Lunes, 19 de julio de 2010

ORACI?N DE CONFIANZA EN JES?S

Estoy tan convencido, Dios m?o, de que velas sobre todos los que esperan en ti y de que no puede faltar cosa alguna a quien de ti las aguarda todas, que he determinado vivir en adelante sin ning?n cuidado, descarg?ndome en ti de toda mi solicitud.

Desp?jenme los hombres de los bienes y de la honra, pr?venme las enfermedades de las fuerzas y medios de servirte, pierda yo por mi mismo la gracia pecando; que no por eso perder? la esperanza, antes la conservar? hasta el postrer suspiro de mi vida, y vanos ser?n los esfuerzos de todos los demonios para arranc?rmela, porque con vuestros auxilios me levantar? de la culpa.

Aguarden unos la felicidad de sus riquezas o talentos; descansen otros en la inocencia de su vida, en la aspereza de su penitencia, en la multitud de sus buenas obras, o en el fervor de sus oraciones. En cuanto a m?, toda mi confianza se funda en la seguridad con que espero ser ayudado de ti, y en el firme prop?sito que tengo de cooperar a tu gracia. Confianza como ?sta jam?s a nadie sali? fallida. As? que seguro estoy de ser eternamente bienaventurado, porque espero firmemente serlo, y porque t?, Dios m?o, eres de quien lo espero todo.

Bien conozco que de m? soy fr?gil y mudable; s? cu?nto pueden las tentaciones contra las virtudes m?s robustas; he visto caer las estrellas del cielo y las columnas del firmamento; pero nada de eso logra acobardarme.

Mientras espere de veras, libre estoy de toda desgracia; y de que esperar? siempre estoy cierto, porque espero tambi?n esta esperanza invariable.

En fin, para m? es seguro que nunca ser? demasiado lo que espere de ti, y que nunca tendr? menos de lo que hubiere esperado. Por tanto, espero que me sostendr?s sin dejarme caer en los riesgos m?s inminentes y me defender?s aun de los ataques m?s furiosos, y har?s que mi flaqueza triunfe de los m?s espantosos enemigos.

Espero que me amar?s a m? siempre, siempre, y yo a mi vez te amar? sin intermisi?n; y para llegar de un solo vuelo con la esperanza hasta donde puede llegarse, te espero a ti mismo, oh Criador m?o, para el tiempo y para la eternidad. Am?n.

Autor: Santo Colombiere

Transcrito por: Cristobal AGuilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti