S?bado, 17 de julio de 2010

LA HU?DA A EGIPTO Y MUERTE DE LOS INOCENTES

?El ?ngel del Se?or se apareci? en sue?os a Jos? y le dijo: "Lev?ntate, toma contigo al ni?o y a su madre y huye a Egipto; est?te all? hasta que yo te diga, porque Herodes va a buscar al ni?o para matarle". El se levant?, tom? de noche al ni?o y a su madre, se retir? a Egipto y estuvo all? hasta la muerte de Herodes? (Mt 2,13-15).

?

En el libro de Vita Christi dice Fray Lu?s de Granada acerca de este pasaje con esa unci?n tan especial en ?l: ?Aqu? puedes primeramente considerar cu?l ser?a el sobresalto que la Virgen recibir?a con esta nueva, viendo que un rey tan poderoso andaba en busca del Hijo que ella tanto amaba, para matarlo, y cuan ligeramente se levantar?a y desamparar?a toda esa pobreza que ten?a, por poner en cobro aquel tan precioso tesoro, y qu? l?grimas de compasi?n ir?a derramando por todo aquel camino sobre el rostro del Ni?o que en sus virginales brazos llevaba, viendo c?mo ya comenzaban a cumplirse las profec?as dolorosas de aquel santo anciano Sime?n, que eran las persecuciones y trabajos que aquel Se?or hab?a de padecer.

Mira tambi?n cu?l ser?a la vida y los trabajos de aquella Se?ora todos aquellos a?os que estuvo en tierra de gentiles: donde ve?a adorar piedras y palos en lugar del verdadero Dios, y donde tan poco refrigerio bailar?a entre gente pagana para todas las necesidades que se le ofreciesen, especialmente siendo ella extranjera y pobre...

Y juntamente con esto considera cuan temprano comenz? este Se?or a padecer destierros, y persecuciones, y contradicciones del mundo: para que por aqu? entiendan los que fueren miembros suyos y participaren su mismo esp?ritu, que no han de esperar menos del mundo del o que el Se?or de ellos esper?. Y as? tambi?n entiendan que, como despu?s de nacido Cristo no falt? un Herodes que lo persiguiese, as? despu?s de haber nacido El espiritualmente en nuestras ?nimas, no han de faltar muchos otros Herodes que le persigan y le quieran matar en ellas, para que no viva en nuestro coraz?n? .

Hoy, como ayer, la soberbia y la prepotencia hacen v?ctimas inocentes. Pid?mosle a Jes?s y Mar?a que nos ayuden a defender los derechos, la paz y la vida no s?lo de los ni?os, sino de todos los hombres.

Fdo. Cristobal AGuilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti