Jueves, 17 de junio de 2010

PROFEC?AS DE RASPUT?N PARA NUESTROS TIEMPOS ACTUALES - PROFEC?AS Y PROFETAS

Bueno ya hemos hablado en otras ocasiones de rasput?n, pero esta vez vamos a comentar las profec?as que se atribuyen a rasput?n, en este caso para los tiempos presentes y los que estan por venir, por tanto no son las profec?as de los zares, ni sobre la rus?a antigua, etc.., estamos hablando de las -- nuevas profec?as de rasput?n -- vamos a conocerlas:

"Los venenos abrazar?n a la Tierra como un fogoso amante. Y en el mortal abrazo, los cielos tendr?n el h?lito de la muerte, y las fuentes no dar?n m?s que aguas amargas, y muchas de estas aguas ser?n m?s t?xicas que la sangre podrida de la serpiente. Los hombres morir?n a causa del aire, pero se dir? que han muerto del coraz?n o de los ri?ones... Y las aguas amargas infectar?n los tiempos como la cicuta, porque las aguas amargas alumbrar?n tiempos amargos"????

"Cuando vuelen las im?genes, madurar? un fruto venenoso, y ser?n muchos quienes lo comer?n. Y el fruto venenoso transformar? a los hombres en animales, incapaces de alzar la cabeza al cielo... Las im?genes que vuelan consumir?n las fuerzas del hombre, pero el fruto venenoso embriagar? al hombre. Y cuando todo haya acabado, el hombre se volver? a encontrar cansado y desgarrado, m?s hambriento que antes.

"El aire que hoy desciende a nuestros pulmones para llevar la vida, llevar? un d?a la muerte. Y llegar? el d?a en que no habr? monta?a ni colina; no habr? mar ni lago que no sean envueltos por el h?lito f?tido de la Muerte. Y todos los hombres respirar?n la Muerte, y todos los hombres morir?n a causa de los venenos suspendidos en el aire"

"Enfermar?n las plantas y morir?n una tras otra. Los bosques se convertir?n en un enorme cementerio, y entre los ?rboles secos vagar?n sin rumbo hombres aturdidos y envenenados por las lluvias venenosas"

"Ratas y serpientes tomar?n dominio de la tierra. Y las ratas dar?n caza a las ratas; y los hombres, desorganizados y aturdidos, deber?n abandonar ciudades enteras y campos enteros bajo el acoso de legiones de ratas gigantes, que lo destruir?n todo e infectar?n la tierra"

"Nacer?n monstruos, que no ser?n ni hombres ni animales. Y muchos hombres, que no estar?n se?alados en la carne ni en la mente, llevar?n el signo en el alma. Cuando despu?s, los tiempos maduren, encontrar?is en la cuna al monstruo de los monstruos: el hombre sin alma"

"Las plantas, los animales y los hombres, han sido creados para quedar divididos. Pero llegar? el d?a en que no habr? m?s fronteras entonces el hombre ser? medio hombre y medio vegetal. Y el animal ser? animal, planta y hombre. En estos campos, sin m?s fronteras, ver?is pastar a un monstruo, llamado kobala"

"Con siempre mayor frecuencia, ver?is enloquecer las partes del cuerpo. Donde la naturaleza hab?a creado el orden, el hombre sembrar? el desorden. Y muchos sufrir?n por este desorden. Y muchos morir?n a causa de la peste negra. Y cuando no sea la peste quien mate, ser?n los buitres que desgarrar?n las carnes... Cada hombre tiene consigo la gran medicina; pero el hombre-animal preferir? curarse con los venenos"

"Brotar? en la antigua ciudad una flor que tendr? el color de la sangre. Crecer? sobre la planta de la paz, pero llevar? guerra. Tendr? el nombre del amor, pero llevar? solamente odio, porque ser? una flor venenosa... Flor de paz y bienestar, pero bajo la flor se esconder? una generaci?n de ladrones, de profanadores, de energ?menos y de aprovechados"

"los d?ciles insectos se volver?n operadores de muerte, porque ser? el hombre quien los habr? envenenado. Y la invasi?n de los saltamontes ser? una lluvia primaveral, respecto a este hurac?n, que partir? de la tierra de las flores para extenderse hasta la tierra de la hoja, y desde all? invadir? al mundo entero, sembrando enfermedades, carest?as y terror... La alquimia irresponsable del hombre acabar? transformando las hormigas en monstruos gigantescos que destruir?n casa y pa?ses; y contra las hormigas gigantes no servir? el fuego ni el agua. A1 final, ver?is volar a las ranas, y las mariposas se volver?n buitres, y las abejas se arrastrar?n por la tierra como serpientes. Y las serpientes tomar?n posesi?n de muchas otras ciudades"

"Cuando se hable mucho del hombre, ser? el tiempo en que se descuidar? el hombre. Y cuando se hable del bienestar, ser? el tiempo en que un malestar sutil serpentear? entre la gente. Monta?as de palabras se gastar?n para nada, y trampas entre palabras confundir?n los caminos del buen sentido. Muchos hombres ser?n destruidos por las pestilencias; muchos hombres ser?n destruidos por las armas, y much?simos ser?n destruidos por las ?ridas palabras. Porque, cuando los tiempos maduren, el hombre ser? rico de lengua, pero pobre de coraz?n"

"El ?tero de la mujer ser? como la tierra de los r?os; est?riles ser?n ambos. Y ello ser? incluso una gracia, porque el ?tero no est?ril y la tierra no est?ril parir?n monstruos. D?a desventurado ser? aqu?l en que el ?tero materno ser? comercializado, como se comercializa la carne de los bovinos. En este tiempo, el hombre, criatura de Dios, se convertir? en criatura de la ciencia"

"Llegar? el tiempo en que el sol llorar? sobre la tierra y sus l?grimas caer?n como chispas de fuego, quemando las plantas y a los hombres. Los desiertos avanzar?n como caballos enloquecidos sin jinete, y los pastos se volver?n arena, y los r?os ser?n el ombligo p?trido de la tierra. Desaparecer? la hierba tierna del prado y la hoja, puesto que reinar?n los dos desiertos: el desierto de la arena y el desierto de la noche.Y bajo el Sol encendido el fr?o g?lido apagar? la vida"

"Cuando se avecine el tiempo de la cosecha, al hombre le ser?n enviados siete signos. Y cada sabio comprender? que el grano est? maduro, y no faltar? mucho para que sea echada la guada?a sobre la tierra... Los temblores de la tierra, en este tiempo, ir?n en aumento; tierras y aguas se abrir?n y entre sus heridas engullir?n a los hombres y otras cosas. La violencia la encontrar?is todas las ma?anas en la puerta de casa, porque el hombre volver? a convertirse en bestia y, como todas las bestias, agredir? o ser? agredido este hombre no sabr? ya m?s distinguir el bien del mal . Lo que sea honesto, o que sea moral, se volver? amoral. En este tiempo, ver?is a un asno con la cabeza de chacal, la cola de serpiente y las patas de gato, que guiar? el carro; y encima, habr? otros asnos que ser?n saciados por un ej?rcito de zorras encadenadas unas a otras. El alimento, en este tiempo, ser? cada vez m?s escaso, porque todo estar? envenenado. Los graneros estar?n llenos, las fuentes dar?n agua fresca, las plantas dar?n frutos; pero quien coma de aquel grano y beba de aquel agua, morir?; y quien coma de aquellos frutos, morir?. S?lo los alimentos recogidos por la generaci?n precedente no llevar?n la muerte... En este tiempo, la angustia se casar? con el hombre, y de su uni?n espiritual nacer? la desesperaci?n; una desesperaci?n como jam?s se ha visto en la Tierra. Y en este tiempo, tambi?n las estaciones estar?n angustiadas, porque la rosa florecer? en diciembre y la nieve caer? en junio"

"Los mares penetrar?n como ladrones en las ciudades y en las casas, y las tierras se volver?n saladas. Y la sal entrar? en las aguas y no habr? agua que no sea salada. Las tierras saladas no dar?n m?s fruto y, cuando lo den, ser? un fruto amargo. Por eso ver?is terrenos f?rtiles transformarse en pantanos salados. Y otras tierras ser?n secadas por un calor que ir? aumentando. El hombre se encontrar? bajo las lluvias saladas y caminar? sobre tierras saladas, y andar? errante entre sequ?as y aluviones"

"Cuando Sodoma y Gomorra vuelvan de nuevo a la Tierra y los hombres vistan de mujer y las mujeres de hombre, entonces ver?is pasar la Muerte cabalgando sobre la peste blanca. Y las antiguas pestilencias ser?n como una gota de agua en el mar, respecto a la peste blanca. Monta?as de cad?veres ser?n amontonados en las plazas, y millones de hombres llevar?n la muerte sin rostro. .. Ciudades, con millones de habitantes, no encontrar?n brazos suficientes para sepultar a los muertos, y muchos pueblos con campos ser?n cancelados con una ?nica cruz... Ninguna medicina lograr? frenar la peste blanca, porque ?sta es la antesala de la purificaci?n. Y cuando nueve hombres de cada diez tengan la sangre podrida, ser? echada sobre la Tierra la guada?a, porque habr? llegado el tiempo de regresar a casa"

"Sentir?is a los hombres invocar la noche, pero la noche no llegar?. Sentir?is a los hombres invocar la calma, pero ?sta ser? el fruto que bien pocos podr?n saborear... El mundo se convertir? en una m?quina que transformar? la vida en un polvo venenoso. Y el ruido de la m?quina ser? como el de una cascada, que penetra con el viento en cualquier palacio y en cualquier caba?a... El tiempo de la doble espiga ser? condenado a la luz perenne y a la ca?da"

"Sobre la tierra negra llorar? el sol, y un fantasma vagar? por Europa durante toda una generaci?n. Y antes que se disuelva, caer?n otros rayos. Uno de ?stos quemar? los lirios, y un segundo rayo quemar? el jard?n de las palmeras, y un tercer rayo quemar? la tierra entre los santos r?os. El hombre se volver? fr?gil como una hoja seca,y sus huesos se doblar?n y crujir?n como una rama rota. En este tiempo, la tierra producir? s?lo hierbas envenenadas y las bestias no dar?n m?s que carne envenenada. Envenenado estar? el hombre en este tiempo, porque ?ste ser? el inicio del tiempo de "ajenjo"

"Dos pr?ncipes sanguinarios tomar?n posesi?n de la Tierra: Wiug vendr? de Oriente y volver? esclavo al hombre con la pobreza; Graiug vendr? de Occidente y volver? esclavo al hombre con la riqueza. Los pr?ncipes se disputar?n la tierra y el cielo y el terreno de la gran batalla ser? en la tierra de los cuatro demonios. Los dos pr?ncipes ser?n vencedores y los dos pr?ncipes ser?n vencidos. Pero Graiug entrar? en casa de Wiug y sembrar? sus antiguas palabras, que crecer?n y devastar?n la tierra. As? terminar? el imperio de Wiug... Pero llegar? el d?a en que tambi?n el imperio de Graiug ser? destruido, porque las dos leyes de vida eran equivocadas y ambas produc?an la muerte. Tampoco sus cenizas se podr?n utilizar para cultivar el terreno, sobre el cual crecer? la nueva planta de la tercera luz"

"Cuando los tiempos est?n cercanos al precipicio, el amor del hombre hacia el hombre ser? una planta seca. En el desierto de aquel terreno florecer?n solamente dos plantas: la planta del provecho y la planta del ego?smo. Las flores de estas plantas podr?n ser, sin embargo, cambiadas por las flores de la planta del amor. Toda la humanidad, en este tiempo maldito, ser? engullida por la indiferencia. ?Ay entonces de los que sufran, de los ancianos, de los inv?lidos, de los afligidos de coraz?n, porque estar?n solos en un mar de gentes! ?Y ay de los puros de coraz?n, de los simples, de los hombres con el coraz?n de ni?o, porque ser?n ultrajados y ridiculizados! Cuando oscurezca el triste d?a del homo-sapiens, no quedar? m?s que el desierto de la nada, porque precisamente la planta del amor fraterno estar? muerta desde hace tiempo. (Y el amor fraterno es la Gran Medicina. Las Verdades de Dios son hechas distintas por los hombres, pero la llama es ?nica)

"Habr? un tiempo de paz, pero la paz ser? escrita con sangre. Y cuando los dos fuegos sean apagados, un tercer fuego quemar? las cenizas. Pocos hombres y pocas cosas quedar?n; pero lo que quede deber? ser sometido a una nueva purificaci?n, antes de entrar en el nuevo para?so terrestre"

"Mahoma dejar? su casa, recorriendo el camino de los padres. Y las guerras estallar?n como temporales de verano, abatiendo plantas y desbastando campos, hasta el d?a en que se descubrir? que la palabra de Dios es una aunque sea pronunciada en lenguas distintas. Entonces la mesa ser? ?nica, como ?nico ser? el pan"

"Por todo el mundo se edificar?n torres. Y se dir? que en las torres habitar? la vida, pero aquellas ser?n castillos de muerte. Algunos de estos castillos ser?n sacudidos y de sus heridas saldr? sangre podrida que infectar? la tierra y el cielo. Grumos de sangre infectada volar?n como rapaces sobre nuestras cabezas. Y m?s de un rapaz caer? sobre la tierra, y la tierra donde caiga se volver? desierta durante siete generaciones"

"Durante tres d?as el sol desaparecer? del cielo, y durante treinta d?as una niebla de humo y de dolor har? de la tierra un gris sudario. El hombre vagar? como un perro enloquecido en este mar de desesperaci?n; su vida ser? una agon?a, y su ?nica esperanza ser? la muerte"

"En la noche del hombre quemado, la sangre correr? por los r?os de la Roma de los Papas y de los embrollones. El pueblo saldr? a las plazas cegado por un odio incubado de tanto tiempo y, sobre las espadas sucias de sangre, ver?is las cabezas de los pol?ticos, de los nobles y del clero. El cuerpo de un hombre venerado ser? arrastrado por las calles de Roma por un caballo blanco, y en los caminos quedar? la huella de su sangre y los rasgos de su piel. S?lo entonces se descubrir? que el hombre venerado era una serpiente. Y morir?n como mueren las serpientes. En esta noche de sangre y de magia, las estrellas cambiar?n de luz; aquellos que vest?an el h?bito de la delincuencia vestir?n el h?bito de la justicia, y aquellos que eran justos se volver?n injustos... Y cuando surja la luz del nuevo d?a, las fuentes de Roma estar?n llenas de sangre humana, y muchos cuerpos de poderosos ser?n descuartizados y arrojados a los cuatro ?ngulos de la ciudad, hasta que marchiten separados... Roma purificada no ser? ya m?s Roma. Y la noche del hombre quemado quedar? para el recuerdo, con la santa insurrecci?n del pueblo contra el lobo fam?lico vestido de cordero"

"La historia de Ca?n y Abel se repetir? en el lugar rodeado por las murallas, con siete torres y un ?guila. Esta vez ser? el pac?fico Abel quien matar? al p?rfido Ca?n, y nada quedar? de esta historia, porque tambi?n el nombre de la ciudad ser? cambiado, y la tierra abrazar? amorosamente al bien y al mal. Pero en la ciudad de las siete torres se desatar? una chispa que ense?ar? una. nueva palabra y una nueva ley. Y la nueva ley ense?ar? al hombre una nueva vida, porque en la casa nueva no se podr? entrar con los h?bitos viejos. Y cuando el sol se ponga, se descubrir? que la nueva ley es la antigua ley y que el hombre hab?a sido creado por esta ley"

"Pasar?n los tiempos del viento, del fuego y del agua; y despu?s regresar? el arc?ngel. Pero todo ser? cambiado. En Siberia crecer? la vid, y muchos palacios de Petersburgo ser?n embellecidos con limoneros. La voz de la Santa Madre llegar? a la Luna y m?s lejos. Pero no llegar? a la intimidad del coraz?n de cada ruso... El zar ser? alejado por el viento, y regresar? con el viento. Y e) mismo viento llevar? un zar que no ser? tal, pero tendr? m?s poder que el zar. El nuevo zar pasar? con el caballo blanco a trav?s de las plantaciones agrias, y muchos ancianos le detendr?n para recordarle que, donde hab?a solamente nieve, ahora germina el olivo... Y en las tierras del olivo crecer? la nieve. Porque todo en aquel tiempo ser? trastornado. Y las monta?as las hallar?is donde est?n los mares; y los mares los hallar?is donde estaban las monta?as"

"Cuando llegue a Roma el hombre se?alado en la frente, sonar?n las campanas de la paz, pero bien pocos ser?n los que notar?n que quien tira de las cuerdas es la muerte. Sutiles enga?os se preparan para el mundo entero, porque el rat?n escapar? del gato, y el gato ser? comido por el rat?n. En este tiempo, las glorias se repetir?n r?pidamente. Y se repetir?n los dolores. Los Cesares pasar?n como el agua del r?o y las palabras ser?n nubes. El hombre se?alado en la frente ser? puesto en el altar; pero cuando deba madurar a?n la quinta espiga el hombre se?alado ser? depuesto sobre la tierra desnuda y con sus carnes se har? un banquete. ?Pobre gloria del mundo, que pasas como una sombra furtiva! Tu tiempo est? siempre se?alado, antes a?n de que tu perfume se expanda. ?Pobre gloria del mundo, vestida de oro y de plata, pero hecha de cenizas! No volv?is a mirar los caminos se?alados, porque sobre estos se abatir? el viento y borrar? toda se?al. Y el viento abrir? las tierras, desplazar? las monta?as, y borrar? la ciudad con el signo del mar. No os volv?is en este tiempo para preguntar si el viento sopla de Occidente o de Oriente, porque, cuando os hay?is girado, el viento ya habr? pasado.

"Cuando la mujer est? pr?xima al parto, se estabilizar? en la tierra el s?ptimo imperio. Y ser? el imperio del mal. El zar negro reinar? sobre la cabeza; el zar blanco reinar? sobre el ombligo; y el zar rojo reinar? sobre los pies. Y los pies ser?n los primeros en ser corro?dos por la lepra. Cuando caiga la cabeza, se oir? un lamento en todo el mundo. Y sangre caer? sobre la piedra santa... Los tiempos de la ca?da del imperio se iniciar?n con el asesinato del padre, que tendr? lugar en el plenilunio del verano. Cuando los ladrones abandonen la baya de oro para huir a la gruta, ser? el tiempo en que el ?ltimo imperio estar? pr?ximo al fin. Y el fin llegar? entre un remolino de sangre".

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti