S?bado, 12 de junio de 2010

EL BEATO DAMI?N DE MOLOKAI - VIDAS DE SANTOS

Jos? Dami?n de Veuster naci? en Tremelo (B?lgica) en 1840 en un caser?o de agricultores. Al abrazar la vida religiosa dos hermanas y su hermano P?nfilo, ?l se qued? en la casa paterna trabajando en las labores del campo.
Despu?s de o?r una misi?n popular, a los 18 a?os decidi? entrar en la Congregaci?n de los Sagrados Corazones de Jes?s y de Mar?a, donde se encontraba su hermano. Fue aceptado como lego; pero al darle unas clases de lat?n para que entendiera mejor la liturgia, se dieron cuenta de la gran inteligencia natural de que gozaba. Le pusieron a estudiar y a los 24 a?os, pr?ximo a concluir sus estudios para el sacerdocio, su hermano cay? enfermo poco antes de embarcar como misionero hacia las islas Hawai. Entonces Dami?n pidi? sustituirle. Su petici?n fue aceptada y march? a las misiones. Fue ordenado sacerdote en Honolul?. Y en Hawai trabaj? con los nativos durante nueve a?os.
En 1873 se ofreci? voluntariamente para trabajar y cuidar a los leprosos de Molokai. En esta isla estaban viviendo unos mil leprosos de toda edad y condici?n, venidos de todo el archipi?lago hawaiano. Iban perdiendo sus carnes putrefactas sin consuelo, curas ni asistencia sanitaria alguna. All? se entreg? plenamente al cuidado f?sico y espiritual de los leprosos. Moviliz? la solidaridad de los gobiernos y de la sociedad.
Contrajo la lepra y, aun as?, permaneci? trabajando durante los cuatro a?os ?ltimos de su vida, con sus queridos leprosos. Muri? en 1889. Fue beatificado en 1995 y su tiesta se celebra el 15 de abril.


Mensaje


Hero?smo sublime con los leprosos de un misionero cat?lico. Se cuenta en la vida de san Francisco de As?s que, en un acto de caridad ardiente, bes? las llagas de un leproso. Mucho se ha escrito sobre ello. Si eso es ejemplar y heroico, ?qu? tendr?amos que decir de una vida entregada, no en una circunstancia transitoria, como fue la del beso de san Francisco, sino d?a a d?a en una convivencia y servicio incondicional a los leprosos durante diecis?is a?os?
Mirando este ejemplo sin igual deber?amos hacer un hito para la reflexi?n en el camino de nuestra vida que es tan ego?sta, tan c?moda y tan falta de sacrificio y solidaridad para las grandes causas de los hermanos que sufren.
?Para qu? sirve la vida si no es para servir a los m?s d?biles? Entonces la vida s? vale la pena.

Fdo. Cristobal Aguilar.


Publicado por cristobalaguilar @ 0:13  | Vidas de Santos
Comentarios (0)  | Enviar
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti