Domingo, 25 de julio de 2010

LOS SANTOS Y RELIGIOSOS FRANCESES - HISTORIA DE LA IGLESIA

El episcopado franc?s puede presentar en ?sta ?poca una abundant?sima serie de grandes pastores de almas, muchos de los cuales destacaron tambi?n como escritores. A la cabeza de todos est? el santo doctor de la Iglesia Francisco de Sales (? 1622), obispo de Ginebra? Annecy, uno de los escritores asc?ticos m?s le?dos de la Edad Moderna. Adem?s, el cardenal Duperron, que desempe?? un relevante papel en la conversi?n de Enrique IV, muerto en 1618 siendo arzobispo de Sens; los famosos oradores sagrados Bossuet, obispo de Meaux (? 1704), Fl?chier, obispo de N?mes (? 1710), F?nelon, obispo de Cambrai (? 1715).

Fueron tambi?n activos pastores de almas el obispo Godeau de Vence (? 1672), uno de los primeros miembros de la Academia francesa, y el obispo Huet de Avranches (? 1721), en cuyos escritos filos?ficos se advierte ya una fuerte tendencia hacia el escepticismo. Algunas de estas personalidades se dejaron contaminar algo por el jansenismo, lo cual no les impidi? ser excelentes pastores de almas a su manera, como Gilberto Choiseul du Plessis (? 1689), obispo de Comminges y despu?s de Tournai, Esteban Le Camus (? 1707), arzobispo de Grenoble y cardenal.

Fuera del episcopado fue tambi?n rico este tiempo en santos y escritores religiosos. El mayor de todos es san Vicente de Pa?l (? 1660), uno de los santos m?s populares de hoy como fundador de las formas modernas de la caridad. Otras grandes figuras son: el cardenal B?rulle, capell?n de Enrique IV y luego presidente del Consejo de Estado (? 1629), fundador de los oratorianos franceses e importante escritor asc?tico; el santo p?rroco de San Sulpicio de Par?s, Olier (? 1657), fundador de los sulpicianos; san Juan Eudes (? 1680), junto con Olier y Vicente de Pa?l uno de los grandes educadores del clero.

San Juan Bautista de la Salle (? 1719), fundador de los Hermanos de las escuelas cristianas; san Pedro Fourier (? 1640), can?nigo de San Agust?n y fundador de una congregaci?n de hermanas de la ense?anza; san Francisco Regis S.I. (? 1640), misionero del Languedoc; el famoso predicador de N?tre Dame, Bourdaloue (? 1704). Entre las mujeres que destacaron por su santidad, merecen citarse: Luisa de Marillac, viuda Le Gras, que con san Vicente de Pa?l fund? las Hermanas de la caridad; santa Francisca de Chantal, fundadora con san Francisco de Sales de la orden de la Anunciaci?n. A esta orden pertenec?a santa Margarita Alacoque, que al hacer revivir la devoci?n al Coraz?n de Jes?s dio un fuerte impulso a la moderna piedad cat?lica.

No cabe duda que en este per?odo Francia enriqueci? la Iglesia con valores permanentes, en no menor medida de lo que hab?a hecho en el siglo XIII, la ?poca de la escol?stica y de las ?rdenes mendicantes. Ello no es obst?culo, sin embargo, para que en la espiritualidad de entonces haya muchos rasgos que nos choquen, por estar demasiado ligados a su tiempo. Uno de ellos es el intenso car?cter cortesano y elegante de la vida eclesi?stica. La piedad se hab?a puesto de moda. Obispos y santos se mov?an con gran naturalidad en los salones y en la corte real. Bossuet, Huet, F?nelon eran preceptores de pr?ncipes. B?rulle y Vicente de Pa?l ten?an asiento en el consejo del rey. Hasta los m?s celosos obispos diocesanos ten?an siempre asuntos que despachar en Par?s.

Otra peculiaridad era la direcci?n de las almas individuales, convertida en un verdadero arte. No se paraba de hablar a las conciencias, de palabra o por escrito. No es que esta actividad fuera in?til; hab?a realmente mucha virtud aut?ntica y mucha santidad, pero era una santidad que gustaba demasiado de tocarse con pelucas empolvadas.

?

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti