Domingo, 18 de julio de 2010

LA SAGRADA FAMILIA

?Sus padres iban todos los a?os a Jerusal?n a la tiesta de la Pascua. Cuando tuvo doce a?os, subieron ellos como de costumbre a la fiesta y, al volverse, pasados los d?as, Jes?s se qued? en Jerusal?n, sin saberlo sus padres. Y sucedi? que, al cabo de tres d?as, le encontraron en el templo sentado en medio de los maestros, escuch?ndoles y pregunt?ndoles...

Baj? con ellos a Nazaret, y viv?a sujeto a ellos. Su madre conservaba cuidadosamente todas las cosas en su coraz?n. Jes?s progresaba en sabidur?a? (Le 2,41-52).

?

La familia de Nazaret encarna los valores universales v?lidos para todo tipo de familia.

Hay varios tipos de familias: la familia m?s natural y normal, conformada por el matrimonio y los hijos; las familias formadas por la habitaci?n en com?n de distintas familias, como pueden ser t?os, primos y cualquier tipo de familiares...; las familias motivadas por la vivencia de la fe en com?n: religiosos, grupos y movimientos espirituales, la parroquia, etc.

Hoy, sin percibirlo expresamente en nuestra sociedad y en nuestros bogares, se copian los m?s diversos modelos de familias presentados por los medios de comunicaci?n y diversi?n (televisi?n, cine, novela...) y las formas de familia que se viven entre amigos y familiares, y que contagian a la ?ora de escoger el modelo familiar. Estos modelos, a veces antinaturales, con inusitada frecuencia crean verdaderos dramas al producir rupturas y toda clase de frustraciones.

Hay un modelo de hogar y de familia propuesto por el mismo Dios como modelo universal de todas las familias. Imitar la vida de la Sagrada Familia no significa recrear las condiciones f?sicas y sociales de vida propias del tiempo de Jes?s, sino m?s bien abrazar los eternos valores que Jes?s, Mar?a y Jos? vivieron en el hogar de Nazaret.

Jes?s nos habla de la familia mesi?nica de la re: ??No sab?ais que yo deb?a estar en la casa de mi Padre?? (Le 2,49). La familia religiosa es antes que la familia carnal.

Mar?a dedica su vida, en cuerpo y alma, al cuidado amoroso de su hijo Jes?s.

San Jos? vive preocupado siempre en nacer la vida amable a Mar?a y Jes?s.

El amor y la unidad, el trabajo, la oraci?n, la obediencia, la paz... brillan como el sol en aquel hogar mod?lico, que es como un pedazo de cielo en la tierra.

Fdo. Cristobal AGuilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti