lo dejo por seguir a Cristo. Parece una locura, pero bendita locura!!!. EL AUTOR DEL BLOG.

Las profec?as de Santa Odilia realizadas hace mas de 1300 a?os son de una precisi?n asombrosa, por ejemplo, sobre la Segunda Guerra Mundial, describe con lujo de detalles el advenimiento de Hitler, los combates a?reos, las ciudades en llamas y la ca?da de Berl?n.

?Escucha, hermano m?o! He visto el terror de los bosques y de las monta?as. El espanto ha helado a los pueblos. Ha llegado el tiempo en que Alemania ser? llamada la naci?n m?s belicosa de la tierra. Ha llegado la ?poca en que surgir? de su seno el guerrero terrible que desencadenar? una guerra mundial, y que los pueblos en armas llamar?n el Anticristo, aquel que ser? vituperado por las madres en llanto por sus hijos que como Raquel, ninguno podr? consolar?

?Veinte distinta naciones combatir?n en esta guerra. El conquistador partir? de las riberas del Danubio. La guerra que emprender? ser? la m?s espantosa que los seres humanos hayan visto. Las armas escupir?n fuego y los cascos de los soldados tendr?n puntas y lanzar?n rel?mpagos, mientras sus manos empu?ar?n antorchas encendidas. Obtendr? victorias por tierra, por mar y por el cielo; se ver?n en efecto sus guerreros alados, en cabalgatas inimaginables, levantarse en el firmamento para recoger las estrellas y luego tirarlas sobre las ciudades, provocando grandes incendios. Las naciones ser?n presa del estupor, y se dir?n: ??De donde viene este espanto!!??

?La tierra ser? sacudida por el choque de los combates. Las flores ser?n rojas por la sangre y los mismos monstruos marinos huir?n espantados al fondo de los oc?anos. Las generaciones futuras se asombrar?n de que sus adversarios no hayan podido obstaculizar sus victorias. Torrentes de sangre humana correr?n en torno a la monta?a.

Ser? la ?ltima batalla. El conquistador habr? alcanzado el apogeo de sus triunfos hacia la mitad del sexto mes del segundo a?o de guerra. Ser? el fin del primer per?odo llamado de las victorias sangrientas. El creer? entonces de poder dictar sus condiciones. La segunda parte igualar? en duraci?n la mitad de la primera.

Ella ser? llamada el per?odo de la dominaci?n. Ser? rica en sorpresas que har?n temblar a los pueblos. Hacia la mitad de dicho per?odo los pueblos sojuzgados pedir?n al conquistador: la paz! Pero no habr? paz. No ser? el fin sino el inicio del fin, cuando el combate sea librado en la Ciudad de las Ciudades. A este punto muchos de los suyos querr?n lapidarlo. Y ocurrir?n cosas prodigiosas en Oriente. La tercera fase ser? de breve duraci?n.

Ser? llamada fase de invasi?n, porque por una justa compensaci?n el pa?s del conquistador ser? invadido por todas partes. Los ej?rcitos ser?n diezmados por una gran epidemia, y todos dir?n que ?es la mano de Dios?. Los pueblos creer?n que su fin est? pr?ximo.

El cetro cambiar? de mano y las madres se alegrar?n. Todos los pueblos que fueron despojados recuperar?n lo que perdieron y algo m?s. La regi?n de Lutecia ser? salva a causa de sus monta?as benditas y por la devoci?n de sus mujeres. Y sin embargo todos hubieran cre?do lo contrario.

Pero los pueblos ir?n a la monta?a y dar?n gracias a Dios. Los hombres habr?n visto cosas tan abominables en esa guerra que las generaciones sucesivas no lo podr?n creer.

Desgracia para aquellos que no teman al Anticristo, porque ?l causar? nuevos cr?menes. Pero la era de paz seguir? a la de hierro y se ver?n los dos cuernos de la luna reunirse a la Cruz. Porque en aquellos d?as los hombres temerosos en verdad adorar?n a Dios. Y el Sol brillar? con un esplendor inconcebible?.

Fdo. Cristobal AGuilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti