Mi?rcoles, 26 de mayo de 2010
ORACIÓN PARA TENER DISCRECCIÓN AL HABLAR

Purifica, Señor todopoderoso, mi corazón y mis labios; tú que purificaste los labios de Isaías con un carbón encendido, dígnate purificarme con tu divina misericordia, de forma que yo pueda, por medio de tu Ángel, alabarte siempre, aquí, ahora y en todo momento. Amén.

Fdo. Cristobal Aguilar.
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti