Jueves, 13 de mayo de 2010
FONDOS ARCHIVÍSTICOS DEL ARCHIVO SECRETO VATICANO

Bueno aquí os traigo una vez más los fondos que la Santa Sede tiene a bien cultivar y manejar para el estudio y consulta de documentos sobre la historia de la Iglesia. EL AUTOR DEL BLOG.

El Archivo Secreto Vaticano, como archivo central de la Santa Sede, conserva la documentación que periódicamente han integrado los Órganos y las Oficinas que constituyen la Curia romana (Secretaría de Estado, Congregaciones, Tribunales, Oficinas, Consejos Pontificios y Comisiones). Comenzando con las instituciones más antiguas, podemos citar:  la Cancillería Apostólica, cuyos registros se conservan parcialmente en la serie de Registri Vaticani para después confluir en la de los Registri Lateranensi; la Cámara Apostólica, cuyas series de documentos de los Introitus et Exitus y de las Collectionae ahondan sus raíces en plena Edad Media; el Tribunal de la Sacra Romana Rota o las distintas Congregaciones nacidas o reorganizadas tras la reforma sixtina de 1588, entre las cuales cabe destacar el amplio archivo producido por la Secretaría de Estado, constituido por una parte más antigua (desde el s. XVI hasta el final de la época napoleónica) y una más reciente (desde la Restauración hasta hoy); Igual de conspicuo es el imponente archivo de la Dataría Apostólica y el valiosísimo archivo de la Congregación Consistorial.


Fondos relativos a los archivos de las representaciones pontificias

    En el Archivo Secreto Vaticano se conservan más de 75 archivos de las distintas representaciones pontificias (delegaciones y nunciaturas apostólicas) distribuidas por el mundo.  Empezando por los archivos de las primeras «nunciaturas estables» (principios del siglo XVI) como las de Venecia, Madrid, Viena, París, Varsovia, etc., continuando con las llamadas «nunciaturas de la Reforma» (Turín, Colonia, Lucerna, etc.) y terminando con las «nunciaturas de la Corte» (Graz, Bruselas, Mónaco de Baviera, etc.).  Tras la Restauración y la Independencia de las «Repúblicas Latinoamericanas» del Imperio español nacieron en el curso del siglo XIX las delegaciones apostólicas en las distintas repúblicas (comenzando por la del imperio brasileño que se había separado de la madre patria portuguesa).  Sin embargo, es sobre todo al final de la primera guerra mundial y con el desmembramiento de los Imperios Austrohúngaro, Ruso y Otomano cuando el resurgimiento de las nacionalidades produce el nacimiento contemporáneo de representaciones de la Santa Sede en los nuevos Estados.  Actualmente, la Santa Sede está representada con oficinas diplomáticas propias en casi todas las naciones del mundo.  Las Representaciones Pontificias deben integrar periódicamente sus archivos en el Archivo Secreto Vaticano.


Fondos relativos a archivos de familias o de personajes individuales

    En el Archivo Secreto Vaticano se conservan importantes archivos privados de familias nobles ligadas al Estado Pontificio por historia y tradición que a partir de las últimas décadas del siglo XIX, tras grandes dificultades financieras o para superar adecuadamente las nuevas condiciones político-sociales de Italia, han entregado, donado o vendido sus propios archivos al Vaticano.  Entre los archivos más consistentes familiares, domésticos y gentilicios (completos o parciales) cabe recordar los de las familias Boncompagni, Borghese, Della Valle-Del Bufalo, Patrizi-Montoro, Ruspoli-Marescotti, Rospigliosi. Sin embargo, el Archivo Secreto Vaticano conserva también documentación compleja producida por uno o varios personajes de la misma familia en relación con los cargos ocupados en la Curia Pontificia: como por ejemplo en el caso de los papeles conservados en el Fondo Albani (la biblioteca de Clemente XI), en el Fondo Carpegna (relativo a la actividad de los cardenales Ulderico y Gaspare Carpegna), del Fondo Pio (papeles del cardenal Carlo Pio di Savoia), etc. Por último, el Archivo conserva papeles relativos a personajes individuales que, por todo tipo de visicitudes históricas, han llegado al Vaticano:  cabe recordar, como ejemplo, los papeles conservados en el Fondo Benigni (relativos a monseñor Umberto Benigni) o los papeles conocidos como Carte Piastrelli (relativos a Luigi Piastrelli), tan importantes para la historia del modernismo.


Fondos relativos a los concilios

    En el Archivo Secreto Vaticano se conserva la documentación relativa a los Concilios de la época de la Edad Media en las más vastas series archivísticas y también los archivos completos de los últimos tres Concilios ecuménicos.  Concilio di Trento (una parte de cuya documentación relativa al pontificado de Pablo III se encuentra en el fondo Carte Farnesiane), Concilio Vaticano I y Concilio Vaticano II (cuya documentación se abrió excepcionalmente a la consulta de los estudiosos por voluntad de Pablo VI).  Sin embargo, el Archivo Secreto Vaticano conserva también fondos relativos a consejos provinciales, plenarios o sínodos locales como por ejemplo el Concilio Romano de 1725 o el Sínodo de Pistoia de 1786; asimismo, se encuentra información sobre distintos concilios locales en el fondo Congregazione del Concilio, Concilia, relativo a todos los concilios y sínodos locales sometidos a la recognitio de la Congregación.


Fondos relativos a órdenes religiosas, monasterios, abadías y archicofradías

    Por los más variados motivos históricos (supresión pontificia o extinción de una orden religiosa, supresiones napoleónicas e italianas de órdenes religiosas y por tanto de monasterios o abadías enteros, demolición de conventos, etc.) o archivísticos (reagrupación de material disperso o misceláneo tras el retorno de París del Archivo Secreto Vaticano, desmembramientos de conjuntos documentales, etc.) una serie de fondos del Archivo Secreto Vaticano está dedicada específicamente a los archivos de abadías (Abazia de los SS.  Gregorio e Siro di Bologna o Abbazia delle Tre Fontane di Roma), de conventos (por ej.: Convento di Santa Maria delle Grazie di Roma), de monasterios (por ej.: Monastero femminile agostiniano di Santa Marta in Roma); otros fondos son relativos a órdenes religiosas individuales (por ej.: Fondo Gesuiti, Fondo Celestini, Fondo Domenicani); por último, otras series son relativas a archicofradías romanas (por ej.: Arciconfraternita del Gonfalone, Arciconfraternita del SS.Crocifisso in S. Marcello, etc.).


Fondos misceláneos

    Por último, entre los fondos del Archivo Secreto Vaticano destacamos las «recopilaciones» llamadas Miscellanee, creadas a lo largo de los siglos reuniendo papeles de distinta procedencia o fruto de antiguas ordenaciones archivísticas (pensemos por ejemplo en las ordenaciones del s. XVII de los documentos del Archivo, divididas por Armarios, como sucede en el caso del archivo «diplomático» conservado en Castel Sant'Angelo). A título de ejemplo cabe citar los fondos: Instrumenta Miscellanea; Miscellanea, Armadio II (llamado en el pasado «Politicorum Varia»Gui?o; Archivum Arcis, Armaria I-XVIII.

Fuente: Archivo Secreto Vaticano.
Transcrito por: Cristobal Aguilar.
Image Hosted by ImageShack.us
By cristobalaguilar at 2011-02-03
Comentarios
 
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com Contador de visitas y estadísitcas
In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti