Lunes, 07 de junio de 2010
LA IGLESIA DE NOSA SEÑORA DAS AREAS - EDIFICACIONES E IMAGINERÍA

La iglesia entera está construida en granito autóctono. Cuenta con una nave central, orientada hacia el oeste, cubierta por techo de madera y teja roja del país, con poderosos contrafuertes y escasos vanos, típico del románico. La nave está precedida por un nártex de características góticas, con escalinata para acceder al campanario, de tejado piramidal y planta cuadrada. En el lado norte de la nave se ubican el baptisterio, la capilla del Carmen (gótica, con bóveda de crucería y arco apuntado en el acceso), la puerta santa (un arco rodeado de los emblemas señoriales de familias principales) y la capilla del Santo Cristo, de planta cuadrada y con cúpula de media naranja y linterna, decorada con profusión en el exterior. La puerta principal cuenta con un pórtico sin parteluz de dos arquivoltas, cuyos detalles ornamentales se hallan en su mayor parte destruidos por el mal de la piedra. En el lado meridional están las capillas del Sagrado Corazón (gótica) y la sacristía. El altar mayor es de estilo gótico y fue añadido a la nave central en su extremo oriental, de estilo gótico (con bóveda de crucería) y de menor altura que el techo de la nave principal.

En el extremo occidental, y fuera del edificio se halla una hermosa arcada románica formada por cinco arcos de medio puntos unidos que formaban parte del antiguo nártex románico del que sólo se conserva parte del muro meridional.

La iglesia se halla decorada en su interior con inscripciones de origen medieval, escudos y varias tumbas que aún no han sido investigadas como se merecen. En general, y vista desde el exterior, el templo ofrece una imagen extraña y excéntrica, carente de simetría pero hermosa por sus formas macizas y cuadrangulares que le confieren el aspecto de una fortaleza sobre los acantilados de Corveiro.

Algunos estudiosos han llegado a afirmar que la iglesia se ubica donde en tiempos prerromanos se alzaba un castro. Esto es habitual en el territorio galaico, donde el afán cristianizador situaba los templos dedicados a cristo sobre las citanias celtas. Algunas leyendas atribuyen su fundación a Doña Urraca. Los testimonios más fiables afirman que la primera etapa de construcción data del siglo XII: la arcada, el muro lateral del antiguo nártex (que aún se conservan) y la nave central. Todos ellos presentan las características típicas del estilo románico. En una segunda etapa, se añadieron elementos góticos: la capilla del Carmen, el altar mayor y el baptisterio, todos con hermosas bóvedas de crucería que delatan el estilo gótico, quizás de los siglos XIV o XV.


La iglesia se erigió como templo mixto para una villa que comenzaba a crecer en la Edad Media. Sin embargo, y a pesar del carácter de zona de peregrinaciones, el templo no presenta la forma típica de iglesia de peregrinación (carece de deambulatorio, pues es probable que la vecina Ermita de San Guillermo fuera el punto de culto jacobeo principal. Algunos creen que se aprovecharon los muros del antiguo Hospital de peregrinos que allí se ubicaba para construir el edificio. Eso explicaría su forma extraña y un tanto inusual.

Entre los siglos XII y XIV se cree que llega al pueblo la imagen del Santo Cristo de Fisterra, sin embargo, y a pesar de la importancia del santo, no se erigirá una capilla en su honor hasta el siglo XVII, de estilo barroco, y con una cúpula de media naranja única en la zona. Esta capilla se erigió como brazo norte del transepto, que hasta entonces sólo contaba con la capilla del Sagrado Corazón, gótica y situada en el extremo sur.

El campanario, de gran sobriedad ornamental, se cree que pudo ser erigido entre los siglos XV y XVI, ya en estilo renacentista.

 

Fdo. Cristobal Aguilar.


Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti